Duro informe de Contraloría en contra de Arturo Zúñiga: acusan mal manejo del plan de residencias sanitarias

Residencias sanitarias Contraloría General de la República Arturo Zúñiga

Tras un oficio realizado por Contraloría General de la República se reveló un lapidario informe donde se critica fuertemente la gestión del ex subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, y el mal manejo de las residencias sanitarias que fueron utilizadas durante el momento más álgido de la pandemia el año pasado.


El 28 de enero, la Contraloría General de la República reveló un informe sobre los resultados iniciales de las auditorías ante la implementación de residencias sanitarias. El escrito reveló la desastrosa gestión que se tuvo desde la Subsecretaría de Redes Asistenciales, acusando, principalmente, al ex encargado del área y candidato a la Convención Constitucional, el ingeniero comercial Arturo Zúñiga.

Desde Contraloría explicaron que un ex asesor del subsecretario Zúñiga fue el encargado de implementar el plan de residencias sanitarias. Su nombre es Alexis Flores y confesó al ente regulador que “fui instruido verbalmente por el subsecretario de Redes Asistenciales, el coordinar la estrategia de residencias sanitarias (…) no habiendo quedado dichas funciones consignadas en algún documento sancionado por el servicio. Además, señaló no disponer de mayor información sobre los argumentos que sustentaron la intervención de la DIVAP – División de Atención Primariaen la estrategia”.

La trama de DIVAP

La CGR responsabilizó a Redes Asistenciales de la falta de control en el proceso general. Esto luego que en junio del año pasado, Interferencia sacó a la luz que Orlando Durán, persona que estuvo a cargo de la DIVAP y del proceso de contratación de las residencias, pactó un acuerdo con un hotel del cual su pareja era socia. Este arreglo se hizo por $205 millones de pesos.

En el informe se señaló que “tampoco se advirtió que dicha subsecretaría dispusiera de lineamientos que otorgaran una garantía razonable de que  la ejecución de la estrategia se desarrollase de manera eficiente y eficaz, de tal forma que se preservaran los recursos frente a pérdidas por errores, mala gestión o irregularidades; se respetaran las reglamentaciones o directivas de la subsecretaría; y se elaboraran  y mantuvieran datos  fiables y oportunos de las operaciones asociadas”.

Sin embargo, por parte de la Contraloría además se cuestionó que la DIVAP se hiciera cargo de la contratación de las residencias, ya que su labor se enfoca en “testeo, trazabilidad y aislamiento”, tres aspectos fuertemente criticados en el manejo de la pandemia. La respuesta desde la Subsecretaria de Redes Asistenciales se basó en que debido a “la emergencia fue necesario acrecentar la red con establecimientos no hospitalarios”.

Hotel Clínico SPA: Con extranjeros que no están en el país

Orlando Durán además se vio involucrado con Hotel Clínico SpA. La empresa presentaba, según el informe, una lista de personas huéspedes que eran extranjeras y que al momento de aplicar el plan de residencias sanitarias ya no estaban en el país. Asimismo, la nómina entregada por la institución posee nombres tachados, los cuales en algunos casos corresponden a personas que desde el 2015 no presentan movimientos migratorios.

“De los 94 huéspedes extranjeros  individualizados, en el listado se pudo verificar, con los datos proporcionados por la Policía de Investigaciones de Chile, que en 56 casos los registros de la institución daban cuenta de que las personas informadas habían abandonado el país antes del período en el cual habrían hecho uso de las instalaciones del Hotel Clínico SpA” .

Cada hotel por su lado

A lo largo del informe se destacó el que no existiera un registro fehaciente de los pagos y los cupos que poseían las residencias, por lo que Contraloría investigó cada caso.

Alexis Flores aseveró que Arturo Zúñiga “controlaba todos los precios”, por lo que el contrato de Duran con el hotel de su esposa fue autorizado por el ex subsecretario, específicamente el 11 de mayo. El pago por el arriendo de cada habitación por día correspondía a $44 mil. Además, tras la investigación de la CGR se concluyó que los precios de los otros 5 hoteles oscilaba entre 33 mil y los 60 mil por noche la habitación.

En base a esto se confirmó que los acuerdos a los que se llegó con los hoteles en la Región Metropolitana fueron:

Cuadro original del informe

Hasta junio de 2020 no hubo claridad sobre la capacidad disponible en las residencias sanitarias, generando confusión con la cifra de personas hospedadas en las residencias. “La cantidad de camas por región, residencias y disponibilidad eran manejados de manera manual por la SRA o mediante planillas en formato Excel, lo que no otorgaba seguridad sobre la completitud, integridad y preservación de los antecedentes e información”, estableció el ente contralor.

Total
264
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.