domingo, julio 21, 2024

¿Interés en el petróleo?: Líderes europeos se acercan a Maduro y lo convierten en primera estrella de la COP27

Comparte

Pasadas las tres primeras jornadas de reuniones en la 27ª Conferencia de las Partes (COP27), que se realiza en la ciudad egipcia de Sharm el-Sheikh, surge un inesperado protagonista en la lucha contra el cambio climático: el Presidente venezolano Nicolás Maduro.

El mandatario bolivariano ha sido la figura de esta primera semana, especialmente por su propuesta de una alianza entre los países de América del Sur para la defensa de la Floresta Amazónica, idea que ha ganado el apoyo de Gustavo Petro, flamante Presidente de la vecina Colombia, y en la cual espera recibir también el refuerzo de Luiz Inácio Lula da Silva, el recién elegido mandatario de Brasil, que asumirá en el Palacio del Planalto en enero, pero que vendrá a Egipto en la segunda semana del evento como representante de su país, en lugar del negacionista Jair Bolsonaro.

La iniciativa de Maduro tiene como objetivo fortalecer la OTCA (Organización del Tratado de Cooperación Amazónica), entidad creada en 1995 y en la que los ocho países que poseen territorio amazónico realizaban políticas conjuntas para la protección del ecosistema de la floresta; aunque el proyecto ahora sería potenciarla con más recursos y mejor articulación que antaño.

Actualmente, forman parte de la OTCA: Brasil, Venezuela, Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú, Guayana y Surinam. Además, está la posibilidad de que Francia pueda formar parte de la organización, debido a que posee una colonia en territorio amazónico, la Guayana Francesa.

Esa cercanía entre la colonia sudamericana de Francia y el territorio de Venezuela fue una de las razones levantadas para explicar el encuentro más inusitado de estos primeros días de COP27, entre el Presidente galo Emmanuel Macron y Nicolás Maduro, que se dieron las manos y se dejaron fotografiar juntos en los pasillos del hotel sede del evento.

No es absurdo especular, sin embargo, que el principal tema de acercamiento entre los dos mandatarios no tiene nada que ver con el medio ambiente, sino todo lo contrario. Las necesidades energéticas de Francia y toda Europa, debido a las sanciones a Rusia por la guerra con Ucrania, han empujado a los gobiernos del Viejo Continente a buscar alternativas de suministro de petróleo y de gas que sean lo menos costosas posible, y por supuesto las inmensas reservas petroleras venezolanas pasaron a ser una opción muy interesante en ese escenario.

“América Latina se está recomponiendo y hay un camino que construir. Francia tiene que jugar ahí un papel positivo y estamos tratando de hacer eso, pero me encantaría que pudiéramos hablar un poco más y que pudiéramos comenzar un trabajo bilateral que sea útil para el país y la región”, comentó Macron, cuando fue consultado sobre el encuentro con Nicolás Maduro.

Pero el Presidente francés no fue el único líder europeo en aprovechar la COP27 para acercarse a Venezuela. También lo hizo el portugués António Costa, con quien la conversación fue mucho más allá, e incluyó una invitación de Maduro para que su homólogo visite Caracas y a la gran comunidad portuguesa que reside en ese país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.