Estudiante que asegura haber protegido a carabinero durante golpiza fue acusado de homicidio frustrado y encarcelado

“Como le estaban pegando y tirando cosas, yo lo tomé y lo abracé para cubrirlo con mi cuerpo”, relató Lenin Álvarez sobre el día en que dice haber ayudado al uniformado Adolfo Gallardo, quien según se ha denunciado intentó atropellar a un grupo de manifestantes en Antofagasta mientras conducía en estado de ebriedad.


Lenin Álvarez es un DJ y estudiante de Ingeniería Comercial de la Universidad de Antofagasta. Su vida transcurría entre esas dos actividades y otras como el trekking, hasta que el 6 de marzo de 2020 fue detenido y privado de libertad durante 5 meses en la Cárcel Nudo Uribe de la ciudad nortina. Hoy está con arresto domiciliario total en su hogar.

“A las 6 y media de la mañana rompieron la puerta y entraron con pistola en mano y apuntaron a una señora adulta mayor de más de 70 años, enferma del corazón, con una pistola en su cabeza”, comienza relatando Lenin al medio Primera Línea Prensa respecto al día en que la Policía de Investigaciones (PDI) llegó a buscarlo a su casa. Estaba siendo acusado de homicidio frustrado de un funcionario de Carabineros.

En la reveladora entrevista publicada recientemente, Álvarez da cuenta de la pesadilla que dice estar pasando luego de que decidiera ayudar a un carabinero que había protagonizado un grave incidente en el centro de Antofagasta, esto en medio de una manifestación durante el llamado “estallido social”.

El hecho ocurrió el 30 de diciembre de 2019. Aquella jornada un funcionario de civil de Carabineros, identificado como Adolfo Gallardo, intentó atropellar con su automóvil a un grupo de personas, de acuerdo a lo denunciado por quienes se encontraban en el lugar, además de hallarse en estado de ebriedad. De hecho, Lenin asegura que él mismo estuvo a punto de ser arrollado por el vehículo del policía. Por otra parte, el sujeto habría estado sometido a una licencia médica por una lesión en su muñeca provocada supuestamente durante una manifestación anterior.

Tras el intento de atropello, Lenin dice que observó que Gallardo estaba siendo golpeado en la intersección de las calles Argentina con Uribe, luego de que descendiera de su automóvil en donde también se trasladaban menores de edad. “Empecé a defenderlo, a hacer cadena humana (…) Yo me acerco y lo abrazo. Como le estaban pegando y tirando cosas, yo lo tomé y lo abracé para cubrirlo con mi cuerpo; yo estaba dándole la espalda a la gente. Y él me pone la cara en mi pecho y ahí se me mancha el polerón con sangre”, relata Álvarez.

El estudiante agrega que el carabinero le suplicó que lo ayudara y lo sacara del lugar. Junto a otras dos personas consiguieron alejarlo del sector donde Gallardo estaba siendo golpeado. Sin embargo, al ingresar con el uniformado a una casa particular que decidió abrirles sus puertas, Lenin dice que él no consigue hacerlo y queda en el exterior, siendo también agredido por los manifestantes por prestarle ayuda a una persona respecto de la cual, hasta antes que le mostraran su carnet, desconocía que se trataba de un carabinero.

“El tipo quiso atropellar gente. El tipo estaba con licencia médica, o sea, no podía salir a la calle. El tipo estaba manejando bajo los efectos del alcohol, con menores de edad. El carabinero es de la Tercera Comisaría y sabe en qué lugares se hacen los enfrentamientos (…) Él sabía que ahí estaban los manifestantes (…) Más encima iba con su arma de servicio puesta en su cintura”, advierte Álvarez respecto al actuar de Adolfo Gallardo.

Lenin Álvarez durante un control de medida cautelar de Carabineros

El DJ y estudiante de Ingeniería Comercial dice que espera que todo lo ocurrido se aclare. “Es complicado que nosotros tengamos que pagar con cárcel mientras el causante de todo esto está libre, en el sur, trabajando como un funcionario de Carabineros (…) Esto no es normal. Es ilógico que este tipo esté en la impunidad absoluta”, sostiene.

Por ahora, junto al resto de los detenidos por este caso, Lenin Álvarez espera una sentencia que podría nuevamente llevarlo a la cárcel por el grave delito de homicidio frustrado. “Yo estuve a punto de ser apuñalado; me salvaron, como tres veces”, concluye tras la angustiante experiencia de privación de libertad que no quiere volver a vivir.

Te invitamos a ver la entrevista completa realizada por Primera Línea Prensa ingresando aquí.

Total
25
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.