El cientista social Samuel Palma lanza su libro sobre la crisis de la cooperación humana

‘El quehacer nuestro de cada día. Cooperación humana y experiencia social’, es una publicación que reflexiona sobre las repercusiones de las relaciones asimétricas en sociedad y cómo han afectado nuestra forma de cooperación. El texto explora caminos posibles para la generación de vínculos y conversaciones simétricas como forma de reconstruir nuestra vida en sociedad.


“Las personas percibimos que la sociedad está en problemas en áreas como la economía, política y cultura. A esto se suman amenazas que comprometen a toda la civilización y a la especie humana, como lo son el cambio climático, las armas nucleares, las pandemias y el desborde potencial de la inteligencia artificial. El optimismo y la esperanza de las generaciones que nos precedieron han dado paso al desencanto y la desesperanza. Sobre todo, percibimos que no hay caminos de salida ni liderazgos que nos permitan encontrarlos. Entonces, la cuestión que se nos plantea es hacia dónde mirar”, comparte el cientista social y doctor en filosofía, Samuel Palma, quien es el autor del reciente libro de Penguin Random House, ‘El quehacer nuestro de cada día. Cooperación Humana y Experiencia Social’.

El autor, que ha sido investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso Chile), reflexiona en su libro sobre la experiencia social en la vida cotidiana y la crisis del modelo de cooperación humana en curso. Un análisis que da cuenta de la necesidad de reconstruir nuestra forma de convivir y cooperar en sociedad a través de la elaboración de vínculos y conversaciones simétricas. “Ante la crisis de convivencialidad, tenemos dos posibilidades: uno, mirar a las estructuras y las instituciones y luchar por tomar el control de ellas (el camino de la política tal como la conocemos hasta ahora); y dos, mirar a la experiencia social y cómo podemos encontrar en ella las herramientas y los caminos para transformar la sociedad. No es que tengamos que optar entre uno u otro, solo que parece necesario y urgente intentar el segundo para enriquecer el primero”, señala Palma. 

Según el investigador, la experiencia grupal implica solidaridad, responsabilidad, reconocimiento y pertenencia. Sin embargo, la precariedad de la experiencia social debilita severamente la  cohesión social y explica hechos que ocurren en el espacio público como las protestas, la desobediencia civil, la desconfianza en la autoridad y en las instituciones, etc. Para ello, Palma plantea un ejercicio de reflexión social, que implica poner atención en el encuentro con el otro, y relacionarnos desde la igualdad (simetría). “El 18 de octubre reflejó el hastío que hay en la población con respecto a los modos de cooperación social que han prevalecido en la sociedad. Es manifiesto que se requiere de cambios, pero no sabemos muy bien qué cambios y cómo llevarlos a cabo, lo cierto, sin embargo, es que tenemos que resolverlo entre todos”, sostiene el académico. 

Para generar ese cambio, el autor señala que la forma en la que cada uno de nosotros experimenta los vínculos y conversaciones puede ser modificada. “El arte primario consiste en preguntarse cómo nos auto-percibimos frente a otras personas -que pueden ofender, agradar, hacer preguntas difíciles, formular invitaciones que producen temor, etcétera. Así, si  una persona se autopercibe como un signo deficitario o negativo, tiene la oportunidad de preguntarse cómo puede fortalecer ese aspecto de su carácter o de su personalidad. Por el contrario, si se siente superior, tiene la oportunidad de preguntarse cómo puede modificar ese aspecto de su carácter o de su personalidad, permitiéndose algo de humildad. En fin, puede ensayarlo usted mismo o usted misma y lograr vínculos y conversaciones simétricas”.

Sobre el autor

Samuel Palma es Master of Arts y Doctor en Filosofía por la Universidad de Londres. Ha sido investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Flacso Chile, y del Programa Interdisciplinario de Investigaciones en Educación, PIIE. A lo largo de su trayectoria profesional ha cooperado con múltiples organizaciones e instituciones públicas privadas y no gubernamentales, nacionales e internacionales en el diseño, experimentación, investigación y desarrollo de metodologías y estrategias de desarrollo y aprendizaje grupal. 

Ha escrito  

  • ‘En tierra extraña: para una sociología del protestantismo popular’, en conjunto con Hugo Villela y Manuel Canales (Amerinda)
  • Salir de la mina, salir del mundo: conversión y reconversión en la minería del carbón’, con Hugo Villela. (Amerinda)
  • ‘El compromiso del y de la estudiante con el aprendizaje’, con Rodrigo Vera (Flacso – Chile) 

Frases destacadas del libro

El cambio en la sociedad compromete en igual medida a las instituciones y a los sentidos comunes, a las estructuras y a las personas. Para ello se requiere de ideas que hagan sentido a la política y a la cultura y que permitan la transformación de los vínculos y las conversaciones, de las condiciones en que se realizan los protagonismos personales y sociales, así como de las configuraciones y dinámicas grupales”. 

Total
2
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
Leer más

De música y cine con Carlos Cabezas: “Todo lo que aparezca de este confinamiento, en términos de reflexiones artísticas, va a ser muy único”

¿Qué tienen en común la película de Netflix "Nadie sabe que estoy aquí" y la serie de Amazon Prime sobre el FIFA Gate "El Presidente"? Pocas historias podrían ser más diferentes entre sí, pero entre otros denominadores comunes, a cargo de la música en ambas producciones está el músico chileno Carlos Cabezas. La conversación con el líder de Electrodomésticos nos llevó por entretenidos caminos que incluyen su forma de enfrentar la composición de 27 piezas musicales en menos de dos meses y la oportunidad que nos ha dado el confinamiento para reevaluar el comportamiento humano y la vida en sociedad.