El significado del rechazo

La derecha del rechazo es aquella que quiere conservar el régimen constitucional implantado por la dictadura.

¿Qué significa el rechazo? Representa la vuelta al origen de la actual derecha chilena. ¿Cuál es este?: es la dictadura.

 Esta derecha apoyó al régimen de Pinochet, ignorando la abundante información sobre los aprisionamientos masivos, sobre las torturas, sobre los cuerpos echados al mar.

Solo dos ejemplos, entre muchos: ese último tipo de operaciones se hizo evidente con la aparición en una playa del cuerpo de Marta Ugarte, detenida por un servicio de seguridad. A su vez, las torturas llevaron a la muerte al General Bachelet, víctima de sus propios compañeros de armas.

Muchos dijeron que no sabían, pero las múltiples evidencias revelan que, en realidad, no querían saber. Con el rechazo ciertos sectores de la derecha retroceden a esos tiempos.

Algunos incluso afirmaron que efectivamente existieron en aquel tiempo violaciones de los derechos humanos, pero estas habrían sido necesarias para modernizar el capitalismo chileno.

La constitución del ochenta fue creada precisamente para darle respaldo jurídico a las operaciones de neoliberalización de la economía y mercantilización de la cultura.

La derecha del rechazo es aquella que quiere conservar el régimen constitucional implantado por la dictadura.

Este fue reformado, como se sabe, al final del gobierno de Ricardo Lagos. Pero lo que quedó tiene la impronta de Pinochet.

El rechazo es la forma solapada de celebrar a la dictadura, conservando parte importante de su base jurídica.

Por eso mismo hay que cambiar la constitución. Para elaborar una nueva a partir de la cual se pueda caminar hacia otro Chile.

Hay que rechazar el rechazo. Haciendo ver lo que significa, mostrando que conservar la constitución es una forma de aceptación de la dictadura que la impuso.

No hay que olvidar el acto del Caupolicán donde hablaron para rechazar el plebiscito del 80* el ex presidente Frei Montalva y el filósofo Jorge Millas.

Además, no hay que olvidar que ese plebiscito fue ilegitimo porque se realizó sin registros electorales y porque sus resultados fueron discutibles, pues en algunos lugares hubo más votos favorables que inscritos.

Elaborar una nueva constitución es además la oportunidad para pensar el Chile del futuro. Diferentes grupos tendrán entonces la oportunidad de plantear sus temas y sus opiniones, de hablar sobre el deseo y sobre la necesidad de cambios.

Aceptar el rechazo significa olvidar que la dictadura de Pinochet nos sometió por la fuerza y que su constitución fue uno de los principales instrumentos de dominación.

Total
111
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts