Islandia se convierte en el primer país europeo con mayoría de mujeres en el parlamento

En las elecciones de este domingo, las candidaturas femeninas obtuvieron 33 de los 63 escaños, pero la primera ministra Katrín Jakobsdóttir puede no seguir en su cargo, pese a que la coalición oficialista ha revalidado su mayoría.


Islandia vuelve a hacer historia en la política. En las elecciones parlamentarias este domingo (26/9) la ciudadanía eligió a 33 mujeres para componer el Althingi (como es conocido el congreso nacional islandés), lo que significa una mayoría femenina de 52%, un hecho inédito en Europa: jamás un país de ese continente tuvo un parlamento con más mujeres que hombres.

A escala mundial, hay cinco países no europeos donde las mujeres son al menos mitad del parlamento: Ruanda (61%), Cuba (53%), Nicaragua (51%), México (50%) y Emiratos Árabes Unidos (50%). Chile ha logrado ese nivel de equidad, pero solamente en la Convención Constitucional, donde hay 50% de representantes mujeres, pero el actual Congreso todavía no reproduce ese mismo equilibrio.

En Europa, el récord anterior en ese sentido pertenecía a otro país nórdico: Suecia, que llegó a tener 47% de mujeres diputadas. Aunque a los suecos nunca tuvieron una mujer como jefa de gobierno, un hito que Islandia ya alcanzó en 2009, con la asunción de la socialdemócrata Jóhanna Sigurdardóttir como primera-ministra.

De hecho, la actual mandataria islandesa también es una mujer: Katrín Jakobsdóttir, quien buscaba su reelección, pero tuvo un resultado agridulce: pese a que la coalición de gobierno revalidó su mayoría, alcanzando un 54% de los votos y 37 escaños, su partido, la Izquierda Verde, fue solo la segunda fuerza dentro del oficialismo, con 12% de los votos.

Los Verdes fueron superados por el Partido Progresista, que obtuvo 17% y podría reivindicar el cargo para su líder, Sigurdur Ingi Johannsson.

De todas formas, la hazaña islandesa es una más en un país que ha sabido estar en la vanguardia en la causa de las mujeres. En el año de 1975, el país fue escenario de una huelga de mujeres exigiendo igualdad salarial con los hombres.

En 1980 el país eligió por primera vez una mujer como jefa de Estado: la conservadora Vigdís Finnbogadóttir ganó las presidenciales de aquel año, y además fue reelegida tres veces, manteniéndose en el cargo hasta 1996.

Otro hito importante en el país se dio cuando la primera-ministra Jóhanna Sigurdardóttir asumió su homosexualidad y su relación con una mujer, convirtiéndose en el primer caso en el mundo de una persona LGBTQ+ a ocupar la jefatura de gobierno de un país.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.