El modelo económico y sus efectos

Se pasa de una sociedad centrada en las ideologías, en la cual cada grupo tenía un proyecto de futuro, a una sociedad centrada en el consumo excesivo, por tanto centrada en el culto al dinero.

El principal intento de liberalización de la economía chilena tiene lugar a partir de abril de 1975 y es puesto en práctica por la dictadura cívico militar.

Pero para entender lo que ocurre con la implantación en Chile de ese modelo económico (conocido como neoliberal) hay que empezar refiriéndose a los intentos anteriores al de abril de 1975.

Los más importantes tuvieron lugar en las siguientes ocasiones: el primero durante el segundo gobierno de Arturo Alessandri, siendo ministro de Hacienda Gustavo Ross; más tarde entre 1948 y 1950, en el gobierno de Gonzalez Videla; luego entre 1956 y 1958, durante el segundo mandato de Carlos Ibáñez, más tarde en la primera parte del gobierno de Jorge Alessandri, entre 1958 y 1961.

Gustavo Ross, quien era un financista enriquecido en Europa, implementa entre 1932-1938, para paliar los efectos de la gran crisis de 1929, un plan de estabilización de contenido liberal. Uno de sus principales efectos fue hacer caer el peso de los ajustes sobre los asalariados.

A su vez, en 1956 Gonzalez Videla nombra ministro de Hacienda a Jorge Alessandri quien implementa otro plan de liberalización de la economía, siendo este el principal intento de dotar de contenido a la política represiva aplicada por su gobierno.

La aplicación de ese plan de ajuste obligo al gobierno después de dos años a cambiar de estrategia, nombrando un gabinete llamado de “sensibilidad social”, con un empresario progresista a la cabeza. Esta decisión se realiza mirando a las elecciones de 1958, en la cual el Partido Radical presenta la candidatura de Pedro Enrique Alfonso.

Otra oportunidad ocurrió durante la segunda parte del gobierno de Carlos Ibáñez. Entre 1956 y 1958 se contrata a la Misión Klein Saks, la cual implementa un nuevo plan de liberalización de la economía. Este giro a la derecha deja de lado algunas políticas populistas que se habían aplicado con anterioridad.

Por último, durante la primera parte del gobierno de Jorge Alessandri, entre 1958 y 1961, también se pone en práctica un plan de liberalización de la economía. El presidente acude a una serie de técnicos, quienes también aplican un programa de ese tipo, conocido como la “revolución de los gerentes”.

Estas son las oportunidades más importantes. Las he descrito brevemente para mostrar que la decisión de 1975 no fue, como a veces se sostiene, el primer intento de liberalización de la economía chilena.

En abril del año indicado la Junta Militar decide nombrar a Sergio de Castro como ministro encargado de la economía. Este decide dar un giro a las políticas seguidas con anterioridad por ese mismo gobierno.

Para ello aplica un nuevo plan de liberalización de la economía, la cual tiene éxito en hacerla crecer hasta la crisis de 1982. Entonces se ve forzado a renunciar, pero el modelo continúa.

Uno de los efectos de este plan, en realidad el más importante, tiene relación con la mercantilización de cultura. Se pasa de una sociedad centrada en las ideologías, en la cual cada grupo tenía un proyecto de futuro, a una sociedad centrada en el consumo excesivo, por tanto centrada en el culto al dinero.

Los grandes facilitadores de ese tipo de consumo son los llamados malls, convertidos en lugar de paseo dominguero de las familias, y las tarjetas de crédito.

Esto significa que la dictadura cambia la economía pero también la cultura, creando una sociedad con nuevos valores.

Por eso sus efectos se prolongan más allá de su término, luego de la derrota de Pinochet en el plebiscito presidencial de 1988. Ello porque la dictadura constituyo una contrarrevolución burguesa, dotada de un proyecto, el cual se operacionaliza en la constitución de 1980.

La Concertación y también la Nueva Mayoría continúan con las políticas de liberalización de la economía, aunque corrigiéndolas. Esto significa que permanecen algunos elementos de su matriz principal.

Por eso mismo es tan importante la posibilidad de elaborar una nueva constitución. Ese debate va a permitir hablar del deseo de otro Chile.

Total
19
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts