El viaje de Piñera a Brasil para encontrarse con otro denunciado en los Pandora Papers

Jair Bolsonaro y Sebastián Piñera

En agosto de 2019, mientras el gobierno de Jair Bolsonaro enfrentaba duras críticas por los mega incendios en la Amazonía, el presidente chileno lo visitó para entregarle su respaldo y reunirse con Paulo Guedes, también citado en la reciente mega filtración de pandora papers, y ligado a BTG Pactual, uno de los bancos que administra el fideicomiso de la fortuna de Piñera y tiene inversiones en el

polémico Mall Vivo Santiago

..


Era agosto de 2019 cuando Sebastián Piñera arribó en Brasilia para una agenda de dos días en la capital brasileña, que contempló reuniones con el mandatario de ese país, el exmilitar ultraderechista Jair Bolsonaro.

La principal polémica de ese viaje tenía que ver con que era muy difícil encontrar a otro mandatario en el mundo que se atreviera a hacer un gesto al gobierno de Brasil en aquel momento, cuando ese país era portada de los medios de todo el planeta debido a los incendios en la Amazonía, que afectaron a 2,2 millones de acres, según números oficiales – aunque entidades ambientales aseguran que el gobierno ha manipulado las cifras.

Sin embargo, a raíz del caso Pandora Papers, revelado el pasado 3 de octubre, surge una nueva duda respecto a ese viaje, que es el hecho de que una de las autoridades con quien Piñera se reunió en Brasilia fue el ministro de Economía de ese país, Paulo Guedes, quien también fue citado en esa filtración.

De hecho, el caso de Guedes tiene otra coincidencia con Piñera por el hecho de que ambos utilizaron el mismo paraíso fiscal: las Islas Vírgenes Británicas. El ministro brasileño mantiene 9,5 millones de dólares en una cuenta offshore en ese archipiélago del Caribe. Además, enfrenta cuestionamientos similares a los del presidente chileno, de impulsar políticas en causa propia: en su gestión como responsable por la economía brasileña, la moneda local, el real, ha sufrido la mayor devaluación de su historia, lo que hizo con que su patrimonio en el paraíso fiscal saltara de 37 millones a 51 millones de reales – es decir, el ministro ganó 14 millones de reales en solamente dos años por el solo hecho de que agarró un dólar a 3,6 reales y ahora lo tiene a 5,4 reales, además de las proyecciones de que superará a los 6 reales en 2022, debido a la crisis energética y el aumento de la inflación.

Piñera y el banco BTG Pactual

Pero uno se preguntará: ¿qué tiene que ver Piñera con Guedes? Quizás no sea poca cosa. El principal vínculo entre los dos se da a través del banco BTG Pactual, entidad financiera que tiene al brasileño como socio fundador y que hoy por hoy es administrado por antiguos socios suyos, que cumplen rol similar al de los hermanos Cuetos en Latam.

BTG Pactual es una de las empresas que administra el fideicomiso de Sebastián Piñera: administra 475 millones de dólares de su patrimonio. Por esa razón, el encuentro con un ministro que es socio fundador del banco llama bastante la atención.

El banco brasileño nació en el año 1983, pero empezó a operar en Chile solamente en el 2011, cuando compró a Celfin Capital, otrora propiedad del empresario Jorge Errázuriz.

Entre las varias empresas asociadas al grupo, la más importante para los chilenos es BTG Pactual AGF, que lleva el fideicomiso del presidente, y que tiene entre sus inversiones más importantes: 6,7% de las acciones de Enjoy, 7,1% de Ripley, 6,4% de La Polar, 5% del Banco Bice, 5% de ILC (dueña de AFP Habitat, Isapre Consalud y Banco Interncional), 1% de AFP Cuprum, 1% AFP Capital, 1% de Farmacias Ahumada, entre otros.

BTG Pactual también tiene acciones en el fútbol chileno, y compite con dos equipos por el título de la temporada actual: tiene 10,7% de Blanco y Negro (vinculado a Colo-Colo) y 5% Cruzados SADP (vinculado al club Universidad Católica). Sin embargo, cabe aclarar que ninguna de esas acciones de empresas ligadas al fútbol son parte del fideicomiso de Piñera.

Además de Brasil y Chile, el banco actúa en más de una docena de países – incluyendo también a Argentina, Perú, México, Estados Unidos, Portugal, entre otros. Aunque sus direcciones más llamativas están en dos paraísos fiscales en el Caribe: posee 154 empresas con sede en las Islas Vírgenes Británicas y 27 en las Islas Bermudas.

BTG y las AFP

Además, BTG Pactual también es una de las empresas más favorecidas por el flujo de capitales provenientes de las AFP. No por acaso, su fundador y actual ministro ha intentado promover una reforma previsional para crear en Brasil un sistema similar al chileno y fomentar la creación de empresas similares a las AFP en el gigante sudamericano.

Aquí está otro vínculo de Paulo Guedes con la familia Piñera, aunque quizás más con José Piñera que con Sebastián. El ministro es conocido en su país como “el chicago boy de Bolsonaro”, debido a sus estudios en la Universidad de Chicago y un posterior periodo como profesor de la Universidad de Chile, en los Años 80, en plena dictadura de Augusto Pinochet y cuando el hermano mayor del mandatario, también con pasado en Chicago, era uno de los economistas con mayor influencia en el país.

Inversiones forestales

La reunión entre Piñera, Bolsonaro y Guedes ocurrió mientras se quemaba la Amazonía, lo que genera otra coincidencia con las inversiones de esa empresa, en las que se destaca su actuación en el área forestal: posee más de 1,7 millones de acres en las decenas de países.

Claro está que la gran mayoría de esos terrenos están en Brasil, país donde fue fundado, donde está su sede principal, donde tiene a un exfundador suyo como ministro de Economía y donde había un mega incendio en la Amazonía, la floresta más grande del mundo, que favorecía justamente a esas inversiones.

Mall Vivo Santiago

Otro rubro en el que BTG Pactual participa fuertemente es el inmobiliario. En junio, pasado, el banco brasileño finalizó la compra de 25% de la empresa de bienes raíces VivoCorp SA – controlada por Inversiones Terra SpA, del Grupo Saieh –, por 93,5 millones de dólares.

Esa empresa tiene como principal proyecto en la actualidad el polémico Mall Vivo Santiago, que consiste en la construcción de un centro comercial y un conjunto de torres de departamentos en Ñuñoa, que están siendo cuestionados por 16 juntas de vecinos de esa comuna y por la nueva administración de la alcaldesa Emilia Ríos – junto con las concejalas Alejandra Valle Salinas, Kena Lorenzini, Verónica Chávez, Maite Descouvieres, Mireya del Río y Camilo Brodsky –, además de organizaciones como MODATIMA Santiago, la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales, y por la Coordinadora No al Mall Vivo.

A esa polémica se agrega el hecho de que el Mall Vivo Santiago fue incluido por el gobierno de Sebastián Piñera en la lista de prioridades de la Oficina de Gestión de Proyectos Sostenibles, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda cuyo objetivo es destrabar inversiones obstaculizadas institucionalmente, y así facilitar su puesta en marcha – en la práctica, la llamada Oficina GPS funciona como una verdadera agencia estatal de lobby.

Total
25
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.