lunes, julio 15, 2024

Mimo Tuga lanza campaña #TugaLaSerie para llevar arte callejero de Valparaíso a Netflix

Comparte

Tras una exitosa gira por Europa, el artista que es sensación en las calles porteñas busca apoyo en las redes sociales para que su proyecto audiovisual llegue a la plataforma de streaming.


El Mimo Tuga consolidó su carrera como uno de los más atrevidos artistas callejeros de Valparaíso invadiendo las micros, los taxis, los troles, sin pedir permiso y con performances en las que no duda incluso en apoyar reivindicaciones políticas de la gente. Su nuevo desafío es el de invadir el streaming, también sin pedir permiso, pero sí el apoyo de la gente en las redes sociales.

“Tuga La Serie” es el nuevo proyecto del clown que inició su carrera en la intersección de la Plaza Victoria con la Avenida Pedro Montt, y que busca justamente llevar a las pantallas la atmósfera que logra producir en las calles. Para hacerlo realidad, el mimo espera contar con el apoyo de las redes sociales a la campaña con el hashtag #TugaLaSerie, y quizás con una posible coproducción, con colaboradores de Santiago.

“Nuestra propuesta siempre tiene que ver con empujar por esos dos lados: lo artístico que es el personaje Tuga y su relación con la calle, con la ciudad, con la gente, y lo político que es la defensa del arte callejero en nuestro país junto a los gobiernos y a los municipios”, explicó Rodolfo Meneses, el actor por debajo del maquillaje y el característico chaleco naranja del personaje símbolo del Valparaíso de los tiempos actuales.

En la entrevista que hicimos con Meneses para La Voz de Los que Sobran, abordamos el proyecto que su compañía pretende llevar al streaming, su reciente gira por Europa, sus opiniones sobre la política cultural en Chile – y en Valparaíso, desde la administración de Jorge Sharp – y sus reflexiones sobre la Convención Constitucional y lo que espera de la nueva institucionalidad que nacerá en Chile a partir de la nueva carta magna, sobre todo en lo que tiene que ver con el arte callejero.

#TugaLaSerie

El proyecto consiste en una web serie con 8 episodios de 10 minutos cada uno, en los que se pretende seguir al personaje de Tuga en sus aventuras en locales emblemáticos de Valparaíso e interactuando con personajes típicamente porteños como la hinchada de Wanderers, los pescadores de Caleta Portales, entre otros.

A los que conocen su trabajo, Rodolfo Meneses, el Mimo Tuga, invita a participar de la campaña “compartiendo sus mensajes en Facebook, Twitter, Instagram etiquetando a Netflix Latinoamérica (@NetflixLAT) y recordando cosas, quizás una foto o un video nuestro, o contando algo de su experiencia en la calle en los espectáculos que hicimos, para que las miradas de Netflix lleguen a la serie y se interesen por conocer el proyecto. A nosotros nos gusta soñar alto, pero también tenemos bastante confianza de que tenemos un material muy bueno, estamos seguros de que si ellos ven el material que tenemos les va a interesar”.

Otro punto interesante es que la serie de Tuga pretende inserirse en la conjuntura del postpandemia y servir de testimonio del regreso de las personas a los espacios públicos. “La gente está regresando a las calles, y por supuesto también regresa el Tuga en este contexto, lidiando con esos elementos que la pandemia dejará, jugando con ellos, como es su estilo, y pasando por situaciones que van a atravesar a Valparaíso de un punto a otro”, señala Meneses.

Los capítulos de “Tuga La Serie” serán cortos, pero igual pretenden ser como pequeñas aventuras en las que el mimo pretende interactuar con diferentes escenarios y personajes típicos de Valparaíso.

“Habrá escenas del Tuga con los pescadores, con los recolectores de la basura, la idea también es mostrar la ciudadanía de Valparaíso y la relación que tiene el personaje con esta ciudad, y en historias que serán entretenidas para el público de Latinoamérica porque son cosas que nosotros vivimos como cosas de nuestra cultura, nuestra relación con los cerros y las comunidades. Hay un capítulo, por ejemplo, en que el Tuga empieza en una pichanga en el barrio y termina en un partido de Wanderers”, comenta el artista.

La improvisación, que es otro trazo característico del Mimo Tuga, también estaría garantizada en la propuesta, asegura Meneses. “Cada capítulo tendrá dos puntos, un comienzo y un final, y todo lo que pase en ese recorrido se va a captar y se va a agregar en el video final. No es un guion que está completamente escrito, porque el Tuga no es un algo pauteado, sino que sale en el momento. Es la magia del personaje y esa magia es lo que queremos reproducir en la serie”.

La campaña en redes sociales con el hashtag #TugaLaSerie busca generar el apoyo de la gente para que las oficinas de Netflix se dispongan a recibir y evaluar su propuesta. “La idea con Netflix es que primero podamos conversar. Que nos pesquen, que nos den la oportunidad de mostrar lo que tenemos. Quizás se animan a hacer una coproducción con nosotros, o entonces alguna productora más grande decide participar con el financiamiento”.

La idea de una colaboración con otras productoras es una que anima a Meneses y su compañía. Incluso dan nombres a empresas con las cuales le gustaría conversar sobre el proyecto, si es que se animan. “Quizás en una coproducción, con Fábula, con Quijote Films, con Wood… Si algo aprendimos en la pandemia es la importancia de la colaboración y nos encantaría que hubiera productoras mayores dispuestas a conocer nuestro proyecto y ayudar a llevarlo adelante”, afirma.

En este video, el director de la serie, Joaquín Matamala, también explica algunos conceptos del proyecto:

TUGA LA SERIE from Joaquín Matamala on Vimeo.

Gira por Europa

Antes de empezar la campaña en redes sociales para promover el proyecto de “Tuga La Serie”, el clown estuvo un mes y medio en Europa, en una pequeña gira en la que pudo reencontrarse con algunos festivales que tuvo que cancelar el año anterior debido a la pandemia.

“El año pasado (2020) fue bastante rudo. Nosotros teníamos agendadas una gira en Japón y otra en Francia, y cuando vino la pandemia eso se murió. Terminamos haciendo algunos eventos a nivel local lo que nos salvó un poco porque además no tuvimos sin ningún apoyo del gobierno, pero este año hablamos con los organizadores amigos en varios lugares del mundo, porque felizmente el Tuga ya es un personaje conocido en muchas partes donde ya estuvimos de gira en años anteriores, y nos llamaron para unos cuantos eventos, incluyendo algunos festivales, clases y seminarios”, recuerda el actor Rodolfo Meneses, quien da vida al Mimo Tuga.

Pese a que las cifras de la pandemia han disminuido en muchos países, igual impuso nuevos protocolos sanitarios que complicaron mucho la vida de quien suele viajar con su pequeña compañía familiar. “Estuvimos viajando un mes y medio y fue bastante complejo tanto para salir de Chile como para entrar a Francia. La compañía somos yo y Marion, que somos compañeros. Ella es la productora, organiza todo, también es como una codirectora, y nosotros viajamos con nuestras hijas que son pequeñitas, y además de los papeles hay que hacer testeos, exámenes médicos, comprobar vacunación, protocolos sanitarios. Para conseguir un permiso para salir del país fue muy difícil”.

Desde la experiencia de quien ya realizó 12 giras al exterior, no solo a Europa como también a China, Estados Unidos y diversos países de Latinoamérica, el mimo desmitifica un poco la idea de que lo diferente que es ser artista callejero en el hemisferio Norte y en el hemisferio Sur.

“Hacer arte callejero es difícil el cualquier parte, pero lo importante es que haya gente dispuesta a realizar su arte en el espacio público, porque hay mucha gente con mucho talento. En Europa, hay menos gente con esa disposición, y los que salen a la calle son compañías profesionales, gente con formación y que también actúa en circuitos profesionales, entonces hay una cierta institucionalización del arte callejero a través de festivales. Es algo muy distinto de lo que pasa en nuestro continente, donde en cualquier lugar donde vayas hay alguien tocando, hay alguien jugando o haciendo algo. Acá en Chile y en Sudamérica, el arte callejero es parte de la comunidad, y también es parte del espacio público, eso que está invisibilizado por las autoridades, mientras que en Europa es mucho más visible y también más institucional. Cuando me invitan a un festival ellos arman la programación, dicen la hora que tengo que estar, el Tuga entra y la rompe. Pero en las primeras veces cuando fui para allá con la pura mochila y sin estar todavía en esos circuitos, fue bastante duro”, cuenta Meneses.

En una de aquellos primeros viajes a Europa, en el año 2008, Meneses tuvo una espectadora especial. La actriz Geraldine Chaplin, hija del legendario Charles Chaplin, quien no solo se encantó con su performance, sino que lo comparó con su padre: “es como si su alma nos visitara” dijo la artista anglo-estadounidense sobre lo que sintió viendo el Tuga en un festival realizado en España.

Tuga en acción.

Políticas nacionales y municipales para la cultura

La creación del proyecto de “Tuga La Serie” hizo con que la compañía enfrentara un nuevo problema presentando un proyecto a FONDART. “Lo presentamos el año pasado, pero no lo ganamos pese a que cumplimos con todos los requisitos, pero al final nos quitaron puntos porque decían que gastábamos mucho dinero en las personas que estaban trabajando”.

Rodolfo Meneses justifica lo presentado en ese primer proyecto rechazado por un criterio técnico y que, como él explica, “deja completamente de lado el tema artístico”.

“Nosotros tenemos la intención de hacer algo bonito, por eso tenemos un equipo en que todos son de acá de la región de Valparaíso. Muchas veces se dice que hay que buscar todo en Santiago, pero aquí hay mucho talento y gente que quiere trabajar. Aquí encontramos a un director de fotografía, tenemos gente que va a quedar detrás de las cámaras, gente que hará la post producción, y necesitamos de todos ellos para hacer algo con la calidad que el proyecto requiere”, comenta.

La respuesta refleja esa relación de pertenencia del actor con Valparaíso. “Para mí, Valparaíso es la cuna del arte callejero en Chile. Porque es como una ciudad anfiteatro, es una ciudad donde en cada rincón tú puedes encontrar una expresión, no solo en artes vivas, sino que también en el grafiti, el muralismo… Para mí es una ciudad muy viva, que te estimula como artista, te invita a intervenirla. Y además la gente también es increíble, hay una recepción muy especial acá”.

Además, el mimo también asegura que las cosas mejoraron para los artistas callejeros porteños desde la llegada de Jorge Sharp a la Municipalidad de Valparaíso. “Se notó un cambio en la forma de apoyar, con una ordenanza sobre el espacio público que es un hito en Chile porque además de regularizar el uso de ese espacio también da una cierta libertad que te permite actuar en cualquier lugar. Solo se necesita un permiso específico si tienes que cerrar el espacio para un montaje de tu espectáculo, o si tienes una concentración de gente muy grande, pero es una legislación mucho más amable y que entiende mejor la realidad del arte callejero. Siempre hay peros, siempre se puede mejorar, pero creo que ellos están en eso y se nota que es una Municipalidad que ha entendido lo que pasa con la calle y la relación de la gente con el arte”.

Sobre lo que falta para que esa relación sea aún mejor, Meneses va directo al grano: “lo que no tiene la Municipalidad es plata, pero que es la realidad de casi todo Chile”.

Estallido social y Convención Constitucional

Una de las características del personaje Tuga es que muchas veces se pone al lado de la gente cuando hay situaciones políticas que atraviesan sus presentaciones – razón por la cual ya fue detenido unas cuantas veces por Carabineros, incluso.

Por lo mismo, el clown comenta que “una de las cosas lindas del estallido fue que el arte fue una punta de lanza de las manifestaciones, lo vimos en los lienzos, los muros pintados expresando el petitorio de las calles, las performances… Lo vimos por ejemplo con la performance de Lastesis que dio la vuelta el mundo, que también son de acá de Valpo, y lo de ellas también es arte callejero, que además muestra un movimiento feminista que ya venía muy potente desde antes pero que en el estallido se hizo más fuerte todavía”.

Además, agregó que “por eso es difícil que un gobierno esté dispuesto a apoyar el arte callejero, porque al final lo ven como una amenaza, un espacio de expresión y reivindicación de aquello que no quieren que se exprese. De hecho, es lo que esperamos de la Convención, que pueda surgir de ahí una institucionalidad que sea menos hostil con el arte en general y el arte callejero en particular”.

En ese sentido, Meneses valora que la Convención tenga una Comisión que “trata de derechos culturales con la misma prioridad que de derechos económicos, porque es tan importante y quizás más importante incluso”.

“Esperamos que desde ahí pueda imponerse en la constitución una visión más amable con el arte y sobre todo con el arte callejero, y que vea que el arte callejero no es el hermano pobre del teatro, sino que es la cuna y es un poco el soporte, es donde se empezó a hacer las primeras representaciones teatrales y es donde empiezan muchos artistas” señala el actor, sobre sus expectativas.

Sobre la nueva institucionalidad para el arte y la cultura, Meneses dice que “debe ser una que vea la importancia del arte callejero en el país y sea capaz de impulsar políticas públicas para fomentar eso. Creo que ese mecanismo que obliga los artistas a presentaren proyectos para concursos sujetos a criterios que no son necesariamente artísticos no funciona. Es necesario otro modelo. También es bueno crear mayor posibilidad de financiamientos regionales, aprovechando que se está hablando de descentralización y entendiendo que hay que apoyar a los artistas de regiones, sino pasa lo que tenemos hoy: una migración de artistas sobre todo a Santiago, y un poco a Valparaíso o a las capitales regionales”.

El Mimo Tuga con su famosa bicicleta gigante, en una de sus performances.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.