Viernes, Junio 14, 2024

Inti Sotelo y Jack Pintado: Los jóvenes asesinados durante la represión policial en Perú

Compartir

El domingo cientos de personas salieron a las calles en Perú para rendir un homenaje a Inti Sotelo Camargo, de 24 años, y Jack Pintado Sánchez, de 22 años, quiénes fueron asesinados por la policía durante las marchas contra la destitución de Martín Vizcarra y la designación de Manuel Merino como presidente.


Según publica Página 12, se colocaron arreglos florales en el cruce de la Avenida Abancay con Nicolás de Piérola, uno de los puntos donde se registraron abusos policiales durante los seis días de protesta, se organizaron cacerolazos y caravanas de autos y bicicletas, sumado a campañas en redes sociales bajo el hashtag #FueraMerino.

El ex líder del Congreso había asumido el cargo el martes luego que se acusara a Vizcarra de “incapacidad moral permanente”, y desató una brutal represión policial desde que iniciaron las manifestaciones en su contra. Terminó renunciando el domingo presionado por la cantidad de víctimas.

En el caso de Jack Pintado, el joven habría recibido al menos diez impactos con proyectiles de plomo. La Policía Nacional del Perú inicialmente aseguró que se habían utilizado balines de goma.

Por su parte, Inti Sotelo Camargo, recibió un disparo en el pecho.

“Me dan vergüenza las autoridades. Supuestamente nos tienen que proteger. La policía no nos cuida. La policía nos reprime y eso tiene una cabeza, el ministro del Interior. Cuando uno se queja o denuncia, te cierran las puertas”, aseguró su hermano Pacha e indicó que la familia llegará “hasta las últimas consecuencias” para hallar a los responsables.

Al igual que en Chile, se han denunciado una serie de procedimientos irregulares en el actuar de la policía. Por ejemplo, efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) acudieron a la casa de Inti, presuntamente para intimidar a su familia.

“La policía ha ido a la casa de los señores, no sabemos para qué, y es una cuestión que se está repitiendo en varios casos (…) Tenemos conocimiento que los policías están yendo a ver a varias otras personas heridas en repetidas ocasiones. Ellos tienen miedo de denunciar lo que ha pasado por supuestas intimidaciones”, señaló el abogado de la familia.

Las autopsias a los cuerpos de los jóvenes estuvieron a cargo de las fiscales Lesly Carmona, de la cuarta Fiscalía Provincial Penal de La Victoria, y Juana Meza, de la Fiscalía Provincial Penal de Lima. Las evidencias se entregaron a los peritos de la Gerencia de Peritajes del Ministerio Público.

“Él quería ser abogado. Le motivaba porque veía mucha injusticia en el Perú. Él decía que quería estudiar eso para encontrar justicia. Él era ayudante. Yo lo he criado. Su mamá me lo dio a los tres años”, señaló la abuela de Jack, en una entrevista en televisión.

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.