Miércoles, Febrero 28, 2024

Lula ofrece conferencia exclusiva a medios independientes y promete fortalecer periodismo más amplio en Brasil

Compartir

La primera conferencia de prensa ofrecida por el Presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en su tercer mandato en el Palacio del Planalto tuvo muchos significados, aunque el mayor de ellos tiene que ver con la representatividad, ya que fueron invitados solamente representantes de medios independientes y no los periodistas de los medios hegemónicos de la prensa empresarial.

De esa forma, estaban presentes periodistas de Mídia Ninja, Agência Pública, Opera Mundi, Alma Preta, Brasil de Fato, Revista Fórum, Brasil 247 e incluso de canales de Youtube, como Meteoro Brasil y SoberanaTV.

En la entrevista, Lula dijo que “este es un gobierno que se propuso la tarea de reconstruir el país dejado por mi antecesor (Jair Bolsonaro), pero tenemos la oportunidad de en esa reconstrucción hacer algo mejor que lo que había antes, como un periodismo que esté direccionado a todos los públicos, y es tarea del gobierno promover una política de promoción de ese periodismo que tenga más diversidad, que todas las personas se sientan representadas por esa red de medios”.

Quien también participó de la conferencia, sentado al lado de Lula, fue el secretario de Comunicación de Brasil, Paulo Pimenta, quien explicó que el nuevo gobierno pretende “estructurar un sistema de comunicación que comprenda toda la complejidad de Brasil, que entienda que existen diferentes formas de comunicarse, diferentes realidades, diferentes públicos y todos ellos tienen que estar integrados a nuestra política de comunicación”.

Pimenta fue enfático al decir que “Brasil tendrá una política pública dedicada a fortalecer la prensa independiente”, según sus propias palabras.

“Estamos preparando proyectos que no involucran solamente a la Secretaría de Comunicación, porque estamos trabajando en conjunto con el ministro de Justicia (Flávio Dino) y el ministro de Derechos Humanos (Sílvio Almeida) en esa labor de preparar una serie de medidas que permitan estructurar y fortalecer una red de medios independientes, que tengan presencia en los territorios, capaces de comunicarse con todos los públicos, todas las formas de diversidad que componen la sociedad brasileña”, aseveró Pimenta.

Lula difiere de Boric sobre Ucrania, Cuba y Venezuela

Durante la entrevista, el Presidente brasileño fue consultado sobre los más diversos asuntos. En términos de política internacional, llamó la atención el hecho de que sus posturas son bastante diferentes a las del mandatario chileno Gabriel Boric, pese a que ambos son ideológicamente cercanos.

Consultado, por ejemplo, sobre la guerra entre Rusia y Ucrania, Lula criticó al gobierno de Putin por invadir el territorio del país vecino, pero se negó a manifestar apoyo explícito a Kiev.

“Hoy no tenemos a nadie discutiendo la paz. Los Estados Unidos no hablan de paz. Toda Europa está involucrada en la guerra, directa o indirectamente. Entonces, ¿quién puede negociar la paz? Los países que no están en la guerra”, afirmó Lula.

El mandatario brasileño recordó la reciente visita del canciller alemán Olaf Scholz a Brasilia, destacando que recibió el pedido de que el país sudamericano vendiera armas y munición a Ucrania para ayudarla en la guerra, y rechazó esa posibilidad. “Le dije (a Scholz) que si un ruso muere con municiones que salieron de Brasil, nosotros estaríamos participando de la guerra, y Brasil no quiere estar involucrado en esa guerra porque necesitamos de gente dispuesta a construir la paz en este mundo”, dijo.

Lula también mencionó su reunión con Joe Biden, el próximo viernes en Washington, señalando que propondrá la formación de un grupo de países que negocien la paz en el conflicto Rusia-Ucrania, y dijo que China, India, México e Indonesia deberían ser algunos de los involucrados en ese esfuerzo.

Otra postura de Lula que se aleja bastante de la adoptada por el gobierno chileno tiene que ver con las relaciones con Cuba y Venezuela. El Presidente destacó el hecho de que su país retomará sus relaciones con ambos países, interrumpidas por Bolsonaro por cuestiones ideológicas.

“Brasil nunca había participado del bloqueo a Cuba. Vamos a recuperar nuestras relaciones de la forma más civilizada, que siempre tuvimos con un país que siempre ha sido un socio comercial interesante, porque Brasil exporta servicios y alimentos a Cuba, y Cuba siempre ha sido un buen pagador”, aseveró el mandatario sudamericano.

Sobre Venezuela, Lula afirmó que pretende reunirse con su homólogo Nicolás Maduro este año, pero que ese encuentro deberá atender a cuestiones de seguridad, por lo cual todavía no hay una fecha exacta para la cita.

De todas formas, el mandatario brasileño justificó la decisión de acercarse nuevamente con el vecino, recordando que “Brasil llegó a tener un superávit comercial con Venezuela de más de 2 mil millones de dólares; no podemos ignorar una cifra como esa y no podemos tratar mal a un socio, que además es un país vecino, de esa importancia”.

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.