“Desnudan totalmente sus intereses creados”: La respuesta de Gino Sturla a los economistas mercuriales

Frente a las declaraciones de Salvador Valdés y Rodrigo Valdés, ambos economistas y columnistas en El Mercurio, en contra de los estudios sobre el royalty minero de Gino Sturla y Ramón López. El doctor en economía, Sturla se toma este espacio para responder que estos columnistas en sus textos: “Desnudan totalmente sus intereses creados”. Asimismo, afirma que en vista de que “El Mercurio, no publicó la carta respuesta al ex ministro de Hacienda, desmenuzará en este medio la información.


Este mes la tabla de la Cámara de Diputados se ha visto protagonizada por temas como el proyecto de Ley de Royalty Minero. Esta iniciativa se ha fundado en estudios del doctor en Economía y académico de la Universidad de Chile, Gino Sturla, en conjunto con Ramón López.

Ante la idea, dos reconocidos economistas han criticado este trabajo a través de El Mercurio. Por ejemplo, el profesor de Economía de la Universidad Católica, Salvador Valdés, afirmó que “los parlamentarios y autoridades no deberían tomar en cuenta estos estudios”. Así como también el ex ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, aseguró que las estimaciones de Sturla y López carecen de “información realista”.

En ese marco, Sturla se toma este espacio para responder a ambos por sus cuestionamientos. Esto, en vista de que “El Mercurio, como siempre, no publicó nuestras cartas al director aclarando, de manera muy académica, las imprecisiones” de ambos.

Sobre “Tributación del cobre”

El año pasado, en el contexto del primer retiro de ahorros previsionales, (Salvador Valdés) desnudó sus intereses creados con las AFP. En una columna de Daniel Matamala, “Chile en llamas”, del 16 de agosto de 2020, el periodista cita a Valdés, que dice básicamente que “la reforma (constitucional para el retiro) es impracticable. Aun de ser aprobada, llegará muy tarde. Son enormes los obstáculos sanitarios y operativos”. Después pronosticó una “ola de incendios (en las sucursales de las AFP) en respuesta a las demoras”. Y no fue solo Valdés, sino que fue un grupo de economistas. ¿Qué pasó finalmente? no pasó nada.

“Es sospechoso que su error siempre sea pronosticar tormenta, cuando los días son soleados y descubrimos que el meteorólogo tiene acciones en una fábrica de paraguas”, escribió Matamala. Yo no sé si Salvador Valdés tiene acciones en las AFP o en las mineras, pero repito que esta carta desnuda totalmente que tiene intereses creados.

Y no solo él, sino que hay una campaña donde ya se quedaron sin argumentos, porque incluso gente de su sector está reconociendo que, por ejemplo en el caso del royalty, hay un espacio grande. Gustavo Lagos lo reconoció en la comisión de Hacienda, ingeniero de la católica del Programa de Economía de Minerales. Entonces, se quedan sin argumentos y empiezan a denostar.

Valdés comienza hablando de algo que todos conocemos, y es que el precio del cobre es variable. Hay súper ciclos, hay precios bajos. Parte diciendo que el segundo súper ciclo comenzó el 2004, lo cual es cierto, pero dice que continúa hasta hoy. Eso no es claro, pero lo afirma.

Y luego de la cháchara respecto al precio del cobre, de que los costos variables son altos, habla de la energía, del agua, de los sindicatos. Y es curioso, porque la energía eléctrica en Chile en el año 2012 estaba en $140 dólares el MW, y hoy día está en US$30. O sea han bajado muchísimo.

Luego dice que los inversionistas mineros meditan mucho dónde invertir, o sea un lugar común, porque estos siempre meditan. Y es una falta de respeto a los estudios que hemos hechos, porque si hay algo que respetamos profundamente, no guste o no, es el retorno a la inversión. Incluso hemos sido criticados porque además del riesgo sector, donde está incluido -en estricto rigor- el riesgo a exploración, nosotros agregamos a nuestra estimación un premio por exploración. O sea, la estimación que hacemos de las rentas económicas, decimos que el gasto que hicieron en exploración se multiplica 40 veces como premio. O sea, estamos diciendo que la probabilidad de éxito en la exploración es una en cuarenta.

Entonces vamos al último párrafo, donde dice que “los editores de la revista Cepal consintieron publicar estudios sobre la conveniencia de elevar tributos a la minería del cobre que solo usan datos de fases de precios internacionales altos”.

Respecto a eso:

1. Habla de un estudio que todavía no sale, el de (Michel) Jorratt, que no lo hemos visto.

2. En el estudio que hicimos con Ramón López dejamos totalmente claro que lo que estimamos son rentas económicas en un periodo donde los precios son altos. Es más, en la página 13 de nuestro artículo publicado en la revista, en el título “Retorno por volatilidad en el precio del cobre”, explicamos totalmente que estamos conscientes de que estamos haciendo estimaciones de rentas en un periodo donde los precios son altos y por qué hay que hacer ciertas correcciones. Y lo que hacemos en este estudio es estimar rentas económicas. Jamás, dentro de este estudio, proponemos un royalty.

3. Hay un trabajo de Benjamín Leiva que va de 1990 al 2018 que no hace la corrección que hicimos nosotros por precio, pero tuvo un periodo donde el precio promedio es muy similar al precio histórico, y tuvo resultados similares.

Este caballero, Salvador Valdés, hace poco dijo en Twitter “vamos al fondo”, que es bien simple. Señala que hay que hacer un estudio desde 1975 a 2018, y que eso nomás sería válido. Pero él no hace estimaciones. Y lo curioso ahí es que un colega de él, que es de la Universidad Católica, que se ha opuesto al royalty, a fundir y a refinar el cobre, hoy día ha cambiado de opinión porque miró los datos.

En la presentación de Hacienda, Gustavo Lagos presenta datos que deducen ganancias excesivas (2005-2014). Eso está público en la Dirección de Presupuestos y el Programa de Economía y Minerales UC (2005-2014). O sea, Salvador Valdés estaría diciendo que lo que hace Gustavo Lagos tampoco sirve. Precisamente los datos de Lagos corroboran los nuestros y los que van a aparecer de Jorratt. Se corrobora un piso y por eso digo que se quedaron sin argumentos. Porque se comprueba que hay un espacio enorme para un royalty de verdad.

Y termina afirmando que los “parlamentarios y autoridades no deberían tomar en cuenta estos estudios, a menos que se rehagan para incluir fases de precios bajos”. Dice que se rehagan para incluir fases de precios bajos y tenemos un capítulo entero dedicado a eso. Aquí no tengo problema en afirmar que Salvador Valdés es un mentiroso. Y el llamado que hace a las autoridades es completamente insólito. O sea, es tanta la desesperación. Esta frase retrata sus intereses creados e incluso dice que tampoco debiera tomarse en cuenta el estudio de Gustavo Lagos, que es de su propio sector.

Entonces, se desnuda que lo único que hace Valdés es desviar el foco de la política económica. Se va al datismo, a confundir y a tratar de embolinar la perdiz. Pero no tiene nada de verosímil. Lo que hace Salvador Valdés es grosero. Y lo peor es que personas como él tienen las puertas abiertas en los medios de prensa masivos, a los que nosotros no tenemos cómo acceder.

Acerca de “Impuestos a la minería: merecemos más”

En términos generales, el ex ministro, Rodrigo Valdés, parte con la pregunta “¿Qué parte de las rentas mineras debiera quedar en manos del Estado?”. ¿Qué responde? en conclusión no lo hace y se dedica fundamentalmente a dos cosas:

1. Mencionar que habrían datos poco precisos, mucha falta de información, propuestas equivocadas, menciona datos de impuestos de Ernst & Young, que no es una tasa efectiva. Cita datos nuestros e incluso un tuit mío, lo que es paradójico, porque él mismo ha dicho que las discusiones no se deben dar en Twitter.

2. Se dedica a denostar con ciertas palabras. Habla de que pretender cobrar un 15 por ciento sobre las rentas es un eslogan, que nuestras estimaciones estarían basadas en datos del Banco Mundial “que dejan mucho que desear”. Me pregunto yo por qué no escribe a la Cepal, donde está publicado el trabajo, y muestra sus estimaciones.

También habla de que esto del royalty real del 15 por ciento, que propuse por Twitter, y que ahora propusimos 20 por ciento a la comisión de Hacienda con Ramón López, lo tilda como un realismo mágico. De manera más específica, dice que estamos “medio a ciegas”, que es poco claro cuánto recibe el Estado por parte de las mineras.

Lo que es claro es cuánto recibe el Estado por parte de las grandes 10 mineras privadas (GMP10). Sabemos lo que pagan de royalty y lo que pagan de impuesto. Lo curioso acá es que, sin perjuicio de que hay datos que no conocemos, este señor fue ministro de Hacienda. O sea, aquí podría ser acusado de notable abandono de deberes. Por qué no pidió esta información cuando fue ministro, si se la tienen que dar. Perfectamente pudo haber pedido exactamente cuánto pagaba la minería en royalty, de impuesto específico y los impuestos que pagan todas las otras empresas. Además de los contratos y todo eso.

Gino Sturla

Hoy hay parlamentarios que le están solicitando a Hacienda contratos de invariabilidad tributarios y mayor información. Él fue ministro.

Otra cosa que menciona es el estudio de Ernst & Young, que dice que la carga tributaria de la minería es de 43,4 por ciento. Pero al final dice que “algunos expertos tributarios han hecho ver que la tasa efectiva es menor, pero nadie sabe con certeza cuánto es”. Es una falta de respeto, Ricardo Guerrero estimó la tasa efectiva en un 17 por ciento. Entonces, esto ya roza lo absurdo y está confundiendo. Lo dijo Guerrero, que es tributarista del sector de Valdés, en Unidad Constituyente.

Después menciona que nosotros, con Ramón López, estaríamos hablando de cifras que serían una locura que “nosotros soñamos”. Y las compara con el royalty de Australia, que es del 5 por ciento de las ventas. Elige Australia y no EE.UU., Perú o Canadá (donde es de 14 por ciento). El royalty que se coloca en Chile no va a tener nada que ver con un royalty de otro país, tiene que ver con las condiciones particulares de Chile. Lo clave, y que no menciona, es que todos los países mineros tienen royalty sobre las ventas, Chile no.

Menciona el caso australiano, que “sirve como referente”, aun cuando no explica por qué sirve como referente. Él coloca el PIB minero total de Australia, pero recordemos que allá no solamente hay cobre, y las tasas en la minería del cobre son mayores, la fiscalización es mayor. Pero aún así menciona que recauda 2 puntos del PIB y el PIB minero de 10 por ciento, o sea, captaría un 20 por ciento de las ventas.

Eso es lo que recaudaría Australia. Evidentemente, ahí están los otros impuestos. Entonces, sería un punto por otros impuestos y 0,6 por ciento de royalty. Esto es importante y no lo dice, 0,6 por ciento por el instrumento para captar rentas. Si le creemos a este dato, que en general es de un punto y mucho mayor, Australia capta 10 veces más renta que Chile, que capta un 0,1 por ciento. Pero no lo dice.

Y termina con una frase típica, y es que Chile tiene una “privilegiada geología”, “industria de clase mundial”, etc. Y menciona finalmente que este “delicado equilibrio se logra con información realista y no realismo mágico”.

Me parece que, en términos generales, lo que intenta hacer aquí el ex ministro es candidatearse para un nuevo grupo de expertos transversales que definan el tema el impuesto a la minería. Asimismo, buscar denostar gratuitamente nuestro trabajo. Roza en lo burdo al citar un tuit mío, que no tengo ninguna injerencia en la política pública. Pudo citar algún artículo, pero decide hacerlo así.

Rodrigo Valdés pertenece a un grupo de economistas, junto a De Gregorio, a Vittorio Corvo, Luis Eduardo Escobar, que se dicen de “centro izquierda”. Pero lo que tratan de hacer ellos es monopolizar las políticas económicas. Y están sintiendo que hoy día la cuestión no se trata de economistas definiendo esas políticas. Va mucho más allá, hay un proceso de democratización.

Lo que sí tengo que reconocer es que, a diferencia de Salvador Valdés, Rodrigo Valdés no es alguien que falte groseramente a la verdad, es un poco más sutil.

Total
1K
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.