“Impedir que ideologías contaminen educación de niños”: El argumento de diputados RN que buscan prohibir lenguaje inclusivo

Diputados Cristóbal Urruticoechea y Harry Jürgensen

Cristóbal Urruticoechea y Harry Jürgensen ingresaron un proyecto de ley inspirado en lo ocurrido en Francia.


Este miércoles los diputados de Renovación Nacional (RN) Harry Jürgensen y Cristóbal Urruticoechea ingresaron al parlamento un proyecto de ley que -como indica su nombre- modifica la Constitución con el objetivo de “prohibir las alteraciones gramaticales y fonéticas que desnaturalicen el lenguaje, en la educación parvularia, básica y media”.

La iniciativa está inspirada en lo ocurrido en Francia, donde se prohibió oficialmente la utilización del denominado lenguaje inclusivo en sus establecimientos educacionales, lo que a juicio de los congresistas chilenos es comparable con el impedimento que actualmente rige en nuestra Constitución respecto al “proselitismo político partidista en la enseñanza reconocida oficialmente por el Estado”.

Los parlamentarios de derecha argumentan que con su proyecto se estaría “impidiendo que las ideologías contaminen mediante el lenguaje la educación de los niños y adolescentes, y evitando que de este modo se coarte o restringa el derecho preferente que tienen todos los padres y madres de educar a sus hijos según los valores y principios que estimen pertinentes”.

“Estamos convencidos que esta reforma constitucional tendrá un impacto positivo en la educación nacional y promoverá el uso correcto, oportuno y adecuado del lenguaje dentro de las aulas de clase”, añaden Jürgensen y Urruticoechea.

Total
31
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.