Denuncian que PDI allanó “por error” casa de dos adultas mayores: acusan destrozos y armas apuntándolas

Imagen: El Ciudadano

Las mujeres de 69 y 72 años sostienen que los efectivos irrumpieron a las 4 de la mañana de este viernes en su hogar en Maipú, rompiendo una puerta y un muro.


“Alrededor de las 04:15 de la madrugada irrumpió personal de la PDI rompiendo con esos mazos gigantes la puerta, donde mi tía y mi madre se levantan asustadas pensando que era un robo. De repente miran y ven personas con linternas azules y pistolas apuntándolas directamente, y ellas de lo nerviosas comenzaron a llorar, preguntando qué estaban buscando”.

El testimonio corresponde a lo relatado al medio de comunicación El Ciudadano por Natalia Altamira, hija de una de las dos adultas mayores que habrían sido víctimas de un violento allanamiento realizado “por error” por funcionarios de la PDI en su hogar en Maipú durante la madrugada de este viernes.

De acuerdo a lo denunciado, efectivos de la PDI pertenecientes a la Brigada de Robos Sur de Ñuñoa realizaron un allanamiento en la vivienda ubicada en el sector Valle del Sol de la comuna capitalina, donde se encontraban solas la madre de Altamira de 69 años y su tía de 72.

En ese sentido, Natalia destacó en conversación con el medio que al ingresar al hogar, los policías “rompieron una puerta de oregón con tres chapas de seguridad” e “hicieron pebre el muro de ladrillo”.

Además de eso, la hija de la adulta mayor afectada señaló que al ser requerida alguna autorización para dicho allanamiento, uno de los funcionarios les mostró una orden a través de un celular, la que por las condiciones emocionales en las que se encontraban las residentes no pudo ser vista correctamente. Al respecto, los policías le habrían argumentado que estaban buscando a un sujeto acusado por los delitos de tráfico de armas, drogas y robo de vehículo. “Le dieron el nombre y le mostraron una foto de la persona, a lo que mi mamá negó conocerlo. Nosotros no lo conocemos y jamás ha ido a la casa de ella”, aseguró Altamira.

Por otra parte, la denunciante acota que antes de retirarse del lugar, la PDI les entregó un “Acta de Entrada y Registro en lugar cerrado y/o lugares especiales”, al cual El Ciudadano tuvo acceso. En ese sentido, Natalia agregó que tras acercarse junto a su padre a un recinto de la institución policial, solo recibieron como respuesta que debían dirigirse al Ministerio Público para conocer más antecedentes. Así lo hicieron y, de acuerdo a lo que informó la hija de la afectada, en la Fiscalía Metropolitana Sur les señalaron que no se encontraba el fiscal a cargo, Eduardo Arrieta, y que los contactarían la próxima semana para informarles respecto de alguna novedad. “Ni siquiera nos tomaron una denuncia formal. Es indignante esto“, concluyó Natalia Altamira.

Total
442
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.