Diputado electo de Kast está querellado por posible fraude al fisco de $66 millones mientras trabajó en Municipalidad de Santiago

Agustín Romero Leiva, del Partido Republicano, fue denunciado por haber recibido supuestamente de forma ilícita millonarios pagos durante 3 años por jornadas laborales a las que no habría asistido. También está acusado de falsificación de instrumento público.


En la elección del pasado domingo, Agustín Romero Leiva fue uno de los candidatos a diputados del Partido Republicano que resultó electo en el Distrito 8. Sin embargo, la alegría por el triunfo del compañero de colectividad del candidato presidencial José Antonio Kast duró poco: sin poner un pie en el Congreso su nombre ya está teñido por su eventual participación en un caso de corrupción.

Ocurre que -como detalló El Mostrador el 5 de noviembre pasado- sobre Romero Leiva hoy pesa nada menos que una querella por fraude al fisco y falsificación de instrumento público, a partir de la cual se ha abierto una investigación penal en su contra a cargo de la Fiscalía Centro Norte.

Al diputado electo del Partido Republicano se le acusa de haber recibido de forma ilícita nada menos que $66.071.415 por concepto de horas extras entre junio de 2018 y julio de 2021, mientras se desempeñó como director de Asesoría Jurídica de la Municipalidad de Santiago durante la administración del ex alcalde Felipe Alessandri (RN), de quien era uno de sus funcionarios de confianza.

En la práctica, de acuerdo a lo que detalló El Mostrador Romero habría adulterado los libros de asistencia para recibir dichas remuneraciones por trabajos extraordinarios no realizados.

Ex alcalde Felipe Alessandri (RN) / Ailen Díaz, Agencias Uno

Las alarmas en la actual alcaldía a cargo de Irací Hassler (PC) -administración que presentó la querella- se encendieron al identificar una inconsistencia entre dos registros de asistencia laboral respecto de Romero y otros dos funcionarios.

Ocurre que el recién electo diputado republicano anotó en los libros de asistencia que concurrió a trabajar de 07:30 a 20:30 horas prácticamente todos los sábados desde el año 2017 hasta mediados del 2021. Sin embargo, en los registros del Departamento de Seguridad Interna de la Municipalidad -que por protocolo exige a los funcionarios anotarse siempre en un listado de portería al ingresar a las dependencias los días sábados, domingos y festivos- no aparece que Agustín Romero Leiva hubiere apuntado su ingreso.

Cabe destacar que el diputado del Partido Republicano no es el único funcionario de confianza del ex alcalde Alessandri investigado en esta causa. También aparecen el ex Administrador Municipal, Juan Francisco García Mac-Vicar, y José Ignacio Labbé Martínez, ex Jefe de Gabinete. Entre todos, según se señala en la querella, “el Municipio de Santiago desembolsó, por concepto de supuestos trabajos extraordinarios, la suma total de ciento cuarenta y siete millones doscientos ochenta y seis mil ciento un pesos ($147.286.101)”.

Respecto a la información que Agustín Romero dejó en el libro de asistencia, en la querella se detalla otro antecedente relevante: “Las anotaciones manuscritas de asistencia, que efectuaron de su puño y letra cada uno de los citados exfuncionarios, tienen una sincronía y regularidad poco real o, en su caso, defectos notorios”.

Agustín Romero junto a José Antonio Kast

En ese sentido, se apunta que, por ejemplo, “difícilmente se puede sostener que estos tres funcionarios hayan asistido todos estos años los días sábados desde las 7:30 u 8:00 horas y hasta las 20:30 o incluso las 21:30 horas, sacrificando permanentemente su vida familiar. Sorprende que el ex Director Jurídico, Agustín Romero, registre el 19 de octubre de 2019, justo el día después del estallido social, una asistencia desde las 7:30 a las 20:30 horas”.

Pero eso no es todo. En la acción legal se menciona otro indicio del eventual delito de fraude al fisco cometido por estos tres trabajadores del municipio capitalino. La concesionaria de estacionamientos SABA, que administra un recinto al costado de la Plaza de Armas, asigna una determinada cantidad de cupos reservados para el personal municipal, entre ellos los mencionados Romero Leiva, García Mac-Vicar y Labbé Martínez. Sin embargo, de acuerdo al sistema de videovigilancia durante las 24 horas, y al mecanismo de pago individualizado asociado al número de patente de los vehículos que ingresan y salen del aparcadero, “no constaría que estos tres exfuncionarios municipales hayan hecho uso de dicho estacionamiento los días sábados, domingos y festivos, lo que ratificaría las sospechas del eventual uso fraudulento de los trabajos extraordinarios para percibir indebidamente recursos públicos”, se apunta en la querella.

Total
33
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts