Fernando Leal, abogado de Felipe Santana: “Si recurrimos a tribunales internacionales, tengo la convicción de que el Estado de Chile va a ser condenado”

El caso de Felipe Santana, preso en el marco de la revuelta social de 2019, será revisado este 26 de enero en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt. Entidad que determinará si se anula la sentencia en su contra por incendio frustrado en lugar habitado. Un caso que los cercanos de Santana han denunciado como chivo expiatorio.


A casi dos meses de la sentencia en su contra, Felipe Santana, único preso de la revuelta en Puerto Montt, continúa detenido en la Cárcel de Alto Bonito. Este 26 de enero la primera sala de la Corte de Apelaciones de la ciudad revisa un recurso de nulidad a su favor. Solicitud que, de acogerse, podría acabar con su largo encierro, iniciado en noviembre de 2019.

Pero esta vez, y desde fines de noviembre de 2020, Santana cuenta con un nuevo defensor. Se trata de Fernando Leal, abogado especialista en causas de derechos humanos, con quien conversamos sobre uno de los casos más emblemáticos de prisión política en Chile, en el marco del estallido social de octubre de 2019.

Aquello, justo cuando en el Congreso se discute el proyecto de ley que busca indultar a los presos de la revuelta. El que podría beneficiar a decenas de jóvenes encarcelados a la espera de un juicio cargado de represalias políticas.

Complejo Penitenciario Alto Bonito FOTO CRISTIAN DUARTE/AGENCIA UNO

El recurso de nulidad

Según relata el abogado, la principal imputación a Felipe Santana se refiere al delito de incendio en lugar habitado. Sin embargo, describe que la figura penal requiere que la persona que cometió el delito tenga el conocimiento de la existencia de personas en el lugar. Información con la que el joven mueblista no contaba.

¿Cuáles son los argumentos del recurso de nulidad que revisará la corte este martes?

Se ataca la forma en que fue valorada la prueba por parte del tribunal. En definitiva, se plantea que la forma en que falló el Tribunal Oral en lo Penal va en contra de los principios de la lógica y la congruencia. Porque básicamente a Felipe lo acusan y lo condenan por incendio frustrado en lugar habitado.

Sin embargo, el tipo penal requiere que la persona haya sabido que en el lugar que está incendiando habían personas. Y la catedral de Puerto Montt, desde el día 14 de noviembre, estaba cerrada. No se estaban efectuando misas producto del tema del estallido social. Estos hechos ocurrieron el 18. O sea, llevaba varios días cerrada. Él no tenía cómo saber que habían personas dentro.

Y resulta que ninguno de los testigos que estaban dentro de la iglesia logra señalar o afirmar que hayan tenido contacto visual o que hayan visto a Felipe. O sea, la prueba inicial al menos tiene que ser múltiple, fundada. Acá no existen todos estos elementos.

De todos los testigos, solamente hay dos –que no son presenciales y que son funcionarios policiales– que reconocen a Felipe por unas fotografías, que fueron exhibidas en el juicio. En ninguna aparece Felipe realizando o avivando la fogata. No hay video, no hay testigos presenciales, las fotos no demuestran lo que dice el fallo.

Por su parte, y respecto a la posibilidad de no acogerse la nulidad, Leal aseguró que interpondrán un recurso de revisión. “Agotadas las instancias en nuestro sistema interno, no vamos dudar en ir al sistema interamericano“, afirma.

Felipe Santana: Chivo expiatorio

Para el destacado abogado, la posibilidad de llevar el caso a una corte internacional y ganar es muy posible en “un Estado como el nuestro, que ha sido señalado por distintos organismos internacionales por violaciones a los derechos esenciales o derechos humanos”. Esto comprendiendo que la detención de su defendido se dio en un contexto de manifestación social.

¿Cercanos a Felipe aseguran que su caso ha servido como chivo expiatorio. ¿Cree que existen elementos para acusar intenciones políticas detrás?

Llama la atención que en el fallo, y ahora en los antecedentes de la carpeta investigativa, se habla de una muchedumbre de personas apostadas en las cercanías de la catedral, y solo haya sido Felipe el que terminó detenido, siendo el culpable de todo lo que ocurrió. También siento que lo han convertido en un chivo expiatorio.

Él tiene una discapacidad intelectual. Pese a eso nunca se ordenó una pericia a través del Servicio Médico Legal, o un perito para establecer su inimputabilidad. (También) me llama la atención la condena con un estándar probatorio tan débil que exhibe y muestra este caso.

Creo que es injusto y, como te digo, si esto no se soluciona en nuestros tribunales y terminamos recurriendo a organismos y tribunales internacionales, tengo la convicción más absoluta de que el Estado de Chile va a ser condenado.

Fernando Leal, abogado defensor de Felipe Santana

– ¿En algún minuto se informó de más detenidos por el mismo episodio. ¿Solo Felipe fue procesado?

– Te voy a contar algo al respecto. Esto habla de cómo funciona nuestro sistema con las personas más débiles ante el aparato policial.

Felipe tiene la posibilidad de hablar con su abogado dos veces por semana. Él es como un niño, muy cándido y bonachón. Hace aproximadamente una semana atrás me llamó muy angustiado y asustado. Me dijo que ese día una persona quería hablar con él, tuvo que bajar y pensó que era una visita.

Resulta que era un detective. Le comenté que no debía haber hablado con él y que, cualquier cosa, tenía que decir que no iba a decir nada hasta que estuviera su abogado presente. Entonces me cuenta que el día que lo detuvieron también detuvieron a otro chico y a los dos les pegaron. Y este detective que apareció iba a tomarle declaración por la denuncia de este muchacho que había sido agredido por los policías.

Lo extraño del caso es que el detective llevaba una declaración lista para que él solo la firmara. En donde Felipe decía que él no había visto nada, que nunca vio que le pegaran al otro joven y que prácticamente no lo conocía. Le pregunté qué hizo. Me respondió que estaba asustado y que firmó.

Cuando tú ves que las policías funcionan de esa manera… imagínate este cabro que está hace más de un año privado de libertad, que tiene discapacidad intelectual, que está angustiado y lo único que quiere es que se cierre luego su caso, y aparece un detective a tomarle declaración sin avisarle a su abogado y sabiendo que Felipe cuenta con uno. Le lleva una declaración hecha para que mienta. ¿Puedes creer efectivamente que los mismos detectives o policías que aparecen como testigos no presenciales acusándolo están actuando bien? A mí por lo menos me provoca dudas y sospechas.

Eso habla de un modus operandi en donde se tapa con impunidad a quienes, siendo agentes del Estado, agreden a detenidos y también, por otro lado, como se ha visto en más de una oportunidad, cómo se tergiversan las pruebas y se realizan verdaderos montajes para impedir que se aclaren los hechos.

¿El hecho de que la detención de Felipe se diera con la excusa de un control preventivo de identidad no constituyó algo relevante para la corte cuando se revisó su caso, por su irregularidad?

Es uno de los temas por el cual voy a pedir control de convencionalidad y alegaciones. Porque el control de identidad es inconvencional. Es decir, el sistema interamericano de derechos humanos ya lo ha dicho, que el único que puede establecer la detención de una persona o mantenerla privada de libertad tiene que ser un órgano jurisdiccional y bajo el control de este mismo.

Por lo tanto, toda la prueba que se parte teniendo ahí, respecto de Felipe para posteriormente inculparlo, está contaminada y no cumple con los estándares que son exigibles para un Estado democrático y de derecho.

(Además) se han falseado datos, se ha faltado a la verdad, se le ha maltratado e infligido daños. Esos son hechos que revisten carácter de delito y, lógicamente, tienen que ser objeto de una persecución penal y vamos a interponer las acciones que sean necesarias.

Felipe Santana en el colegio

Indulto para los presos por manifestarse

Este 25 de enero, la aprobación a la idea de legislar el proyecto que busca dar indulto a los presos de la revuelta dio una luz de esperanza a decenas de jóvenes que, tal como Felipe Santana, fueron detenidos y encarcelados por manifestarse.

Consultado al respecto, Leal reflexionó sobre el derecho a manifestarse y la deuda de la clase política con quienes han luchado desde esa vereda.

“Cuando se criminaliza tanto al movimiento social, hay que recordar que el derecho a manifestarse es un derecho constitucional. Está establecido en la misma constitución que defiende este gobierno. Además está establecido en los distintos pactos internacionales y tratado a que Chile se ha ligado. Por lo tanto, criminalizar al movimiento social porque se manifiesta no creo que sea el camino correcto.

Acá hay una grave crisis en materia de derechos humanos por parte del Estado, con una represión brutal. Con mutilados, torturados, fallecidos, asesinados, abusados sexualmente, mujeres desnudadas por las policías. Cuando todo eso lo establecen organismos internacionales en base a los mismos hechos, estamos dentro de una tiranía de facto y lo digo con todas sus letras.

Respecto del proyecto de indulto, espero recordarles a la clase política que este proceso constituyente se generó gracias, ni más ni menos, a lo mismos muchachos que estuvieron en las calles pidiendo un cambio de sistema. Y resulta que todos estos muchachos terminaron en la cárcel, y los mismos que no querían los cambios, ahora son los primeros en la fila para construir esa constitución.

La clase política tiene una deuda tremenda, toda la élite política de este país, con estos muchachos. Y ya es hora de que actúen. No puede ser que sigamos dejando privados de libertad a jóvenes por haberse manifestado. Muchos de ellos varias veces con pruebas que no dicen mayor relación que lo informado por Carabineros y las policías. Mismas que, de acuerdo a los informes internacionales, en forma reiterada han vulnerado los derechos humanos de los chilenos. Eso debe cambiarse”, cerró.

[Actualización] Luego de los alegatos presentados a la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, el fallo se dará a conocer el próximo 15 de febrero. Día en que se conocerá si se anula o no la sentencia en contra de Felipe Santana.

Total
225
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.