General Enrique Bassaletti habría destinado Carabineros en servicio para labores de seguridad pagadas por Chiletabacos

El jefe de la Zona Santiago Este, sumariado por la Contraloría junto a otros generales del alto mando por su responsabilidad en la violencia policial durante el estallido, fue denunciado por malas prácticas y realizar labores de seguridad privada. Habría recibido pagos irregulares por estos servicios, ocupando Carabineros en servicio como escoltas de la compañía.

Según informó Interferencia, el 23 de octubre se habría presentado a Contraloría un oficio de la diputada Cristina Girardi donde se denuncia que además de ocupar a personal activo se usaron autos institucionales, por lo que solicita “se emita un pronunciamiento, investigación y fiscalización por posibles faltas a la probidad e incumplimiento de la normativa pública y administrativa a raíz de hechos que involucran al Jefe de Zona de Carabineros Santiago Este, General Enrique Bassaletti Riess”.

“Estaría prestando servicios a entidades de derecho privado, entre ellas a British American Tobacco Chile, más conocida como Chiletabacos. Empresa que habría generado pagos por sus servicios, existiendo facturas por dichos trabajos. Esta situación significa un claro conflicto de intereses dado su alto cargo en la institución y su rol de empleado público, según constata el artículo 56° de la Ley Orgánica Constitucional”, explica el documento al que tuvo acceso el citado medio.

En nombre de Enrique Bassaletti se ha hecho conocido los últimos meses además porque junto a otros seis generales del alto mando de Carabineros, enfrenta un sumario de la Contraloría por su responsabilidad en la violencia ejercida por Carabineros y las violaciones a los Derechos Humanos durante el estallido social.

También habría sido quién dio la la autorización desde el Alto Mando para utilizar armas de fuego contra manifestante en Comisaría de Puente Alto.

Según la diputada existirían audios de comunicación interna de Carabineros donde se reconoce estar realizando labores “de escolta del camión GFKG22”, cuya patente corresponde a propiedad de British American Tobacco Chile Operaciones S.A (Chiletabacos).

 “Existe una relación amparada en la mala praxis de tráfico de influencias, esto porque la seguridad de la mercadería y trabajadores de dicha entidad comercial depende única y exclusivamente de la parte empleadora o prestadora de servicios, no así de Carabineros de Chile, que por lo cierto y para ejecutar de manera eficiente estas labores aparentemente irregulares, se dejaría de lado un sin número de obligaciones y roles que la referida Institución debe cumplir constitucionalmente”, agrega el documento presentado a la Contraloría.

Total
2K
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.