De Cachagua a Vitacura: Tres contagiados de Covid en fiestas clandestinas pasan cuarentena en residencia sanitaria improvisada en un departamento

Los jóvenes, que habrían asistido a las celebraciones de año nuevo en Cachagua y Zapallar, se instalaron en un departamento de Vitacura, sin identificarse. Contagiados de Coronavirus, decidieron pasar la cuarentena en Santiago, la propiedad pertenece al padre de uno de ellos. El problema es que en el edificio solo viven adultos mayores, varios de ellos con enfermedades graves, por lo que sus familiares decidieron denunciar esta situación. La Seremi de salud junto a la PDI visitaron el departamento, sin embargo, al igual que en Cachagua, no hubo sanciones ni detenidos.


El viernes 8 de enero, en un exclusivo edificio ubicado en la comuna de Vitacura, de improviso se instalaron tres jóvenes. Entraron al departamento sin identificarse en conserjería. El trío de amigos venía de las fiestas clandestinas de Cachagua, realizadas durante la celebración de Año Nuevo, a pasar la cuarentena en Santiago por ser casos positivos de Covid-19.

-El papá que ha hecho en Melipilla la cuarentena según me cuenta mi mamá, le facilitó al hijo el departamento, que no es residente de ahí, y a dos amigos, todos contagiados de la fiestecita de Zapallar o Cachagua, para que pasaran la cuarentena (…) está la escandalera en el edificio, son puros viejitos y están asustados- dijo a este medio el hijo de una de las propietarias afectadas. 

Es un edificio pequeño, de solo 10 pisos y dos departamentos por cada uno, por lo que el riesgo es mayor. La mayoría de los residentes corresponden a adultos mayores. 

-Incluso hay un señor de 99 años aquí. Son muy pocos los jóvenes y no hay niños. Otro señor tiene alzheimer, o sea, unos somos adultos mayores y otros son personas enfermas. Todos hemos estado cuidándonos, y que nos traigan gente contagiada acá no es ningún chiste. -comenta una de las vecinas que ha mantenido un estricto confinamiento.

Por medio de una circular enviada a las y los residentes la administración del edificio confirmó el hecho. 

 “El señor Alberto, residente del departamento, el fin de semana recién pasado, dispuso dejar ahí a su hijo y dos amigos afectados de Coronavirus, en calidad de ‘Residencia Sanitaria no autorizada’”. 

Según cuentan los vecinos, esta es la primera vez que hay casos de Covid-19 positivo en el edificio.

“Yo creo que a estos cabros deberían agarrarlos y llevárselos a una residencia sanitaria. Ahora, sobre esta residencia sanitaria no autorizada, no tengo idea si hay más o no”, señaló preocupado el familiar de otro de los residentes. 

La circular también informa que se comunicaron con personal de Carabineros y el Ministerio de Salud para dar a conocer estos hechos. Sin embargo, al igual como sucedió en Cachagua, solo hicieron una visita de cortesía.

La Policía de Investigaciones y la Seremi de Salud llegaron al lugar, pero no hubo detenidos ni clausuraron la residencia sanitaria ilegal. Explicaron que andaban en búsqueda a otro de los asistentes a la fiesta clandestina, quien estaría fugitivo, y al no encontrarlo se retiraron del lugar

Desde el edificio ubicado en Vitacura, confirman lo anterior.

Seremi de Salud de Valparaíso denunció obstrucción de investigación en fiestas de Cachagua

-Vino hace poco la PDI y la Seremi a revisar, entraron al departamento donde hay tres niños, pero ellos buscaban a una persona que anda fugitiva, que tiene Covid y no pueden encontrarlo, entonces pensaban que estaba aquí, pero no-, confirmó otro de los vecinos.

A pesar de la preocupación, varios vecinos reconocen que los jóvenes no han salido del departamento. Consideran que su comportamiento hasta el momento ha sido bueno, no se les ha visto en los pasillos y reciben los pedidos de comida en la puerta.

Sin embargo entre los adultos mayores no hay consenso respecto a su comportamiento y al real riesgo que corren con tres infectados viviendo junto a ellos. La mayoría se muestran bastante molestos e intranquilos con esta situación.

-Lo encuentro pésimo porque yo pienso que para esto están las residencias sanitarias. Estos niños tienen familias, entonces para qué los mandan para acá-, explica otra de las residentes.

El problema para las autoridades es que varios de los asistentes a las fiestas clandestinas de Zapallar y Cachagua, al contar con recursos se han disgregado por distintos lugares de la Quinta Región y Santiago, dificultando la trazabilidad.

Por ejemplo, dos jóvenes habrían incumplido con la cuarentena respectiva, uno de ellos ya fue identificado y otro sigue prófugo. La Seremi de Salud de la Región de Valparaíso se coordinó con la autoridad de la Región Metropolitana, para ampliar la búsqueda del fugitivo a Santiago.

Francisco Álvarez, Seremi de Salud de Valparaíso, comentó en La Tercera que “fuimos a su residencia en Zapallar y no los encontramos, nos coordinamos con la Región Metropolitana y ellos fueron a sus residencias. De esos dos jóvenes se encontró uno y hay otro que no se sabe si está en Santiago o está acá y claramente esa persona [Covid-19 positivo] arriesga sanciones no solo desde el punto de vista sanitario, sino también desde el punto de vista penal”.

Total
365
Shares
1 comment
  1. Ahora se dan cuenta como los empresarios y políticos de éste país bloquean el accionar estatal ante éstas situaciones, y cuando hay platas de por medio es muuucho peor.
    Se necesita un Estado independiente absolutamente del gobierno de turno, de políticos y empresariado, y cualquier otro ente que intervenga en asuntos de seguridad pública ahora!!!!
    PD: cuando me refiero a seguridad pública me refiero a todo! Salud, Jubilación, Educación, Economía, Interior y exterior!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts