El inverso de Chile: Bolsonaro quiere nueva Constitución en Brasil para quitar derechos

Líder del oficialismo brasileño en la Cámara alegó que la carta magna del país, nacida en 1988 de una asamblea constituyente post dictadura, “tiene demasiados derechos sociales, que hicieron al país ingobernable”


Al día siguiente del histórico triunfo del Apruebo y de los movimientos sociales, Chile se hizo tema obligatorio en Brasilia, y también ejemplo para los políticos brasileños. Aunque claro, hablamos del país que es gobernado por la extrema-derecha, bajo la figura de Jair Bolsonaro, exmilitar que confiesa su idolatría al dictador Augusto Pinochet, por lo que este Chile que despertó solo puede servirle como ejemplo de lo que él no quiere hacer.

Más precisamente, de lo que quiere deshacer. Según lo confesado este lunes (26/10) por el diputado Ricardo Barros (exministro de Salud de Michel Temer y líder del actual oficialismo en la Cámara de Diputados), Brasil al igual que Chile también necesita una nueva constitución, pero supuestamente por lo contrario de lo que el pueblo chileno viene demandando.

La teoría del parlamentario es de que Brasil tiene una constitución con demasiados derechos, lo que estaría perjudicando el país, en la visión de su gobierno. “Necesitamos una constitución con más deberes, la nuestra otorga demasiados derechos, por lo que el país se ha vuelto ingobernable”.

Cabe recordar que la constitución brasileña actual fue realizada entre los años de 1987 y 1988, a través de una asamblea constituyente convocada tras la caída de João Figueiredo, el último militar que comandó la dictadura de ese país – el régimen duró de 1964 a 1985, periodo en que cinco generales distintos pasaron por la presidencia.

El diputado Barros también dijo que espera que el carisma de Jair Bolsonaro ayude el gobierno a convocar una jornada de reflexión, que bautizó “Un día por la democracia”, para tratar de concientizar a las personas de esa supuesta necesidad de una constitución que quite derechos que ya están garantizados.

“Personalmente, defiendo una nueva asamblea constituyente, por lo que deberíamos realizar un plebiscito, como lo hizo Chile, para que podamos escribir esta nueva carta magna donde vamos a incluir muchas veces la palabra ‘deber’, porque el ciudadano tiene que entender que él también tiene deberes para con el país”, explicó el líder bolsonarista.

Pese a ser un pinochetista asumido, Jair Bolsonaro no ha comentado sobre el plebiscito chileno todavía. Sus hijos sí que lo han hecho: la semana pasada, Eduardo Bolsonaro (diputado federal) y Carlos Bolsonaro (concejal por la ciudad de Río de Janeiro) acusaron a los manifestantes chilenos de “terroristas religiosos” y “cristofóbicos”, debido a los incendios en la Iglesia de la Asunción y la Iglesia San Borja, el pasado 19 de octubre.

Total
39
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts