Machista, admirador de Hitler y “corrupto anticorrupción”: el historial del representante de la derecha en el ballotage colombiano

Entre los momentos más polémicos de Rodolfo Hernández están sus dichos sobre las mujeres venezolanas, a las que trató de “fábricas de hacer niños pobres”, la entrevista en la que se declaró fan del dictador de la Alemania nazista y los casos de corrupción que lo involucran, además de una agresión a un concejal que lo denunció cuando era alcalde.

La segunda vuelta de las elecciones en Colombia tendrá un participante inesperado: se trata de Rodolfo Hernández, un empresario de 77 años, ex alcalde de Bucaramanga y líder de la recientemente creada Liga de Gobernantes Anticorrupción, quien se adueñó del segundo lugar en la jornada electoral de este domingo (29/5) tras obtener un 28,15%, quedando atrás solamente de Gustavo Petro, del Pacto Histórico (izquierda), que obtuvo la primera mayoría con un 40,32% – datos del conteo rápido informados pela Registraduría Nacional de Colombia.

La llegada de Hernández a la segunda vuelta fue una sorpresa, ya que durante toda la campaña las encuestas daban al ingeniero neoliberal Federico Gutiérrez, del Equipo por Colombia (centro derecha) como el más probable adversario de Petro en el ballotage.

Pero los últimos dos meses de campaña registraron en ascenso meteórico de Hernández en los sondeos, que se concretaron en su votación en esta primera vuelta. En la prensa local, muchos atribuyen esto fenómeno al hecho de que este empresario defiende un discurso de extrema derecha, a pesar de no ser parte del partido uribista Centro Democrático, quien tradicionalmente representa ese sector en Colombia.

De hecho, pese a no ser un camarada de partido del caudillo Álvaro Uribe y al actual presidente Iván Duque, vencedores de tres de las últimas cinco elecciones presidenciales en Colombia, Hernández sí es una figura cercana sobre todo al senador ícono del uribismo, razón por la cual algunos analista lo consideraron como un “uribista disfrazado”, una estrategia para mantener el sector electoralmente vigente sin el peso de la frustación social con pésimo gobierno realizado por Duque – las mediciones recientes le entregan al actual mandatario un índice de aprobación de un 27%, además de un 73% de rechazo.

El “viejito tiktokero”

También hay medios que apuntan en uso de las redes sociales, especialmente TikTok, Whatsapp y Twitter, como otra de las razones de su éxito: los apoyadores de Hernández en el mundo empresarial, del cual es parte, habrían invertido muchos recursos en la difusión de contenido favorable a su candidatura en plataformas como Whatsapp, Twitter y sobre todo TikTok.

Sin embargo, antes de ganar el apodo de “viejito tiktokero”, y de crear su propio movimiento político, con el curioso nombre de Liga de Gobernantes Anticorrupción, Hernández era conocido en Colombia por ser un político y empresario ultra reaccionario, extremadamente machista y (el gran plot twist) involucrado en casos de corrupción.

Entre Hitler y Einstein

Entre sus polémicas más recordadas está una entrevista que dio en agosto de 2016 a la RCN Radio, cuando era alcalde de Bucaramanga y se confesó un “seguidor del gran pensador alemán que se llama Adolf Hitler”.

De hecho, no corrigió esos dichos de alabanza al dictador de Alemania nazi hasta fines de 2021, cuando las redes sociales revivieron aquel audio poco después de que lanzara su precampaña presidencial – se justificó diciendo que quiso referirse a Albert Einstein.

“Frente a lo de Hitler pido mil disculpas, cualquiera tiene un lapsus y me equivoqué. La frase no era de él, era de Einstein. Pido mil disculpas a la comunidad judaica y a todo el pueblo colombiano”, dijo Hernández en aquel entonces.

“Fábricas de hacer niños pobres”

Pero el tema en el que Hernández colecciona más confesiones es en su desprecio hacia las mujeres. Cuando era alcalde de Bucaramanga (ciudad capital del departamento de Santander, en el Norte del país cafetero), en febrero de 2019, se volvió noticia incluso fuera de Colombia al hacer una metáfora extremadamente machista para referirse a las mujeres inmigrantes venezolanas.

“Es pura gentecita pobre, que traen sus carros, unas vienen embarazadas, otras las embarazan aquí, además que esa presencia masiva ha aumentado las cifras de sífilis y de sida. Yo advierto que se están convirtiendo en fábricas de hacer niños pobres”, declaró, en entrevista a RCN Radio.

No solo en su pasado, incluso en campaña el machismo de Hernández ha saltado a la luz. En otra entrevista radial, el candidato se refirió de esa forma a lo que espera que sea el rol de su esposa en el caso de transformarse en la primera dama del país: “es bueno que ella haga los comentarios y apoye desde la casa. La mujer metida en el gobierno a la gente no le gusta, porque ven que es invasiva y que ella no fue a la que eligieron. Al que eligieron fue al marido”.

Otra polémica suya fue cuando trató al fútbol femenino como una “modalidad recreativa”. Fue en una entrevista a una cadena televisiva, cuando le preguntan si le gusta el fútbol femenino, Hernández respondió con un seco “la verdad es que veo poco de eso”, al que el reportero insistió cuestionando si “entonces no le gusta el fútbol femenino” y el candidato finalizó diciendo que “sí porque es fútbol y lo vamos a apoyarlo en esas dos ramas del deporte: el competitivo y el recreativo, hay que apoyarlos ambos”.

Además, Rodolfo Hernández también es conocido por comparar a sus opositores a trabajadoras sexuales. Uno de sus blancos preferidos era Sergio Isnardo, su rival político en Bucaramanga. En una entrevista en 2019, dijo que su adversario “ha pasado por todos los partidos, lo han manoseado todos, lo han manoseado más que una prostituta de Puerto Wilches, lo único que no le pasó por encima fue el ferrocarril”. Cuandofue cuestionado sobre el machismo de sus declaraciones, respondió “que ellas se sientan ofendidas, pero díganme que no es verdad, ¿a las prostitutas no las manosean?”.

El corrupto anticorrupción

Aunque la guinda de la torta del pasado controversial de Hernández está en la lista de casos de corrupción en el que se ha involucrado, lo que contradice incluso el nombre de su recientemente creada coalición, la Liga de Gobernantes Anticorrupción, además de su majadero discurso de que un posible gobierno suyo iría a “barrer a las gavillas del gobierno”.

Entre los casos más conocidos que involucra a Hernández está el de los contratos irregulares con la empresa Vitalogic y la EMAB (Empresa Municipal de Aseo de Bucaramanga) entre 2016 y 2019, período en que él era alcalde.

El caso todavía está bajo investigación de la Fiscalía General colombiana, que asegura tener las pruebas que demostrarían que el exalcalde obró en el Contrato de Consultoría 096, del año 2016, para que EMAB le entregara el contrato a Jorge Hernán Alarcón, representante de la empresa Vitalogic. También se está apurando si el hijo del candidato, Luis Carlos Hernández, habría solicitado coimas de hasta 1,5 millones de dólares por ese contrato, las que habrían sido repartidas entre él y otros cinco funcionarios de EMAB.

Pero el caso ha resultado en otra polémica, cuando Hernández agredió al concejal opositor John Jairo Claro y lo increpó por las irregularidades en los contratos de EMAB y recibió una cachetada como respuesta.

El bofetón tuvo repercusiones en la Procuraduría de Vigilancia Administrativa, que determinó la suspensión e inhabilidad del alcalde Hernández por un periodo de ocho meses, además de una multa por 124 millones de pesos colombianos (26 millones de pesos chilenos), al encontrarlo culpable de haber agredido a un servidor público.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.