Los cuatro nombres que suenan como favoritos para reemplazar a Boris Johnson en Reino Unido

Según encuesta publicada por la BBC inglesa, el favorito dentro del Partido Conservador británico sería el secretario de Defensa, Ben Wallace, pero la ministra de Comercio, Penny Mordaunt; el ex canciller de Hacienda, Rishi Sunak; y la secretaria de Asuntos Exteriores, Liz Truss, también tienen chances.
Arriba: Liz Truss y Rishi Sunak; abajo: Penny Mordaunt y Ben Wallace

La renuncia del ahora ex primer ministro británico Boris Johnson ha generado un grado mediano de sorpresas en la opinión pública del Reino Unido, donde muchos ya esperaban que la reciente seguidilla marcada por polémicas sexuales y declaraciones desafortunadas involucrando al ex jefe de Gobierno y figuras cercanas a él, pudiera generar decisiones como el paso al costado anunciado este jueves.

El escándalo empezó el pasado 30 de junio, cuando se descubrió que Chris Pincher, entonces jefe de la bancada del Partido Conservador en la Cámara de los Comunes y figura muy cercana a Johnson, habría acosado y manoseado a dos hombres en un club privado de Londres. El Gobierno escaló en la crisis con una serie de decisiones equivocadas que pusieron en duda la postura de Johnson sobre el incidente, luego de que gran parte de los medios británicos considerara que el primer ministro trató de defender a Pincher y de acusar a la prensa de “difamarlo con denuncias sin fundamento”.

Además, Johnson empeoró su situación al realizar declaraciones que tuvieron mala repercusión, incluso cuando buscó huir del llamado Caso Pincher. En una de sus “Boriscosas”, el británico afirmó que “si Putin fuera mujer no habría invadido a Ucrania”, lo que generó una ola mundial de chistes y memes, además de una respuesta irónica del mismísimo Presidente ruso, quien le recordó a Johnson el ataque de tropas del Reino Unido a las Islas Malvinas, territorio sudamericano a decenas de miles de kilómetros de Londres, durante el gobierno de una mujer: Margaret Thatcher.

Pero la caída de Johnson no significa un cambio de rumbo más drástico en la política británica, debido a que el Partido Conservador sigue con la mayoría en el Parlamento, por lo que la próxima primera ministra o primer ministro será un nombre que saldrá elegido desde dentro de sus filas.

De hecho, hace algunos días surgieron algunas encuestas, publicadas en distintos medios, midiendo justamente el apoyo que algunas figuras poseen dentro del Partido Conservador británico, y que surgen como los favoritos para remplazar a Johnson.

Una de esas encuestas fue realizada esta semana por la consultora YoGov y publicada por la BBC. El sondeo entrevistó a 716 políticos “tories” (como son conocidos los miembros del Partido Conservador) y arrojó un escenario de casi empate entre el secretario de Defensa, Ben Wallace, y la ministra de Comercio, Penny Mordaunt.

Wallace fue el nombre más citado entre los entrevistados, con un 13% de las menciones, mientras que Mordaunt tiene pocos votos menos, quedando con un 12%. En un segundo bloque de pretendientes están el ex canciller de Hacienda, Rishi Sunak, con un 10%, y la secretaria de Asuntos Exteriores, Liz Truss, con un 8%.

Sin embargo, la prensa británica afirma que Wallace y Truss podrían tener cierta ventaja debido a su compromiso de fortalecer el apoyo de Reino Unido a Ucrania y a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), debido a la guerra trabada en territorio ucraniano contra la Rusia de Vladimir Putin.

Según la BBC, Ben Wallace sería un nombre ideal en ese sentido, por su historial de ex soldado y por saber imponer el discurso sobre el rol que juega el Reino Unido en el apoyo bélico a Kiev. También tendría a su favor una buena relación con autoridades políticas y militares de los Estados Unidos, de la Unión Europea y de la OTAN.

Por su parte, Liz Truss tiene a su favor una actuación firme en favor del objetivo de ayudar a Ucrania a vencer la guerra y un discurso en el que insiste en la importancia de esa meta para los intereses de Reino Unido y de toda Europa. Además, ha defendido fuertemente las sanciones económicas impuestas a Moscú, pese a los efectos negativos a la economía británica generados por esas medidas, según postulan algunos analistas.

Pese a que Penny Mordaunt también ha sido secretaria de Defensa, lo hizo durante solamente tres meses, en 2019, antes que Boris Johnson asumiera como primer ministro. Sus chances para remplazarlo en el cargo se dan por sus labores durante el período de la ex primera ministra Theresa May; además de Defensa, Mordaunt pasó por la Secretaría de Desarrollo Internacional, el Ministerio de la Mujer y el Ministerio de las Personas con Discapacidad.

El otro integrante del grupo de favoritos es Rishi Sunak, pero sus fortalezas no están en los temas externos, sino que en los internos: fue uno de los primeros del gabinete en presentar su renuncia tras la seguidilla de escándalos que han golpeado al Ejecutivo británico y tiene una postura más antieuropea que los demás favoritos, lo que le convierte en el preferido de muchos militantes pro Brexit.

Otros nombres menos recordados en la encuesta, aunque no descartados del todo, son los de Michael Gove (ex ministro de Vivienda y Comunidades), Dominic Raab (ministro de Justicia y viceprimer ministro), Tom Tugendhat (presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de los Comunes), Jeremy Hunt (ex secretario de Asuntos Exteriores), Nadhim Zahawi (actual canciller de Hacienda), Sajid Javid (ex ministro de Salud) y Priti Patel (ministra del Interior).

Graham Brady, jefe del llamado Comité 1922, el organismo de la bancada conservadora que promovió la moción de censura contra Johnson en junio, afirmó que la elección del nuevo primer ministro debe iniciarse la próxima semana.

En la primera etapa, los miembros conservadores de la Cámara de los Comunes deberán votar en una primera ronda, en la cual eliminarán a todos los candidatos que no obtengan el mínimo de 18 votos. Si todos los competidores superan ese umbral, se elimina solamente al que tuvo menos votos.

Los sobrevivientes de esa primera etapa encararán el mismo desafío en la segunda, pero con una meta doblemente más exigente: se requieren 36 apoyos como mínimo para pasar a la fase siguiente. Esa dinámica se repetirá las veces que sean necesarias, hasta que queden dos nombres en la disputa.

Finalmente, esos dos vencedores de las fases previas se enfrentarán en una elección en la que ganará la persona que obtenga una mayoría simple de los votos, que pasará a ser jefe de Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Total
6
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.