El último quebranto de Verónica De Negri

Foto: Carolina Vergara

Tras darse a conocer el tráiler de la película “La Mirada Incendiada”, la madre de Rodrigo Rojas de Negri manifestó la incómoda e injusta situación en la que la situaba dicha noticia. Verónica de Negri se vio revictimizada ante el inminente estreno de un film que desconoce por completo su contenido. “No he tenido ninguna participación”, nos cuenta de manera exclusiva, al no haber existido ningún acercamiento de la directora Tatiana Gaviola ni el resto de la producción durante la realización del film, sobre todo por el respeto que merece la familia de la víctima fatal de uno de los casos más atroces de la dictadura cívico-militar en Chile.


“Y al final, mi cuerpo es un cuerpo,
es un montón de quemaduras
y en mis fotografías me sangra la memoria”

Tenemos Explosivos. ‘Montreal, 400 Negativos’

La desoladora imagen del inhumano crimen de lesa humanidad que culminó en la muerte de Rodrigo Rojas de Negri, es lo primero que se ve en el trailer de La Mirada Incendiada, liberado el pasado 9 de marzo. La película relata, de manera ficcionada, los últimos meses de vida del joven fotógrafo de 19 años quemado vivo, junto a Carmen Gloria Quintana, por militares durante una de las Jornadas de Protesta Nacional contra la dictadura de Pinochet en 1986.

El video, de casi dos minutos, logró captar la atención de las personas que lo vieron, tanto por la emotividad con que se presenta la historia de Rodrigo (junto al parecido en la caracterización del actor Juan Carlos Maldonado) como la crueldad de los fatídicos hechos que se consumaron la mañana del 2 de julio de 1986 en Estación Central.

No pasó mucho tiempo de que salió a la luz este tráiler que varios cercanos de Verónica de Negri, mamá de Rodrigo, comenzaron a llamarla y etiquetarla en varias publicaciones de Facebook. Aunque la obra no fue sorpresa para ella, sí lo fue ver estás primeras imágenes de la película.

Imágenes que revivían el dolor más desgarrador que puede sentir una madre.

“Como pueden aprobar una película que siendo ficción se hizo sin respetar a la madre y el hermano. La historia nos pertenece a Pablo y a mí, y esa historia nos ignoró desde su concepción. Ustedes dirán, «pero es ficción», sí, lo es, pero hasta la ficción tiene que tener base de respeto”.

Verónica de Negri (vía Facebook)

Las palabras que escribió Verónica en la misma red social, comentando la noticia que este mismo medio había publicado sobre el tráiler, nacían de la impotencia, de la rabia y el dolor. Sentimientos acrecentados ya que solo dos días antes había sido el cumpleaños de Rodrigo.

Cuando ya habían disminuido los comentarios sobre la película y sus dichos, nos aclara su reacción.

“Si supieras por todo lo que he pasado… ver todo esto me dejó mal”, nos cuenta Verónica sobre lo que ha pasado desde el estreno del tráiler de La Mirada Incendiada, siendo su máxima aprensión el trato que ha tenido la directora del film Tatiana Gaviola con su familia en relación a la historia de Rodrigo.

“Lamento que no haya tenido acceso al guión. No fue consultada nuestra opinión como familia de Rodrigo”, manifiesta sobre la ausencia de diálogo con la cineasta, a pesar de lo que han informado a través de los comunicados de prensa de la película, donde se afirma que Gaviola “se vinculó desde la intimidad e intentando hacerlo con la delicadeza que la historia requiere (…) porque no se ha hecho justicia, porque es necesario saber la verdad y porque es un aporte a la memoria y a la reflexión sobre lo que estamos viviendo en la actualidad”.

Incluso, Verónica confiesa que se contactaron con ella luego de la polémica tras sus mensajes pero no como una señal de acercamiento. “Me llamaron para pedirme si podía borrar los comentarios que escribí en Facebook”, explica.

Por otro lado, según señala una nota del diario digital de la Radio Universidad de Chile, “la película fue realizada a partir de una investigación en la que se contemplaron antecedentes del contexto y entrevistas a familiares del joven fotógrafo”. En el mismo artículo, aparece una cita de Gaviola comentando que Carmen Gloria Quintana, la otra víctima del brutal ataque incendiario (y distanciada de la familia de Rodrigo), le habría dado su apoyo al proyecto. “Me dijo que sentía mi compromiso y que lo entendía”, confiesa.

“Es una película que está contada desde la intimidad de los personajes. Es Rodrigo volviendo a Chile con su cámara fotográfica en un barrio con relaciones que lo hacen remecerse. Si bien tiene ese hecho brutal, que es el que da origen a todo, está construida desde la cercanía, la intimidad, desde las relaciones vibrantes entre los personajes (…) La película presenta una historia imaginada que intenta responder a lo que pasa con Rodrigo en los meses en que él vive en Chile, dónde vivía, cómo lo hacía, cuáles eran las cosas que le importaban. Eso es imaginado por Carmen Gloria. Es una aproximación afectiva, poética, cercana”.  

Tatiana Gaviola (vía Radio U. de Chile)

Desde la productora, publicaron un nuevo comunicado este 15 de marzo en donde aseveran que “Verónica de Negri fue respetuosamente contactada al comienzo de este proyecto,al igual que Carmen Gloria Quintana (…) Recientemente, previo al lanzamiento del trailer, volvimos a contactarnos con Verónica para aclarar dudas, ocasión en la que acordamos modificaciones al corte final de la película (…) Nuestra intención y la de la directora nunca fue molestar a los familiares, al contrario, se trata de un homenaje y la necesidad de rescatar este fragmento crucial de la memoria histórica de nuestro país

***

Verónica se escucha cansada y hastiada. Cómo no, si parte de la historia de su hijo será mostrada al mundo sin su injerencia ni consentimiento. Más allá de lo que describe la realizadora como “la importancia y la necesidad permanente de hacer películas sobre nuestra historia”, acá hay una madre que solo busca que no se menoscabe la memoria de su hijo a través de la ficción.

“Los criminales caminan por las calles, libres. Van a ser 34 años que Rodrigo emprendió su vuelo. Todos los que de distintas maneras e intensidad vivimos la historia y nos sigue socavando, pero el cuento es que esta película la hizo Tatiana Gaviola sin ningún respeto a quienes vivimos la historia”.

Verónica de Negri (vía Facebook)

Durante la conversación, Verónica hace una diferencia en relación al “trato de respeto” que tuvo con ella Sebastián Moreno, director del documental La Ciudad de los Fotógrafos (2006). Recuerda que en esa instancia sí hubo un acercamiento y un acuerdo en torno a cómo se iba a mostrar la figura de Rodrigo, escuchando la opinión de la familia. Relación diametralmente distinta a lo que dice ha tenido con Gaviola.

“No sé por qué no ha querido juntarse con nosotros, nos está dañando a toda la familia. Desde el 2016 que con mi hijo Pablo hemos querido juntarnos con ella, cuando se ganó el Fondart para la película. Curiosamente, ese mismo año nosotros, junto a otros curadores, no lo ganamos con un proyecto sobre una exposición de fotos de Rodrigo. Pero eso ya no importa”.

Verónica de Negri

El concurso público al que se refiere Verónica es el Fondo de Fomento Audiovisual 2016, en donde la película quedó seleccionada en la línea de producción audiovisual, modalidad largometraje de ficción, adjudicándose $139.406.973. Este, es el segundo financiamiento estatal recibido por la productora Octubre Cine y TV, ya que en 2015 también salió beneficiada por el mismo fondo con una cifra similar, $139.295.782.

Esta última asignación de recursos públicos estuvo sujeta a diversas críticas por el desempeño que en paralelo Tatiana Gaviola tuvo como asesora audiovisual de la Presidencia en aquel entonces. Sin embargo, según las bases del Fondart, no se configuraba ningún conflicto de interés al respecto.

***   

La vida de Verónica de Negri, de 76 años, madre, comunista y férrea defensora de los DD.HH., ha sido desde la muerte de Rodrigo, un ir y venir de una angustia indescriptible. Incluso, a pesar de lo que ella misma sufrió en carne propia después de su detención en 1976, donde fue torturada por agentes de la DINA, es la búsqueda de justicia para su hijo mayor, su fortaleza. Y también su debilidad.

La abogada especialista en Derechos Humanos, Karinna Fernández, es quien tomó la posta de las acciones de la familia De Negri. “Un poco para no seguir revictimizando a Verónica”, nos comenta.   

Fernández tuvo un primer acercamiento con el abogado de Tatiana Gaviola el recién pasado viernes 12 de marzo. Lo que se busca, en concreto, es que al menos Verónica tenga acceso a la película antes de su estreno, una especie de avant premiere exclusiva.

“Sería injusto que una mujer como Verónica, con su historia relacionado con Rodrigo y también como víctima de la dictadura, esté obligada a ver la película en la misma fecha que el público general y ahí enterarse de cómo se contó parte de la vida de su hijo”.

Karinna Fernández

La abogada menciona que no se busca detener el estreno de la película, ya que además dependería de muchos otros factores (como el tema de los distintos financiamientos involucrados), pero que sí se trata de un asunto ético y de respeto, de acercarse a la familia para que sepan cómo se usará el nombre de Rodrigo Rojas de Negri y qué historia sobre él se contará, ya que por más que se haga mención a que es una película de ficción, se está promocionando como la historia de él. “Incluso, en el tráiler hay una escena donde el personaje de Rodrigo habla por teléfono con su mamá”, comenta Fernández.

– Sí, soy yo mamá. Necesito quedarme.

“Es un asunto ético de cómo se impacta a la familia mostrando uno de los casos más fuertes en torno a la violación de Derechos Humanos ocurridos en dictadura tanto en Chile como a nivel latinoamericano. Acá, mi labor no es solo que se le dé el reconocimiento a Verónica como madre de Rodrigo, sino también resguardar su integridad física y sicológica”

Karinna Fernández

“Con respecto a la película, no sé qué esperar, porque a pesar de que es una ficción, la están ofreciendo como «la verdadera historia de Rodrigo». Bueno, te puedes imaginar todo el dolor y frustración que una vez más me toca vivir por la falta de respeto de todos los que tienen parte de esto”.

Verónica de Negri

Verónica, desde Estados Unidos donde reside, espera que se cumpla la palabra de la realizadora audiovisual, dada a través de su abogado, para ver la película antes de su estreno (fechado para el 9 de abril vía streaming y cuyas entradas comenzaron su venta el día de hoy) y ver qué se contará sobre los últimos días con vida de su hijo. Después de eso, dice, sacará una declaración pública al respecto.

Pase lo que pase después de verla, ella tiene su amor y compromiso intacto. “Seguiré custodiando el patrimonio de Rodrigo”.

Total
1K
Shares
2 comments
  1. ES UN ATROPELLO A LA DIGNIDAD DE LA PERSONA , RODRIGO ROJAS DE NEGRI TIENE DERECHOS AUN DESPUES DE MUERTO Y ESOS LOS DEFIENDE LA FAMILIA.DEBIETON OBTENER EN CONSENTIMIENTO DE LA FAMILIA. SE CONTEMPLA EN EL CODIGO CIVIL Y SE LKAMA DERECHO A LA IMAGEN..

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.