No hay caso: Gonzalo de la Carrera difunde fotografía con su voto marcado y realiza acusación que es desmentida por Servel

El Servicio Electoral debió salir a aclarar una supuesta “suplantación de identidad” durante la votación en Recoleta, luego de que el diputado ultraderechista y el abogado Gabriel Zaliasnik lo denunciaran por redes sociales.

Como si no hubiera bastado con el repudio recibido esta semana tras agredir a sus pares en el Parlamento Marcela Riquelme (Ind/FA), a quien trató de “estúpida”, y Alexis Sepúlveda (PR), vicepresidente de la Cámara al que golpeó en el rostro, durante la histórica jornada de este 4 de septiembre el diputado ultraderechista Gonzalo de la Carrera ha sido protagonista de otros dos bochornosos episodios.

Leer también | “No olvidemos que es vocero del Rechazo”: repudio generalizado a diputado De la Carrera por agresión en el Congreso

Por una parte, De la Carrera se fotografió con su voto en la mano sobre el cual ya había marcado su preferencia por la opción Rechazo, algo que -como ha insistido el Servicio Electoral- está prohibido por ley.

Sin embargo, el parlamentario que fue expulsado de la bancada del Partido Republicano en el Congreso, borró el mensaje dejado en su cuenta de Twitter media hora después, subiendo otras imágenes donde ya no aparecía mostrando la papeleta en la que había sufragado.

Pero, como suele ocurrir, usuarios habían hecho capturas de su tuit, por lo que se continuó difundiendo la imagen, siendo además el Servel advertido de lo que había hecho Gonzalo de la Carrera.

El segundo cuestionado episodio protagonizado por el diputado fue otro tuit que dejó en su cuenta, donde acusó una “suplantación de identidad” en el Colegio San Lorenzo de la comuna de Recoleta.

“Lo advertí. Le creyeron a Tagle del Servel. Me criticaron”, escribió De la Carrera junto a un video en donde el reconocido abogado pro Rechazo, Gabriel Zaliasnik, denunciaba la supuesta “suplantación, al menos de una o dos personas que llegaron a votar y ya alguien había emitido el sufragio por ellos”, advirtiendo además que esto “constituye un delito electoral”.

En este caso nuevamente el Servel debió salir a aclarar lo ocurrido, señalando que en el mencionado Colegio San Lorenzo de Recoleta efectivamente “hubo dos errores de firma en el padrón electoral”, pero explicando que “uno trató de dos hermanas, donde una de ellas firmó en el espacio destinado a la otra”, y que en el segundo “el elector equivocó el lugar de su firma”. Por último, el organismo destacó que ambos casos quedaron registrados en el acta, como indica la ley.

Total
10
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.