El ex edecán de Pinochet, Jorge Arancibia, señaló que no va a renunciar a la Comisión de DDHH de la Convención Constitucional

Alamy Stock Photo

Durante la tarde de este miércoles, el ex edecán de la dictadura militar, Jorge Arancibia, emitió una declaración pública señalando que no iba a renunciar a la Comisión de Derechos Humanos del órgano constituyente. El ex marino ha recibido varios emplazamientos debido a sus cuestionamientos a distintos procesos judiciales por violaciones a los DDHH y ha realizado diversos discursos negacionistas.

A través de una escueta declaración pública, el constituyente y ex Edecán de Augusto Pinochet, Jorge Arancibia, apeló a la democracia para señalar que no iba a renunciar a ser parte de la Comisión de DDHH. “Frente a la petición de constituyentes de que renuncie a la Comisión de Derechos Humanos sobre la base de algunas peticiones de organizaciones asociadas al tema, me veo en la obligación de representar que mi presencia en la Convención obedece al mandato de miles de personas que, en un proceso democrático, me asignaron la responsabilidad de interpelarlos y representarlos”, partió señalando.

“Cualquier actitud en contra de este mandato popular, rompe los principios y costumbres de un comportamiento democrático representativo para caer en un lamentable intento de silenciar a quienes piensen distintos de una mayoría circunstancial”, finalizó el escueto comunicado.

Arancibia ya había criticado fuertemente por distintas organizaciones de derechos humanos el pasado jueves 29 de julio a través de una declaración pública rechazando la presencia del ex edecán de la dictadura militar en la Comisión de DDHH del órgano constituyente. En la misiva los denunciantes recordaron que Arancibia ha cuestionado los procesos judiciales por violaciones a los derechos humanos y ha realizado diversos discursos negacionistas.

La petición de que Arancibia saliera de la Comisión de DDHH ayer se tomó la Convención Constituyente. Alondra Carrillo, en el plenario del órgano, intervino comentando lo establecido por la misma Comisión de Derechos Humanos y que señala que no serán recibidas en audiencia personas u organizaciones que a través de sus planteamientos, propuestas o discursos hayan difundido mensajes de odio o que puedan incitar a la violencia respecto de grupos vulnerables o históricamente excluidos. “Lo mínimo es que este criterio sea aplicado a sus miembros, y por lo tanto no deban participar en ella quienes hayan participado activamente en un régimen dictatorial que violó sistemáticamente los DDHH o que hayan planteado públicamente una posición contraria a la justicia en materias de DDHH”, añadió Alondra Carrillo.

Finalmente, Carrillo señaló que “es fundamental que podamos resolver este asunto y no solo manifestar nuestro agravio. Por ello solicito encarecidamente a la Comisión de DDHH para que eleve formalmente una moción que ponga este punto en tabla para el próximo plenario, y podamos enmendar esta gravísima situación con la mayor premura posible”.

Luego, y ya en la Comisión de Derechos Humanos, la Machi Francisca Linconao emplazó a Arancibia a retirarse de la instancia.

“Señor Arancibia se lo quiero decir con buenas palabras. Soy autoridad, me gusta respetar y con buenas palabras se lo voy a decir ahora, así como está el profesor hablando, más vale que se retire de esta comisión. Tal como machi, me duele el alma que usted esté aquí, que en esta nueva Constitución que vamos a escribir, y con los derechos humanos, usted esté sentado acá, que haya sido del partido de Pinochet y con Pinochet hemos pasado mucha pena, sufrimos mucho, hubo mucho muerto mapuche y no mapuche. Con buenas palabras se lo voy a decir, más vale que se retire”.

Francisca Linconao
Total
49
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.