Connect with us

Cultura B

El encierro, el castigo a mujeres díscolas e infieles

Publicado

on

Aunque aún se dan casos aislados de confinamiento de mujeres en el mundo, en los siglos pasados era la forma más recurrida para doblegarles la voluntad a díscolas e infieles. En Chile, algunas víctimas fueron la poetisa Teresa Wilms Montt y Manuela Fernández, la esposa del arquitecto Joaquín Toesca. Aquí revisamos sus historias y el machismo y violencia en contra de las mujeres.



Hasta los 26 años, la francesa Blanche Monnier gozaba una vida ideal. Era muy hermosa, sociable y tenía suficientes recursos económicos para un pasar sin sobresaltos. Vivía junto a sus padres y hermano en una casa grande en la ciudad de Poitiers, donde su padre era el decano de letras de una universidad.

Ese ambiente tan favorable terminó abruptamente al poco tiempo de que ella anunciara su matrimonio con un abogado bastante mayor y sin fortuna. Luego de esa noticia mal recibida por sus padres, Blanche simplemente desapareció de la ciudad. Ante la consulta de sus parientes y conocidos, la madre justificó la ausencia de su hija señalando que estaba en un internado en Reino Unido y más tarde, que se había mudado a Escocia.

La verdad de la historia fue develada en 1901, cuando las portadas de periódicos franceses informaron que mediante una carta anónima se había descubierto que una familia de Poitiers había mantenido a su hija durante 25 años encerrada por no desistir en su idea de casarse con un hombre sin dinero. Según consignaron esos medios, la llamada “secuestrada de Poitiers”, no solo sufrió torturas por parte de su propia familia, sino que debió vivir en una habitación oscura, pestilente, comiendo sobras y rodeada de inmundicia.

Blanche fue rescatada pero jamás recuperó la cordura y murió un par de años después en una institución mental. Su hermano debió cumplir solo 15 meses de prisión y su madre ya viuda murió al poco tiempo de ser detenida, por lo que se ahorró del castigo penal y social de su acción.

Advertisement

Aunque la historia aún se recuerda como uno de los casos más aterradoras de violencia contra las mujeres, no es un caso único. Hace sólo tres años se reportó en Santa Fe, Argentina, que una mujer llamada Marisa Almirón estuvo 20 años atada y encerrada en su habitación, castigada por su padre y hermano solo por tener novio.

Chilenas encerradas

La costumbre de enviar a las mazmorras a las mujeres que de alguna forma transgredían las normas socialmente establecidas o las órdenes de su familia se registraron en todos los rincones del planeta y Chile no fue la excepción. Basta recordar que el mismísimo Diego Portales escribió a su amigo y secretario personal Antonio Garfias su intención de “embodegar” a Constanza de Nordenflycht, su eterna amante y madre de sus tres hijos.

Para él, esa mujer que enamorada lo siguió desde el Perú con apenas 15 años, se había convertido en una molestia, “un desagradable tema”. “Constanza es de pésimo genio, se siente de todo y es muy emperrada y testaruda”, señalaba el ministro que más de alguna vez se refirió tanto a su fiel y apasionada pareja, como al género femenino en general, en forma muy despectiva.

La que sí estuvo encerrada hasta el fin de sus días en un convento fue Manuela Villalobos, madre de los dos hijos mayores de Benjamín Vicuña Mackenna. Según cuenta la historia, la mujer tenía problemas mentales, así que además de enclaustrarla, le arrebataron a sus niños, los que fueron enviados por el padre a su fundo de Maipú. Allí, Francisco y Celia fueron criados por una institutriz llamada Francisca Silva, quien los reconoció como propios.

Vicuña Mackenna se casó con su prima Victoria Subercaseaux y tuvo numerosa descendencia. Ya en sus últimos años de vida, le ofreció a sus hijos mayores reconocerlos, pero ambos se negaron. Francisco siguió con el apellido Silva y Celia se lo cambió por Villalobos, en honor de su madre.  

Advertisement

Perfecta de cara, perfecta de cuerpo, perfecta de elegancia

Uno de los casos más comentados fue el de la poetisa viñamarina Teresa Wilms Montt, mujer que además de talentosa e intelectualmente inquieta, era muy hermosa. Su amigo, Vicente Huidobro la describió como la mujer más grande que ha producido la América. “Perfecta de cara, perfecta de cuerpo, perfecta de elegancia, perfecta de educación, perfecta de inteligencia, perfecta de fuerza espiritual, perfecta de gracia”, señaló el autor de Altazor sobre aquella mujer.

Los intereses intelectuales de Wilms nunca fueron bienvenidos por su aristócrata familia. Por el contrario, querían para ella un estilo de vida tradicional que incluía casarse con alguien aceptado por sus padres y que se convirtiera en madre y esposa devota. Rebelde como era, se casó contra los deseos de su familia con Gustavo Balmaceda, un funcionario público ocho años mayor que ella. El matrimonio resultó un desastre absoluto debido a los celos, maltrato y borracheras del marido.

Cuando, Teresa, Gustavo y sus dos hijas vivían en Iquique, recibieron la visita del primo Vicente Balmaceda, quien de confidente se convirtió en amante de la poetisa. El hallazgo de unas cartas enviadas entre Teresa y su pariente político fueron la prueba del idilio clandestino y el motivo para que Gustavo llamara a una reunión familiar y así decidir los pasos a seguir y tomar medidas ante el escándalo. Aunque él fue también infiel durante el matrimonio, consideró que el pecado de su esposa era imperdonable.   

Teresa Wilms Montt

Para “lavar la afrenta”, la familia Balmaceda decidió el 18 de octubre de 1915 encerrar a Teresa en el convento de la Preciosa Sangre, el que aún está emplazado en el Barrio Brasil. Allí convivió con enfermas siquiátricas y mujeres solteras embarazadas y donde según su biógrafa Ruth González-Vergara, leía, escribía, trabajaba en el jardín, cocía y rezaba.

Muy de vez en cuando recibía visitas de sus hijas y de amigos, pero no de Vicente Balmaceda porque lo tenía prohibido. Así, pasó seis meses hasta que, disfrazada de viuda, se mezcló entre los asistentes de un servicio religioso y con ayuda de Vicente Huidobro se las emplumó a Buenos Aires.

Su huida del convento no terminó con su padecer, porque jamás pudo recuperar a sus hijas que quedaron con la tutela de la familia Balmaceda. Teresa viajó, publicó sus obras, tuvo algunos amores y participó en la estimulante bohemia parisina, pero por lejanía de Elisa y Silvia nunca pudo ser completamente feliz y se suicidó en diciembre de 1921. Tenía apenas 28 años.

Advertisement

Los pecados de Manuela

La penquista avecindada en Santiago, Manuela Fernández de Rebolledo y Pando, tenía solo 17 años cuando se casó con Joaquín Toesca, el arquitecto italiano que llegó a Chile para realizar obras de gran envergadura, entre ellas el Palacio de la Moneda, la Catedral de Santiago y los Tajamares del Mapocho. Lo más probable es que el matrimonio de esta adolescente con el casi cuarentón arquitecto no haya sido por amor, ya que en el siglo XVIII los enlaces se realizaban más bien por razones económicas, sociales, patrimoniales e incluso políticas.

La vida de mujer casada se le hizo insoportable a Manuela. Salía de casa con cualquier excusa y si estaba en ella, se distraía con Juan José Goycolea, aprendiz de su marido con quien protagonizó un fogoso romance. Según declaró Toesca en la acusación que hizo contra su mujer ante la Real Audiencia, una noche en que estaba convaleciente de una dolencia pasó al dormitorio de su mujer y encontró al amante tendido en su cama, oculto con cortinas corridas.

Joaquín Toesca

“El descubrimiento hubo de ponerme en términos de hacer una tropelía en desagravio de mi honor, tantas veces ofendido por la citada mi indigna mujer; pero debí al todo poderoso que contuviese mi mano y me redujese únicamente a echar el amasio (amante) de mi casa; y también a ella”, declaró el arquitecto que ya había demandado a su mujer por intento de asesinato, por lo que la joven había estada confinada un tiempo en un convento.

Después de su expulsión del hogar común, Manuela se albergó en la casa de su madre, pero más tarde su marido, por consejo del Obispo de Santiago Blas Sobrino, la recluyó otra vez para que se “rehabilitara y expiara sus pecados”.

Así, la esposa partió al beaterío de Peumo, donde igual se las ingenió para enviarle ardientes misivas y encomiendas a su “negrito”, como llamaba a Goycolea. En esas emotivas cartas, una de las cuales se conservan en el Archivo Nacional, se pone de acuerdo con él para encontrarse y le pide que no visite “chusquisas”, como se le llamaban despectivamente en esa época a las mujeres consideradas libertinas.

La joven nunca se acostumbró al encierro y participaba de mala gana en las actividades del convento. Por su parte, Joaquín Toesca estaba tan enamorado de su mujer que al tiempo la perdonó y la fue a buscar para reanudar la vida en pareja en Santiago. En 1799, el famoso arquitecto murió y una vez viuda, Manuela se volvió a casar, pero no con su amante sino con un hombre llamado José Ignacio Santa María.

Casa de recogidas

La costumbre de encerrar a adulteras, amancebadas, delincuentes, prostitutas y otras mujeres que a vista de los hombres eran licenciosas y de mal vivir, hizo que se instalara en Santiago hacia 1735, la primera Casa de Recogidas. Esta institución, según documentos de la época, había sido muy solicitada a la Corona de España, porque se creía que la presencia de tantas mujeres pecadoras en los conventos podría corromper a las monjas. 

Advertisement

A la Casa de Recogidas, ubicada frente al Archivo Nacional y a los pies del Cerro Santa Lucía, llegaban sin juicio ni sumario, las féminas “dignas de recogimiento y reclusión” y, algunas veces, por solo la acusación del padre o del marido.

Una vez recluidas, las mujeres debían someterse a la disciplina establecida, lo que significa levantarse con las campanadas de la Catedral, asistir a misa diaria, confesarse regularmente, entre otras obligaciones. Todo ello, cercanamente vigilado por las monjas o beatas, que en eran mujeres piadosas que vivían en monasterios.

Como se trataba de una entidad que perseguía “liberar del pecado”, las mujeres solteras recobraban la libertad si se casaban y las casadas si se reconciliaban con sus legítimos maridos. De lo contrario, “debían esperar que el obispo reparara en ellas, lo que podía tardar años”, según asegura la historiadora Patricia Peña en su investigación “Casa de Recogidas de Santiago, un hospital de almas”.

Esta institución funcionó hasta 1810, cuando se convirtió en cuartel, pero aún así hubo intentos de refundarla.

Advertisement

Cultura B

VIDEO| Diputada electa Emilia Schneider co-protagoniza el nuevo clip del artiste de pop queer Barbacius

Publicado

on

Un perreo de desamor digital y combativo, inspirado en la tecnología y que aprovecha de recordarnos que las terapias correctivas fueron y son una manifestación de odio real, es lo que muestra ‘Error 404′, el primer single del EP debut “Príncipe” de Barbacius. Además, participan del video cuatro activistas de la disidencia de género: Emilia Schnider, Titi Bernal, Una Típica Francisca y Neón. 


Pop latino queer y digital a cargo del letrista, compositor, intérprete y performer chileno, Barbacius es la esencia de ‘Error 404’, el primer single de su EP debut, Príncipe. El fundador de la organización Agentes de la Música Independiente Kuir (AMIK), organización de trabajadores de la música LGBTIQA+, aterrizó en el pop local en 2017 con los singles de corte social ‘Toque de Queda’ y ‘Rebelión’, además de las vulnerabilidades colectivas que enfrenta su generación, como el caso también de su último estreno.

“El error número 404 es aquel amor por esta persona que se va de nuestros corazones y su nombre no se encuentra más en nuestro disco duro. Un guiño a la tecnología como cuando estamos navegando por internet y una página web ya no existe” Barbacius

Inspirada en la conocida falla de internet y enfocada en aquellas relaciones que no alcanzan a ser formales, la canción posee un beat bailable que permite abrir el corazón. Musicalmente, el artiste ha estado trabajado junto a Blosqui, productor con quien está preparando su debut desde el 2020. “Lloración, bailación y empoderamiento es el concepto de esta canción”, cuenta Barbacius, además de alimenta su imaginario visual con el video oficial para este track dirigida por la destacada Katherina Harder y con Pablo Fatorri en la dirección de arte. 

“El clip es una representación política de lo que dos aparatos de control social han estado haciendo con las diversidades y disidencias sexuales y de género a lo largo de la historia. Es la iglesia y el estado quienes han intentado borrar nuestra existencia sistemáticamente. En el video ellos intentan borrar mi colitud del cerebro, pero es la misma comunidad que me rescata de esta terapia de conversión”. Barbacius

Retrofuturismo musical y un squad de amigues dispuestos a rescatar a Barbacius del odio: la primera diputada trans, Emilia Schnider, la legendaria transformista chilena, Titi Bernal, la cantante lesbiana y camiona visible, Una Típica Francisca, y Neón, performista de la escena ballroom nacional, son les encargades de salvar al artiste de la violencia sistemática de la Iglesia y el estado.

Advertisement

“Todes elles representan una identidad disidente dentro de la comunidad LGBTIQA+. Nos preocupaos de que así fuese, es importante que se pongan estas experiencias en los relatos audiovisuales e mis canciones, eso es algo que me identifica como músique”.Barbacius

La primera canción y video que lanza dedicado 100%  a la música. Barbacius renuncia a todo para cumplir sus sueños y objetivos musicales de manera honesta y directa, sin olvidar que aunque lloremos, amemos y bailemos, no podemos abandonar la urgencia del combate.

Continue Reading

Cultura B

“Daniel”, la obra teatral que retrata el crimen homofóbico que remeció a Chile hace 10 años

Publicado

on

La compañía La Matrera presenta las funciones de esta pieza teatral a cargo de Ramón Mazuela. Un recorrido inspirado en el libro del periodista Rodrigo Fluxá, “Solos en la Noche”, que reconstruye el salvaje ataque de neonazis a Daniel Zamudio, así como las historias vitales de la víctima y de sus homicidas, antes de su trágico encuentro en el Parque San Borja.


Este 2 de marzo del 2022, se conmemora una década de uno de los crímenes homofóbicos más mediáticos en la historia reciente de nuestro país y que conmocionó a toda la sociedad, el asesinato por odio del joven Daniel Zamudio a manos de un grupo neonazi.

Esta tragedia descarnada, que reveló las corrientes de odio a la que se enfrenta la población homosexual y que sentó precedentes para impulsar la urgencia de sus derechos, llevó a las autoridades a aprobar en tiempo récord una ley antidiscriminación, que hoy se conoce como Ley Zamudio. 

Luego de un año de investigación, la compañía de teatro La Matrera presenta Daniel: voy a ser el gay más famoso de Chile, escrita por Eduardo Meza y Ramón Mazuela, director reconocido por sus pasos en la dirección en Con Pecados Concebidas de Rosario Valenzuela, Manuel y Manuela de Chasca Valenzuela, Hiroshima Mon Amor de Margarite Duras y La última novela de la Inspectora Torres, protagonizada por Delfina Guzmán. 

Advertisement

Meza y Mazuela tomaron de inspiración el libro Solos en la noche. Zamudio y sus asesinos (2014), del periodista Rodrigo Fluxá, para dar prismas realistas, dinámicos y crudos sobre el asesinato de Daniel Zamudio. 

El ataque, que concluyó en la muerte del joven luego de 25 días, es la punta del iceberg de un hecho que no es fortuito, sino el resultado lógico del ambiente social en el que les tocó vivir tanto a la víctima como a sus victimarios. 

“Apenas leí el libro dije ‘quiero escribir esta obra’. Se lo propuse a Eduardo y nos fuimos embarcando en la historia, creando ficción y realidad para un lenguaje teatral”Ramón mazuela

Protagonizada por Johan Mutarello, Romana Satt, Francisco González Hermosilla, Paolo Coppola, Rocío Terroba, Rodrigo Painén, Farid Lazen, Florencia Crino, Bastián Panadés, Nacho Salamanca y Eduardo Meza, Daniel: voy a ser el gay más famoso de Chile nace con el propósito de crear conciencia sobre los contextos y crímenes que atraviesa una parte de la población a nivel mundial.

Las funciones son el 21, 22 y 23 de enero, a las 21:00 horas, en el Teatro Mori Recoleta con acceso a entradas mediante el sistema Puntoticket. Un espectáculo que no sólo ocupa las palabras de Daniel para retratar su asesinato, también logra darnos perspectivas para entender, por desgracia y actos de odio, la vida de uno de los gays más famosos de Chile.

Advertisement
Continue Reading

Cultura B

VIDEO| El amor coartado por la dictadura entre Joan y Víctor Jara inspira canción de Floresalegría

Publicado

on

‘Un día’ es el nuevo single de la joven música nacional. La canción tiene inspiración en la hermosa relación sentimental entre Víctor Jara y la bailarina Joan Turner, y su dramático quiebre tras el brutal asesinato del cantautor. “Esa oleada del amor que se acaba por la desaparición”, cuenta Floresalegría.


Una de las producciones más honestas y nostálgicas que nos dejó el 2021 fue el EP de FloresalegríaCurá y Sola, un diario de vida de vulnerabilidades, amores, cotidianos y nuestra biografía reciente como país, esa que inevitablemente se convierte en paralelo y espejo de las cosas que nos pasan en la intimidad. 

El proyecto a cargo de Pamela Flores se ha transformado en un universo lleno de imágenes que acompañan esas historias. Si ya conocimos la propuesta visual para ‘A contraluz‘, donde un tradicional recorrido por el centro de la capital chilena logró mostrarnos la mixtura de sentires que tiene la artista. Ahora es el turno del video para ‘Un día’.

“Esta es una canción que escribí hace unos cuatro años, inspirada lejanamente en la historia de Joan y Víctor Jara. Tiene ese dejo, esa oleada del amor que se acaba pero no por una circunstancia normal del quiebre, sino que caduca por la desaparición de este cuerpo, que es sumergido y que un día aparece en el mar. Es una referencia clara al periodo de la dictadura”.Floresalegría

A pesar de no sentirla como una canción potentemente política, ya que solo son guiños e inspiraciones, se gestó gracias a un par de documentales sobre el músico y su pareja. Floresalegría entregó pensamientos a este amor y tantos más que se vieron acabados por la dictadura, con la espantosa desaparición de personas.

“Es el pasaje más fuerte emocionalmente, o quizás el único que tiene el EP. Las otras se tratan de cosas más personales o ficciones, pero esta nace de un hecho político y sensible, son personas específicas. Eso la hace una pieza más críptica y dura”. Floresalegría

La joven música, junto al mismo equipo audiovisual a cargo de ‘A contraluz’, se involucró en el desafío de ponerle imágenes a este injusto desamor. 

Advertisement

“Junto al director Jorge Peña, pensamos que la letra era lo suficientemente decidora, por lo que no queríamos que se tratara de contar una historia, no queríamos una sobrefundamentación. Escuchamos la canción varias veces y conversamos sobre las texturas: se habla mucho del agua, del sumergirse, de encontrar algo/alguien en el mar”.Floresalegría

De esta forma, llegaron a un imaginario acuático lleno de telas, colores azulescos, escenas de agua, tomas profundas. Vasos, piletas, gotas. “Siempre pensamos en un video bien noventero; es insistente a nivel de tomas, harto material que aparece a cada rato. Y aunque pensamos que podía ser agotador, sentimos que aumenta la intención”, concluye. 

Continue Reading

Lo más visto

¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.