Fiscalía peruana presenta nueva solicitud de prisión preventiva para Keiko Fujimori

Solicitud se basa en el “incumplimiento de restricciones de comunicarse con los testigos del proceso, y se explica por el hecho de que la hija del exdictador Alberto Fujimori ya había estado tres veces en la cárcel por su presunta vinculación con coimas del Caso Lava Jato, para luego salir en libertad bajo restricciones durante la pandemia.

La película de las elecciones presidenciales en Perú ganó un nuevo capítulo de esos que puede ser considerado un plot twist. Es que la Fiscalía Anticorrupción presentó este jueves (10/6) una nueva solicitud de prisión preventiva contra la candidata de la derecha, Keiko Fujimori.

El fiscal José Domingo Pérez encaminó la solicitud al Cuarto Juzgado de Investigación, basándose en el hecho de que Fujimori “ha incumplido la regla de no comunicarse con los testigos del proceso”. El documento señala que “es un hecho público y notorio que la acusada no ha cumplido con las normas de su libertad condicional”.

Esta es una información que muy pocos medios suelen recordar – al menos si no lees La Voz de los que Sobran, acá siempre lo hemos recordado –, pero Keiko Fujimori ha estado en prisión preventiva otras tres veces, en el marco del Caso Lava Jato, en una investigación que la relaciona con la financiación ilegal de sus campañas electorales en 2011 y 2016 por parte de la constructora brasileña Odebrecht, con la presunta intención de facilitar el acceso de esa empresa a contractos en ese país.

Entre los años de 2018 y 2020, la hija del exdictador Alberto Fujimori acumuló más de 12 meses de detención. Su último período tras las rejas fue entre enero y mayo de 2020, tras el cual ella pagó una multa de 20 mil dólares para poder quedar en libertad bajo restricciones.

Justamente, lo que impulsa este pedido para llevarla nuevamente a la cárcel es la violación de una de esas restricciones, por la cual ella estaba prohibida de comunicarse con testigos del proceso al cual ella responde. Esa situación se consumó con la participación del abogado Miguel Torres Morales, quien ha actuado como vocero del partido fujimorista Fuerza Popular durante esta segunda vuelta presidencial, por lo que tuvo que mantener contacto con la candidata, lo que no podría suceder debido a que este es uno de los testigos del Caso Lava Jato.

La decisión de aceptar o no la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción estará a cargo del juez Víctor Zúñiga Urday. Se espera que un fallo sobre este tema pueda ser conocido en las próximas horas, quizás incluso antes de que la ONPE (Oficinal Nacional de Procesos Electorales del Perú) oficialice el resultado de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en la que Keiko Fujimori también participa.

Hasta las 17h de este jueves, con 99,27% de las actas contabilizadas, el candidato de la izquierda, Pedro Castillo, mantenía una muy pequeña ventaja, con 50,2% de los votos, contra un 49,7% de Keiko Fujimori – en cantidad total de votos, la diferencia es de poco más de 70 mil.

Pese a ser una ventaja muy pequeña, es casi imposible que Fujimori logre revertir esa diferencia entre los 0,73% de actas que quedan por contar. Sin embargo, la esperanza de su sector político está en la denuncia que se hizo el lunes, de un presunto “fraude sistemático”, por el cual exigen la impugnación de cientos de actas favorables a Castillo, lo suficiente para revertir el resultado a su favor.

Total
55
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.