Día Internacional del Condón Femenino: ¡Condón vaginal, acceso universal!

Este jueves 16 de septiembre se celebra el Día Internacional del Condón Femenino, Vaginal e Interno, fecha importante pero desconocida que se instauró en la III Conferencia Internacional del SIDA en 2012, buscando prevenir el VIH e ITS, aumentando así el conocimientos, el acceso y la  independencia sexual de las mujeres.


Se le conoce coloquialmente como “condón femenino”, aunque técnicamente es más apropiado hablar de “condón vaginal” y/o “condón interno”. El condón vaginal es un preservativo especial hecho de nitrilo, material libre de látex que cubre el interior de la vagina y los genitales externos, con lo cual el área protegida es mucho mayor que el caso del condón para el pene.

El condón vaginal cumple con una doble protección, primero contra las infecciones de transmisión sexual ITS y como método de prevención de embarazos no deseados. El condón vaginal  no es hormonal por lo que no produce efectos secundarios. Respecto de su uso, ofrece ventajas. Puede colocarse antes del inicio de la relación sexual, sin necesidad de interrumpirla, puede llevarse puesto hasta seis horas, salir con él, asistir a reuniones y fiestas e incluso se puede orinar con el condón vaginal puesto.

La historia del condón interno

El primer condón femenino surgió en el año 1992 y desde su creación hasta la fecha su calidad ha ido en aumento tanto como el número de países que lo distribuyen. En la actualidad está disponible en más de 70 países del mundo, desde naciones desarrolladas y otras con bajo desarrollo, siendo Brasil y Perú países de América Latina donde se distribuye y usa el condón femenino y/o vaginal. Chile se sumó recientemente a esta lista.

En Chile, las comunidades de mujeres viviendo con VIH/SIDA, durante los años 2000, articuladas en la ICW Capítulo Chileno, hicieron una ardua campaña de sensibilización con otros grupos de mujeres organizadas, entre ellas las mujeres trabajadoras sexuales de Fundación Margen, buscando presionar a las autoridades de salud para su introducción en las políticas públicas. Finalmente se logró, aunque parcialmente.

La Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/SIDA Chile inició en 2014 una campaña que reunió firmas para convencer al Ministerio de Salud. El objetivo era traer el condón femenino a Chile, país donde no era distribuido ni comercializado. “Muchas autoridades escucharon y se comprometieron pero pocos demostraron voluntad política para incorporar al condón vaginal en las políticas púbicas de salud”, asegura la activista Marcela Silva de ICW Chile. “En Chile no existe cultura de condón, sea femenino o masculino”, advierte la activista promotora del condón vaginal.

Recientemente, el Programa Nacional de Prevención y Control del VIH/SIDA e ITS del Ministerio de Salud realizó compras e importación del condón vaginal, quedando disponible el preservativo interno para las mujeres viviendo con VIH y las mujeres trabajadoras sexuales, pero no se ha transformado hasta ahora en política pública para todas las mujeres sexualmente activa. En el algunos centros de salud público se distribuye pero en otros no. “El personal de farmacia, por ejemplo, dice que no les corresponde educar e informar sobre el condón vaginal”, denuncia Marcela Silva, transformándose esto en una de las diversas barreras del conocimiento, distribución y uso del condón femenino y/o vaginal. Del mismo modo, el hecho que no tenga certificación del Instituto de Salud Pública, imposibilita su venta pública en farmacia. “Le pedimos al ministro Paris que agilice este proceso burocrático”, demanda la activista de la ICW.  

Trabajo comunitario

“Las compañeras reciben entusiasmadas el condón femenino y/o vaginal cuando se los entregábamos durante los trabajos realizados en terreno en Santiago y regiones. Lo mismo ocurre ahora en tiempos de pandemia. Ellas mismas pueden ver por primera vez cómo se usa. Se sorprenden, a la mayoría les gusta y dicen que lo utilizarán. Es una importante herramienta de trabajo que aporta a mayor independencia a las mujeres sean trabajadoras sexuales o dueñas de casa”, señala Herminda González, vocera de Fundación Margen de mujeres trabajadoras sexuales en Chile.

Desde Brasil, Simone Martins, Business Development Manager para Latinoamérica de The Female Health Company, señala: “Poco a poco vemos que el condón femenino e interno está ganando la debida atención en América Latina y Chile. Todo empezó con las compañeras de ICW Capítulo Chileno que no desestimaron esfuerzos para que la disponibilidad del condón fuera una realidad en el país. No solamente ganaron las mujeres viviendo con VIH sino todas las mujeres chilenas que pueden contar con un método de doble protección bajo su control. Sabemos que todavía tenemos un camino a recorrer y seguiremos apoyando hacia la institucionalización del FC2 condón femenino, vaginal e interno en Chile”.

La incorporación del condón femenino, vaginal e interno en las políticas púbicas de salud genera creciente entusiasmo entre las agrupaciones de mujeres y organizaciones sociales con trabajo en VIH/SIDA, así como en muchas mujeres que han participado de los talleres que realizan Fundación Margen e ICW. En este Día Internacional del Condón Femenino, Vaginal e Interno, llamamos al Ministerio de Salud a integrar ampliamente el condón vaginal en las políticas públicas de salud, favoreciendo su acceso, distribución, comercialización y uso, respaldando política e institucionalmente el trabajo de las organizaciones comunitarias que demandamos con urgencia e importancia: ¡CONDÓN VAGINAL, ACCESO UNIVERSAL!

ICW Capítulo Chileno de Mujeres Viviendo con VIH/SIDA – Fundación Margen de Mujeres Trabajadoras Sexuales y “Siempre Viva en Vivo”, único programa de la diversidad sexual y el VIH/SIDA en Radio Universidad de Chile.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.