Informe GLAAD 2020: La comunidad LGBT en el cine hollywoodense

Informe GLAAD 2020: La comunidad LGBT en el cine hollywoodense

La Alianza de Gays y Lesbianas Contra la Difamación (GLAAD, según su sigla en inglés) ha dado los resultados de su informe en el que muestra la visibilidad de las identidades y disidencias de género en la gran industria del cine. Por tercer año consecutivo, no hubo personajes trans en las películas de estudio de Hollywood. La diversidad racial queer también se desplomó.


Hace unas semanas, la Alianza de Gays y Lesbianas Contra la Difamación (GLAAD) presentó su informe anual en el que evalúa de qué modo fue retratada la comunidad LGBTIQ+ en las películas lanzadas por el mundo del cine en 2019. Para ello, esta organización estadounidense –fundada en 1985– realiza una encuesta en la que analiza el conjunto de películas estrenadas por los ocho principales estudios cinematográficos de Hollywood durante la última temporada (118 títulos), con el fin de determinar qué tan amplia y correcta ha sido la representación de las diferentes identidades y disidencias de género. A partir de los resultados obtenidos, expresados en términos porcentuales, la entidad califica a las empresas productoras con el fin de aprobar o desaprobar el trabajo realizado.

Con los resultados en mano, la presidente de GLAAD, Sarah Kate Ellis, afirmó que «a pesar de haber un porcentaje récord de películas que incluye a personajes LGBTIQ+, la industria aún tiene un largo camino por recorrer en términos de representar de manera justa y precisa a la comunidad”. El estudio presentado concluye por un lado que la representación de las diferentes identidades en las películas de los principales estudios alcanzó un nuevo máximo de 22 películas, solo un 18,6% del total. Eso sí, la cifra resulta superior a la del informe 2018, donde solo 20 de un total de 110 películas (18,2%) tenían personajes LGBTIQ+.

La principal herramienta utilizada por GLAAD para analizar a las películas en cuestión es la Prueba Vito Russo, un mecanismo inspirado en el famoso Test de Bechdel, creado para evaluar la forma en que los personajes femeninos son representados dentro de una narrativa. Para pasar la Prueba Vito Russo, una película debe cumplir con las siguientes condiciones: tener al menos un personaje que sea identificable como lesbiana, gay, bisexual o transgénero; ese personaje no debe ser definido solo por su orientación sexual o identidad de género, sino que debe poseer otras características que le sumen más de una dimensión; el personaje LGBTIQ+ debe ser parte crítica de la trama, de modo que la misma no tendría sentido si fuera extraído.

Visibilidad LGBTIQ+

Pese a que los resultados mostraron un aumento en relación al informe anterior, la organización se manifiesta preocupada por la disminución en la representación de lesbianas y bisexuales. Según sus datos, los hombres gay aparecieron en 15 de las 22 películas inclusivas (68%), un aumento en comparación con el 55% del año pasado. En tanto que la representación de las lesbianas se redujo a solo ocho títulos, que equivalen al 36% de la lista de películas inclusivas, contra el 55% de 2018. Asimismo, la representación de los bisexuales cayó ligeramente al 14% de las películas inclusivas de 2019, contra el 15% del año anterior.

En la misma dirección, Ellis señaló que por tercer período consecutivo «no hubo ninguna película de los principales estudios con personajes transexuales”, situación que calificó como “decepcionante”. Además, la diversidad racial entre los personajes representados se desplomó en 2019 en comparación con años anteriores. En 2018, el 42 por ciento de los personajes LGBTIQ+ en las películas de Hollywood eran personas de color. El año pasado, ese porcentaje cayó a 34. 

glaad
Elton John (Taron Egerton)

Como en años anteriores, drama y comedia fueron los géneros más inclusivos en 2019, seguidos por otros como la acción, el fantástico y el terror. Dentro del drama, GLAAD destaca títulos como El buen mentiroso (Warner) o El escándalo (Lionsgate); entre las comedias, Chicos buenos (Universal), Booksmart (United Artist) o el musical basado libremente en la vida de Elton John, Rocketman (Paramount). Mientras que en el terreno de los films de terror o acción, el informe menciona It 2 (Warner). Acá, entre otras cosas, el personaje interpretado por el cineasta Xavier Dolan (conocido por el abordaje de temáticas LGBTQ en sus películas) es asesinado a causa de su identidad sexual. Otras de las victorias mencionadas en el informe incluyen a Taron Egerton por su actuación como Elton John en Rocketman; Antonio Banderas en el papel principal de Dolor y Gloria; Kaitlyn Dever en Booksmart; y Bill Hader en It 2.

Entre los estudios, Paramount Pictures es el que tuvo el mayor porcentaje de películas con contenido LGBTIQ+ (tres títulos). Mientras que Lionsgate es la que aportó el mayor volumen con cinco títulos, que representan el 25% de su lista.

Los personajes a «destiempo»

La encuesta mencionó que sólo nueve de las películas incluían un personaje LGBTIQ+ que tuviera más de diez minutos de tiempo de pantalla. En tanto, más de la mitad de estos personajes recibieron menos de tres minutos de tiempo total de pantalla; 21 de ellos apareciendo por menos de 60 segundos, fallando en la Prueba de Vito Russo. A este último grupo pertenecen, por ejemplo, Toy Story 4Avengers: Endgame o Star Wars: The Rise of Skywalker.

En el caso de la película de los súper héroes de Marvel, donde aparece un hombre hablando de ir a una cita con otro hombre durante una sesión de terapia dirigida por el Capitán América, GLAAD señaló que «si bien la escena en sí misma es un buen momento de inclusión, se pierde y no tiene importancia para la trama, con el personaje en pantalla durante menos de un minuto». El informe usó el mismo argumento para la escena donde salen dos mujeres besándose en Star Wars: The Rise of Skywalker, otro lanzamiento de Disney. «Este tipo de momentos se sienten a destiempo en comparación con los avances que se han hecho en el cine independiente», dice el informe.

The Adjudicator (Asia Kate Dillon)

GLAAD también consideró que películas como Hustlers y John Wick: Capítulo 3, que presentaban actores trans y no binarios, fallaron en el test Vito Russo. En Hustlers, el informe señala que el personaje interpretado por de Trace Lysette no tiene una historia de fondo desarrollada. GLAAD tampoco contó el rol de Lysette en su recuento de personajes LGBTIQ+, ya que no fue identificada como trans en la película. En John Wick , Asia Kate Dillon interpretó a The Adjudicator, pero «nada en la película indica que Tel personaje no sea binario para la audiencia».

«El cine tiene el poder de educar, iluminar y entretener a las audiencias de todo el mundo y, en el clima político y cultural divisivo de hoy, debemos priorizar la narración de historias LGBTIQ+ y las historias de todas las personas marginadas. A pesar de ver un alto porcentaje récord de películas LGBTIQ+ que incluyen este año, la industria todavía tiene un largo camino por recorrer en términos de representar de manera justa y precisa a la comunidad LGBTIQ+», concluye Sarah Kate Ellis.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *