Freedom Astorga, el preso de la revuelta en huelga de hambre que decidió coser sus labios para exigir su libertad

El joven de 20 años, quien lleva más de un año en prisión preventiva en Antofagasta, se declara inocente de la acusación en su contra -haberle quitado un arma a un carabinero de civil que pasó con su auto en medio de un grupo de manifestantes- y acusa haber firmado una declaración bajo torturas de la PDI.


“Llevo 12 meses imputado por cargos que yo no he cometido, no teniendo pruebas en mi contra”, se lee en la carta que el pasado 5 de marzo envió el preso del estallido social, Freedom Astorga Villarroel, al presidente del Juzgado de Garantía de Antofagasta. Junto con ello, el joven de 20 años informó que desde ese día comenzaba una huelga de hambre, para lo cual tomó una drástica decisión: coser sus labios.

Astorga -quien es padre de un bebé de un año y 8 meses, con el que alcanzó a estar solo 4 meses debido a su encarcelamiento- arriesga 17 años de prisión por este caso.

Freedom fue detenido el 26 de marzo de 2020 en la ciudad nortina y enviado a la Cárcel Nudo Uribe de Antofagasta acusado de los delitos de robo con violencia y porte de arma, esto en el contexto de un particular hecho ocurrido el 30 de diciembre del año anterior. Aquella jornada, un grupo de manifestantes se abalanzó sobre el vehículo de un funcionario de civil de Carabineros identificado como Adolfo Gallardo, quien -de acuerdo a lo denunciado por quienes se encontraban en el lugar- intentó atropellar a un grupo de personas. Junto con ello, se señala que el policía estaba en estado de ebriedad y cumpliendo una licencia médica por una lesión en su muñeca provocada supuestamente durante una manifestación anterior.

En este registro difundido por la Coordinadora Anticarcelaria Pampa Libre se observa el momento en que el funcionario policial pasa en medio de la multitud y las condiciones en las que éste habría estado.

Es en ese escenario que se sitúa a Astorga y se le acusa de haberle quitado el arma al uniformado. Sin embargo, la versión de Freedom dista mucho de aquella defendida por el Ministerio Público. Él asegura que es inocente y que firmó una declaración incriminatoria bajo torturas de funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI).

“No me dejaban leer la declaración, solo me decían que la firmara, a lo cual me negué categóricamente. En presencia de todos los funcionarios que me interrogaban, aparece una persona por detrás mío y me pone una bolsa de basura en la cabeza y la tiraba para atrás apretándola con mi cuello. Perdí el conocimiento en dos oportunidades. Al mismo tiempo, otro me pegaba cachetadas en la cara. A los pocos segundos me sacaban la bolsa de basura negra y me preguntaban nuevamente si iba a firmar la declaración, a lo cual me negaba. Entonces volvían a ponerme la bolsa de basura en la cabeza. Fueron aproximadamente 20 minutos que calculo duró esta tortura“, se lee en un testimonio de Astorga difundido por la Coordinadora Pampa Libre.

Ante estas graves denuncias, la Defensoría Popular de Antofagasta presentó una querella en contra de Augusto Vega, comisario de la Brigada de Homicidios de la PDI de Antofagasta.

Documento de Gendarmería donde se informa del inicio de huelga de hambre de Astorga

La “testigo protegido”

Este caso ha estado marcado además por el rol que ha cumplido una “testigo protegido” con la que contaría la PDI, la que habría declarado que Freedom Astorga le exhibió el arma que le habría arrebatado al carabinero, junto con golpearlo. Fue tras esta denuncia que se decidió detener al joven antofagastino, a quien no se le encontró el arma en su poder, sino que esta apareció finalmente en manos de uno de los otros 8 coimputados en esta causa.

“No hay pruebas en su contra. Cada vez que a él le revisan la medida cautelar no sirven los testigos que se presentan en su favor”, explicó recientemente Valeska Mondaca, de la Coordinadora Anticarcelaria Pampa Libre, al medio Muros y Resistencia, destacando que son justamente estas personas quienes podrían refrendar la versión de Freedom en cuanto a que se habría encontrado en otro lugar ese 30 de diciembre de 2019.

Carta enviada por Freedom Astorga al Juzgado de Garantía

Por otra parte, Mondaca denunció que a Astorga “lo han apuñalado y ha debido ser llevado al hospital”. Junto con ello detalló que el pasado 24 de marzo “nos enteramos que a las 4 de la mañana Gendarmería lo saca de su celda mientras dormía y lo golpea; constantemente le están lanzando gases lacrimógenos a la celda, entonces es una situación horrible que está viviendo que lo lleva a tomar decisiones drásticas”.

Para este 9 de abril está fijada la audiencia de preparación de juicio oral en esta causa. De no acceder la Justicia a un cambio de medida cautelar que le permita dejar la prisión preventiva en la que ha estado más de un año, Freedom Astorga podría pasar a una huelga seca.

Total
699
Shares
1 comentarios
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.