Progresistas se destacan y podrían formar mayoría tras primeras elecciones en Alemania sin Merkel

El partido socialdemócrata SPD alcanza la primera mayoría, aunque el mayor crecimiento es del Movimiento Verde, mientras que la extrema derecha pierde votos y la CDU de Merkel tiene la peor votación de su historia, lo que pone en riesgo su continuidad en el poder.


Alemania vivió este domingo (26/9) las primeras elecciones federales en este siglo que no cuenta con la participación de Angela Merkel, la lideresa de la CDU (Unión Demócrata Cristiana), quien ha ganado los últimos cuatro comicios y mantenido el cargo de canciller de la mayor economía de Europa durante los últimos 16 años.

Y los resultados no son nada buenos para el oficialismo. Según lo registrado hasta las 2h (hora local), hubo un 76,7% de participación electoral, y el bloque CDU/CSU (junto con la Unión Social Cristiana de Baviera), de esta vez liderado por Armin Laschet (actual vice canciller) ha obtenido la peor votación de su historia con un 24,1% – es la primera vez que los democratacristianos no alcanzan los 30% de los votos desde la unificación de Alemania. Con eso, estaría quedando con solamente 196 escaños en el parlamento.

Ese significa una baja de 8,8% en comparación con lo alcanzado en 2017, y pone en riesgo la continuidad en el poder del bloque oficialista, que ganó los cuatro comicios anteriores, pero que de esta vez no logró la primera mayoría.

El partido más votado este domingo fue el SDP (Partido Socialdemócrata de Alemania) de Olaf Scholz, con un 25,8% hasta el último cómputo del domingo. Eso significa un crecimiento de 5,2% en comparación con lo obtenido hace cuatro años. Sin embargo, esa pequeña ventaja tampoco garantiza una mayoría. Por lo tanto, los dos primeros colocados tendrás que negociar con las demás fuerzas para obtener mayoría.

En ese sentido, la gran diferencia puede ser el tercer lugar, que ha quedado con el Movimiento Verde, la fuerza política que más ha crecido en estas elecciones. Liderados por Annalena Baerbock, los ecologistas tienen 14,8% de los votos, un 5,9% más que en 2017. Pese a que sus posiciones suelen ser más cercanas a la centro-izquierda, no está clara todavía cuál será su posición al momento de formar alianzas.

Por ahora, los Socialdemócratas estarían obteniendo 206 escaños en el Bundestag (como es conocido el parlamento alemán) y si logran conformar una alianza con los Verdes, que hasta el momento tienen 118 escaños, serían la coalición más cercana a los 324 necesarios para formar mayoría.

Además, esa posible alianza podría sumar también los 39 cupos que el Die Linke (Partido de Izquierda), de Janine Wissler, que tiene 4,9% de los votos.

Una alianza entre SDP, Movimiento Verde y Die Linke, con los escaños que esas tres fuerzas obtienen hasta ahora, tendría 361 escaños.

Por su parte, el bloque CDU/CSU espera tener al menos el apoyo del FDP (Partido Democrático Liberal) de Christian Lindner, la cuarta mayor votación, con 11,5% y 92 escaños. Esas dos fuerzas juntas reúnen 287 sillas en el Bundestag. El vice canciller Armin Laschet afirma que también intentará el apoyo de los Verdes, que sería suficiente para mantener el oficialismo en el poder, pero teniendo que hacer concesiones.

Además de los Verdes, quien también puede hacer la diferencia es el partido neonazi AfD (Alternativa para Alemania) de Tino Chrupalla, que obtiene una baja en comparación con 2017: los 10,3% alcanzados este domingo son 2,3% menos que lo registrado hace 4 años, y le entregaría 83 escaños en el parlamento.

¿Por qué pueden hacer la diferencia? Porque aquella posible alianza progresista entre SDP, Verdes y Die Linke no alcanza los 376 cupos para la mayoría, pero son mucho más que los 285 del bloque CDU/CSU junto con el FDP. Sin embargo, esos dos partidos de derecha, si obtienen el apoyo de la extrema derecha del AfD, quedarían más cerca de la mayoría que los progresistas.

Pero es poco probable que la centroderecha busque una alianza con AfD, porque eso produciría un efecto importante en su imagen ante el país, no por la caída en el apoyo a los extremistas, sino que el por el discurso neonazi de ese partido, que lo mantiene como una fuerza política totalmente aislada en Alemania, con el que nadie quiere involucrarse, más allá de eventuales coincidencias.

De todas formas, los resultados electorales pueden registrar algunos pequeños cambios en las próximas horas, alterando la distribución de escaños, por lo que todavía pueden haber novedades en ese escenario a partir del cual se harán las negociaciones para se conformar la mayoría.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.