Informes de bomberos revelan graves negligencias en investigación de los incendios en estaciones La Granja y Pedrero

Este medio tuvo acceso exclusivo a documentos de cada caso, que evidencian errores en las investigaciones que se utilizaron para dictar condenas. Omar Jerez y Jeremy Ramírez llevan más de un año en prisión preventiva acusados del incendio en estación La Granja ocurrido el 18 de octubre del 2019, sin embargo Bomberos no acudió al lugar aquella noche y el informe lo realizaron a través del análisis de las cámaras de seguridad. En el siniestro en estación Pedrero, que mantuvo a Daniel Morales y su sobrino en la misma situación, el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa realizó los peritajes nueve días después y no hubo concordancia en la hora del incendio.


Eran las 23:20 horas del viernes 18 de octubre del 2019 y en la población San Gregorio Omar Jerez (34) esperaba unas papas fritas al frente de su casa, luego de una extensa jornada laboral en Lo Espejo. El ruido metálico de los cacerolazos desde la estación La Granja -ubicada a un par de cuadras- llamó su atención, dejó encargada la comida y caminó durante 10 minutos hacia el lugar.

Al llegar, se dio cuenta que había mucha gente alrededor. Subió a la boletería, conectada a través de una pasarela peatonal que cruza Américo Vespucio, y observó el humo que salía desde su interior.

“Alrededor de las 23:30 horas (…) el imputado Omar Jerez Meza en compañía de un número indeterminado de otros individuos, procedió a ingresar a dicha estación (…) procedieron a causar un incendio a la misma, consistiendo su actuar en propagar, junto a otros sujetos, a través de diversos elementos combustibles el fuego que consumía una oficina ubicada al ingreso del lugar”, se lee en la acusación de la Fiscalía Metropolitana Sur, de septiembre del 2020.

Según un reportaje publicado anteriormente por este medio, el segundo implicado en este caso, Jeremy Ramírez (20), entró a la estación a las 23:33 horas, tres minutos después que Omar. Usó una silla y otros elementos para golpear la ventanilla de las boleterías.

En su declaración del dos de junio, Omar afirmó que la estación ya estaba abierta cuando llegó, también sostuvo que se acercó a una oficina en donde había un mueble tipo silla o escritorio quemándose. Reconoce que trató de prender unos papeles sueltos con un encendedor y al ver que comenzaron los robos decidió irse a las 23:45 horas, aproximadamente.

A las 00:30 horas ya estaba en su casa, tratando de dormir.

Un par de semanas después, el jueves siete de noviembre del 2019 a las 19:00 horas, fue detenido por Carabineros mientras caminaba para ir a comprar a la botillería del barrio. Al día siguiente fue formalizado en el 12º Juzgado de Garantía de Santiago y desde hace un año está en prisión preventiva junto a Jeremy Ramírez, ambos acusados por el delito de incendio y daños a la estación La Granja, mientras persisten las dudas respecto a las pruebas y el procedimiento que los condenó a permanecer en la cárcel.

-La noche del 18 de octubre no hubo llamadas a bomberos, no se registraron llamadas a la compañía respectiva. Solo llegaron a la estación dos carabineros, entre doce y una de la madrugada, sacaron fotografías del lugar, de los daños y nada más. Esa estación sufrió incendios el 18, 19 y 20 de octubre, y los bomberos llegaron al lugar por el incendio del día siguiente, no del 18 de octubre-, afirma Cristián Ahumada, abogado que defiende a Omar Jerez.

En la acusación de la Fiscalía y en la querella del Ministerio del Interior, no se menciona la llegada de personal de bomberos a la estación. Recién el 19 de diciembre del 2019 el fiscal del caso, Alex Cortez, solicitó a la Comandancia del Cuerpo de Bomberos de La Granja, San Ramón y La Pintana, realizar un informe para determinar el origen y causa del incendio del 18 de octubre.

Dicho documento fue presentado el 25 de mayo del 2020 por el comandante de bomberos Alberto Pulgar con un peritaje basado en las imágenes de las cámaras de vigilancia de la estación. No se realizó de manera física en el lugar.

“El fuego causa daños totales en oficina de administración y boletería de estación La Granja, según información audio-visual, obtenida por esta fiscalía (…) En el minuto 07:14 de la grabación, se aprecia la primera combustión generada en el rincón izquierdo de la entrada a la estación, esta habría sido al lado de las oficinas que se encuentran a la entrada”, se explica en el informe a cargo del Inspector del Departamento de Investigación de Incendios de La Granja, Cristián Garay.

También se menciona que en el minuto 12:38 se observa a un individuo arrojando  objeto en ignición, en dirección a las oficinas de administración.

“lndividuo con chaqueta y pantalones largos en el minuto 21:34 arroja objeto al fuego ya igniciado, el cual se desconoce. Este último objeto, alcanza la temperatura de ignición aumentando la llama existente”, explica el documento.

En las conclusiones sobre origen y causa del incendio se determinó que se inició en la oficina al costado derecho de la entrada principal y en la boletería de la estación. En el punto de origen se especificó que fue por contacto directo con elemento generador de calor, que no fue encontrado en el lugar. Además, se confirma que fue provocado.

Para la defensa de Omar Jerez existe otra irregularidad en la investigación y es que en el certificado de daños emitido ese mismo día, realizado y firmado por Carlos Pardo, Gerente de Operaciones y Servicios de Metro, se especifica que el incendio se produjo a las 21:30 horas, teniendo un avalúo total de daños y perjuicios patrimoniales de $1.029.396.000. Esta información fue utilizada como prueba documental en la demanda civil de Metro S.A en contra de Omar Jerez.

-Es un informe muy precario, considerando que se trata de gente especialista. Posee graves errores, de los que nos percatamos al revisar las imágenes. Este es prácticamente un informe de opinión, un análisis técnico de filmaciones, y es lo único que tienen. Bomberos no fue al lugar y para realizar este seudo informe, se demoraron meses, y contiene tan solo tres páginas-, explica Cristián Ahumada.

Para Jhon Maulen, abogado defensor de Jeremy Ramírez, no se puede realizar un informe técnico haciendo referencia a una observación activa del sitio del suceso cuando en realidad lo que hubo fue un análisis de las cámaras del metro de La Granja.

-En la carpeta investigativa se indica que el primer llamado a Bomberos fue el 19 de octubre y no el 18. También podemos apreciar que un funcionario de Metro estaba operando la cámara de vigilancia ¿Por qué no llamó a Carabineros y bomberos? Y si llamó, ¿Por qué no llegaron con prontitud? Son interrogantes que, entre otras, buscan ser aclaradas-, sostiene Maulen.

Además, para este caso se tiene contemplados 25 testigos, de los cuales 12 son carabineros y cinco son bomberos, entre ellos, Cristián Garay.

-Por lo general tengo una buena opinión de Bomberos, pero lamentablemente es una institución que está siendo presionada para hacer peritos particulares del Ministerio Público, y lo digo por este caso, ya que se demoraron mucho tiempo en hacer este informe del video y el fiscal constantemente les reiteraba la solicitud. Bomberos son presionados por las cúpulas de poder que intentan, con la labor de bomberos, encontrar pruebas en contra de personas-, dice Cristian Ahumada.

El fuego de estación Pedrero

Eran las 23:07 horas del viernes 18 de octubre del 2019, y un llamado a la Central del Cuerpo de Bomberos Metropolitano Sur dio aviso de un incendio en la esquina de Vicuña Mackenna con avenida Departamental. Se trataba de fuego al interior de la estación Pedrero.

Tres horas antes, en las afueras de este lugar había comenzado un banderazo de los hinchas de Colo Colo para apoyar la protesta social. Ahí estaba Daniel Morales (36) y su sobrino, B.S (17).

A las 22 horas la situación se salió de control y un grupo de 40 personas ingresó a la estación, y 15 minutos después inició el fuego. Daniel y B.S también entraron, pero al ver los disturbios decidieron volver a sus casas.

Al igual que en el caso del metro La Granja, pasaron alguna semanas antes que carabineros llegara a detenerlos y comenzara su pesadilla. El siete de noviembre detuvieron a B.S, quién siempre aseguró que era inocente, y el 13 de diciembre cayó Daniel, tras soportar por varias semanas seguimientos y acoso por parte de Carabineros, como explicó en una entrevista a este mismo medio.

Daniel estuvo un año encarcelado en Santiago Uno, acusado de incendiar estación Pedrero junto a su sobrino de 16 años. Sin embargo, el tres de noviembre del 2020 fueron absueltos por ilegitimidad de las pruebas.

Según un pre informe pericial del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, emitido el ocho de noviembre del 2019 al que tuvo acceso La Voz de los que Sobran, el origen del incendio comenzó en dos oficinas administrativas, cercanas al hall de acceso de usuarios. La causa del fuego según este documento fue por efectos de la aplicación de un elemento portador de fuego no determinado, con la manipulación de algún tipo de acelerante, derramado, lanzado o dejado en el lugar.

Sin embargo, el 13 de abril del 2020, el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa envió un informe final a la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente, precisando el origen y causa del incendio de estación Pedrero, a solicitud del fiscal Omar Mérida. Acá se cambian las condiciones y se plantea un origen distinto para el incendio.

“Con fecha 27 de octubre de 2019, se visitó la estación incendiada en compañía de personal de Carabineros, PDI, y a cargo del equipo de investigación de Incendios del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa el inspector Luis Antonio Cepeda Fuenzalida (…) Mediante la prensa nos enteramos del vídeo que generaron las cámaras de seguridad de la estación de metro, las imágenes fueron entregadas a este departamento para un análisis y aportar de acuerdo a nuestros conocimientos la determinación de la causa”, se lee en el informe realizado por Luis Antonio Cepeda Fuenzalida, inspector del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, que además sirve a las comunas de Peñalolén, La Reina, Macul y La Florida.

Se menciona que en las imágenes se logró apreciar a una persona con polera blanca, quien deja caer un elemento en donde hay un fuego incipiente y que en segundos genera un mayor volumen de fuego. En la causa del fuego se especifica que fue por elementos combustibles sólidos lanzados o dejados en el lugar.

-El segundo informe de bomberos es un traje a la medida que se ajusta a las acusaciones del Ministerio Público. Cabe decir que en el pre informe y en el informe el origen del incendio es el mismo, pero en la causa cambió. En el primero se dice que se debió a un líquido acelerante y en el segundo que fueron por elementos combustibles, y ambos son conceptos distintos. Aquí hubo falta de rigurosidad científica-, explica Rodrigo Román, abogado defensor de B.S.

También hay otra situación que llamó la atención del abogado, y es que los peritajes se realizaron nueve días después del incendio, cuando el sitio del suceso ya había sido alterado tras el aseo con una hidrolavadora.

Debido a las dudas, los abogados defensores Lorenzo Morales y Rodrigo Román, solicitaron un peritaje independiente que fue elaborado el 24 de julio del 2020, y presentado durante el juicio oral.

“Es de notar que el pre informe no utiliza la palabra incendio, lo que para el común de los bomberos significa un fuego de menor envergadura (…) no se llevaron a efecto ninguna pericia de investigación de incendios el día del siniestro (…) El grado de intervención por las tareas de limpieza obedecen en magnitud, a trabajos mayores de reconstrucción. Se retiran todos los escombros, se exfoliaron muros y el pulido del piso, modificando sustantivamente todas las superficies del lugar de origen del fuego”, explicaron los peritos independientes.

En este documento de 17 páginas además se señala que el pre informe no entregó los antecedentes necesarios para sindicar que un objeto portador de fuego provocó las llamas, puesto que no hay vestigios de este, y que tampoco se ofrece evidencia suficiente para afirmar la presencia de un líquido acelerante.

Lorenzo Morales, por su parte, asegura que otra negligencia importante en la investigación fue que la hora de llegada de bomberos no es concordante ya que el único bombero que declaró – Carlos Silva – pertenece al Cuerpo Metropolitano Sur y sostuvo que llegaron a la estación a las 22:30 horas, cuando la llamada de emergencia  a la central fue a las 23:07.

Esta contradicción quedó en evidencia en el certificado de daños preliminares elaborado y firmado por Carlos Pardo, Gerente de Operaciones y Servicios de Metro S.A, quien indicó que la hora del incendio fue a las 21 horas.

-Los informes son inacabados, inconsistentes y científicamente no tienen una validez. Acá en Chile nos hemos fijado que en la investigación de incendios se rigen por sus propias normas, lo que es muy precario, siendo que la mayoría de los imputados por incendio arriesgan penas muy altas-, concluye Morales.

Daniel y B.S finalmente fueron absueltos por el incendio de la estación Pedrero, mientras están a la espera de la resolución de nulidad solicitada por el Ministerio del Interior y Fiscalía.

Total
1K
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts