Domingo, Mayo 19, 2024

Casi 600 intelectuales de 32 países apoyan nueva Constitución chilena: “Una de las más democráticas y avanzadas del mundo”

Compartir

A dos días del plebiscito de salida del proceso constituyente, un grupo de intelectuales de todo el mundo manifestaron su respaldo con la propuesta de nueva Constitución y anunciaron su adherencia al Apruebo, destacando a Chile como un pionero en los cambios.

“Como país, Chile ha sido un referente global para procesos políticos, movimientos sociales, debates intelectuales y grandes transformaciones en diferentes coyunturas históricas”, se destaca en el inicio del escrito.

“En términos democráticos, Chile fue una fuerte influencia para América Latina desde su independencia. El modelo educativo y de salud públicos chilenos fueron ejemplo para muchos países de la región desde principios del siglo XX”, agregan.

Por otro lado, se apunta que “la elección de Salvador Allende en 1970 marcó el inicio de la llamada ‘vía chilena al socialismo’. En el contexto de la culminación de las luchas sociales de los años sesenta, ese proyecto mostró la posibilidad de un profundo cambio social. Ese proceso no solo fue de interés para América Latina y el Caribe, sino también para diversos pueblos del sur y del norte global”.

En esa misma línea, los intelectuales alrededor del mundo aseguran que “el golpe de Estado de Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973 marcó la ruptura con el proyecto de un socialismo democrático, no solo en Chile sino –con pocas excepciones– en América Latina y en el mundo. La restauración autoritaria de la dictadura cívico-militar fue acompañada por la instalación de un proyecto neoliberal que cambió la sociedad profundamente. Chile llegó a ser el laboratorio y el punto de referencia internacional para el despliegue del neoliberalismo como modelo económico y como proyecto anti-social”.

“Desde 1990, la transición chilena, impulsada por las luchas populares y el plebiscito, inició un cambio lento de la cultura política autoritaria, sin transformar los rasgos fundamentales del modelo neoliberal. Treinta años más tarde, la propuesta de una Nueva Constitución en Chile, surgida de un estallido popular en octubre del 2019, representa la esperanza de no solo superar a un neoliberalismo autoritario, sino también de ofrecer respuestas creativas y genuinamente democráticas a las múltiples crisis contemporáneas”, complementan en la declaración.


Ante esto, señalan que “en términos comparativos, la propuesta de la Constitución en Chile es una de las más democráticas y avanzadas a nivel mundial. De tal manera que no solo es parte de un proceso de reparación y pago de una deuda histórica con el pueblo chileno, sino una apuesta por un futuro demócratico, solidario y ecológico que puede inspirar las necesarias reformas constitucionales en otras regiones del mundo, que permitan la sobrevivencia del planeta y la convivencia de la humanidad”.

En ese sentido, los intelectuales destacan ocho aspectos relevantes de la nueva Constitución:

1- Todo el proceso constituyente ha sido una celebración de la democracia. En contra de la Constitución vigente, elaborada por la dictadura militar, esta propuesta ha sido escrita por una Convención Constitucional del pueblo chileno en su gran diversidad. El texto constitucional hace eco del ¡nunca más! a un régimen autoritario y a la vulneración de los Derechos Humanos.

2- Desde su primer artículo, la Nueva Constitución manda un mensaje inspirador incluso fuera de sus fronteras, cuando se declara que “Chile es un Estado social y democrático de derecho. Es plurinacional, intercultural, regional y ecológico. Se constituye como una república solidaria. Su democracia es inclusiva y paritaria. Reconoce como valores intrínsecos e irrenunciables la dignidad, la libertad, la igualdad sustantiva de los seres humanos y su relación indisoluble con la naturaleza”.

3- La Nueva Constitución no solo redefine el Estado chileno, sino que plantea elementos para reconstruir democráticamente el tejido de lo social. Define los derechos sociales de sus ciudadanos, ciudadanas y comunidades. Esto incluye el derecho al cuidado que abarca todo el ciclo de la vida desde el nacimiento hasta la muerte.

4- Esta nueva Constitución es la primera a nivel mundial que establece el principio de la paridad de género en los gremios públicos. Además, reconoce la diversidad de géneros y sexualidades y sus correspondientes derechos individuales y formas de convivencia.

5- En este nuevo texto constitucional no solo se reconoce, sino que celebra la diversidad, protegiendo derechos tanto individuales como colectivos. Al definir al Estado como plurinacional, intercultural y plurilingüe, se hace eco de una de las demandas principales de los afro-chilenos y de los pueblos y naciones indígenas, a las que se reconocen autonomías territoriales. Más derechos para los excluidos de la historia consolidan los derechos de toda la sociedad en clave de equidad, igualdad y justicia.

6- Esta orientación autonómica también se expresa en distintos planos para la ciudadanía en general y se concreta en propuestas de descentralización del país que se advierten, por ejemplo, en el establecimiento de una Cámara de Regiones que sustituye al Senado.

7- Para el ámbito laboral, reconquista los cercenados derechos de libre agremiación, de huelga y de negociación colectiva por rama de actividad para los y las trabajadoras.

8- Chile es además el primer Estado del mundo que se autodefine, en su primer artículo constitucional, como ecológico. Esta pretensión está respaldada no solo en derechos ambientales, sino también en los derechos de la naturaleza, incluyendo explícitamente derechos de los animales.

Apruebo
Agencia Uno

“En términos institucionales, la Constitución de 1980 ha sido el baluarte del neoliberalismo y del autoritarismo en Chile. La superación de la Constitución de Pinochet es un paso imprescindible para un futuro digno para todo el pueblo de Chile”, agregan.

En esa misma línea, destacan lo siguiente: “Con la propuesta de la Nueva Constitución, se proponen dos grandes pasos. Por un lado, la superación de la herencia autoritaria de la dictadura. Pero,más allá de esto, la Nueva Constitución es una respuesta de la sociedad chilena a los problemas más urgentes de la humanidad y una apuesta por un futuro solidario, ecológico y digno”.

Cerrando el escrito, señalan que “el plebiscito del 4 de septiembre de 2022 sobre el Apruebo o Rechazo de la propuesta convencional de la Convención Constitucional es un hito en la historia global de la democracia. Nosotras y nosotros, firmantes de esta carta, queremos expresar nuestro apoyo decidido por el Apruebo de la Nueva Constitución en Chile”.

Junto con ello, sostienen que “el RECHAZO sería un duro golpe no solo a la democracia chilena, sino a los procesos emancipatorios en marcha en nuestra América y el mundo entero. Y el APRUEBO será, a no dudarlo, un punto de partida para ampliar y profundidar las luchas en Chile y en el mundo entero”.

Puedes leer la declaración completa y el nombre de cada uno de los firmantes a continuación.

Te puede interesar

Lo Último

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medios de comunicación hegemónicos.