VIDEO | “Los militares disparaban a cualquiera, no respetaban niños”: esposa de comunero que fue dado por muerto en Cañete

Imagen referencial / Leonardo Rubilar, Agencia Uno

En las últimas horas ha comenzado a circular información que rectifica los antecedentes que señalaban que fueron dos los mapuches asesinados por funcionarios de la Armada. La pareja de uno de ellos entrega una versión que desmiente lo declarado por el Gobierno.


Como Jordan Eduardo Llempi Machacan (23) ha sido identificado el comunero mapuche asesinado este martes por funcionarios de la Armada de Chile -institución que acompaña las labores represivas de Carabineros en la provincia de Arauco en la Región del Biobío-, en un incidente ocurrido en la Ruta P72, que une las comunas de Cañete y Tirúa.

Durante el hecho también resultaron heridas al menos otras tres personas, trascendiendo que una de ellas sería una niña de tan solo 9 años de edad.

Ingreso de uno de los heridos al Hospital de Temuco / Agencia Uno

Entrevistado por la prensa al llegar al Hospital de Temuco, uno de los heridos identificado como José Huenchuleo relató que él conducía su vehículo por la aludida ruta cuando se encontró con la caravana de carabineros y marinos, y uno de estos últimos “se da la media vuelta y nos dispara a quemarropa”. Junto con ello, advirtió que dentro de su camioneta iba también una menor de edad.

Acá esas declaraciones capturadas por @PrensaPopularD.

Junto con el nombre de Jordan Llempi ha circulado desde ayer el de Iván Porma Leviqueo (44) como uno de los dos comuneros que habrían muerto. Sin embargo, con el transcurrir de las horas esta versión -que fue refrendada por el Gobierno la noche de este miércoles- ha sido desmentida, sosteniéndose por parte de distintos medios de prensa locales y populares que esta persona se encuentra viva, pero con riesgo vital.

Y así lo apuntó también el periodista de Radio Cooperativa, Cristofer Espinoza, quien a través de su cuenta en Twitter informó la noche de este miércoles que a las 23.10 horas conversó con Patricio Porma, hijo de Iván Porma, quien le aseguró que su padre estaba internado, grave y a la espera de una operación en Temuco.

En tanto, el reconocido medio de comunicación de la zona, Radio Kurruf, señaló alrededor de las 9 de la mañana de este jueves que Porma se encuentra internado en el Hospital Hernán Henríquez Aravena y que “se necesita con urgencia donantes de sangre” para el herido.

Por otra parte, Adriana Linkopikayun, esposa de Porma, declara en el video que mostramos a continuación que el hecho ocurrió cuando venían regresando desde su trabajo en la localidad de Peleco -ubicada en la comuna de Cañete, Región del Biobío- y se encontraron con un grupo de uniformados.

“Los militares estaban denle bala con cualquiera, no respetaban niños, no respetaban a nadie; disparaban, solo disparaban a la gente”, señala la mujer en el dramático testimonio difundido por el medio @FpvrPrensa, añadiendo que ella logró escapar de la balacera con sus dos hijas, mientras que su esposo intentó resguardarse en una garita, lugar donde habría sido tiroteado por los uniformados.

“Fue muy traumante. Mi hija me decía ‘¡vámonos, vámonos!’. Los militares querían puro matar personas, puro matar, no respetaban a nadie, disparaban para todos lados”, enfatiza luego Adriana.

Una declaración que contrasta con lo expresado anoche por el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien aseguró que tanto en la emboscada que habrían supuestamente enfrentado carabineros y los miembros de la Armada a las 14:00 horas, como en la de las 5 de la tarde, estos uniformados hicieron uso de sus armas de servicio porque habrían sido atacados con “armas de grueso calibre”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.