Cueto, Saieh y Martínez: Una década del club de amigos y negocios de Piñera

El Presidente Sebastián Piñera Echeñique hace negocios con sus amigos. Con o sin fideicomiso ciego. Esas apuestas, suyas y de sus herederos, lo han mantenido expuesto a la desconfianza pública. Aquí revisamos las operaciones financieras del clan Piñera en la última década ( 2010- 2020), lo que permite comprender la tensión política actual en torno a Enjoy y el por qué de las sospechas con el Mandatario y las empresas que manejan su patrimonio.


El caso Enjoy es el último capítulo. En estos días, una investigación de Contraloría busca confirmar el respeto del contrato del fideicomiso ciego firmado por el Presidente en marzo de 2018 con cuatro entidades financieras locales: BTG, Moneda y Altis.

Las dudas apuntan a si invirtió o mantiene alguna inversión con la cadena de casinos Enjoy, dadas las medidas tomadas por la Superintendencia del rubro, que han beneficiado particularmente a la emblemática operación en Viña del Mar.

Contraloría verificará también si hubo comunicaciones excepcionales indebidas entre el Presidente o su entorno y las gestoras de inversión.

La indagatoria es la primera acción institucional de investigación del caso luego de que la periodista Alejandra Matus develó los detalles del informe aprobado por la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, presidida por el PPD Rodrigo González. Y es la primera vez en la historia que la Contraloría investiga un fideicomiso ciego.

Una revisión a las principales operaciones financieras del clan Piñera en la última década permite comprender la tensión política actual en torno a Enjoy y el por qué de las desconfianzas con el Mandatario y las empresas que manejan su patrimonio.

La grabación

Cuando anunció su primer fideicomiso ciego en abril de 2009, Piñera Echeñique se auto felicitó por hacerlo sin una ley que lo obligara.

Con ello, buscaba cerrar el flanco abierto por la multa que le aplicaron en 2007 por comprar acciones de Lan teniendo información privilegiada (estados financieros); no por uso de información privilegiada, lo que le habría metido en líos penales.

La rebuscada figura la aplicó el entonces titular de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS, hoy Comisión Para el Mercado Financiero), Alberto Etchegaray De la Cerda.

El abogado, Master en Políticas Públicas de Georgetown University, es hijo de un ilustre falangista, el homónimo ministro de Vivienda de Patricio Aylwin, Alberto Etcheraray Aubry.

El socio histórico de Etchegaray Aubry y su asesor en Vivienda es Vicente Dominguez Vial, también cercano a la DC, quien figuró en el directorio de Enjoy entre 2013 y 2018.

Ambos fueron socios minoritarios de Norte Sur, el grupo financiero nacido al alero de los millones de la Iglesia Católica a inicios de los ‘80. cuando crearon el Banco del Desarrollo y con relaciones societarias en el mundo educacional con el ex presidente de la DC, Gutenberg Martínez y el empresario del rubro Walter Oliva.

El caso Lan seguiría vivo en la campaña de 2009 y reflotaría en 2018 cuando el periodista Sergio Jara reveló las grabaciones de las operaciones de Piñera. El silencio institucional y la prescripción de los hechos impidió conocer el detalle de las cintas con el actuar del Mandatario in situ.

ILC

Así las cosas, en el fideicomiso de 2010, Piñera puso su primera ‘auto limitación’:  “El administrador no podrá comprar nuevas acciones de sociedades anónimas abiertas que se encuentren en alguna cualquiera de las siguientes situaciones:

(…) (b) Que se trate de instituciones de salud previsional (Isapres) o administradoras de fondos autorizados por ley”, decía el documento firmado por Bancard.

La orden era clara, pero el ‘espíritu’ del mandato no se respetó. Desde julio de 2012 el mandatario invirtió 25.900 millones de pesos en el Fondo Pionero, alcanzando personalmente casi el 2% del fondo a marzo de 2018.

El fondo tenía un total de más de 500 mil millones de pesos en 2015, su gran mayoría aportadas por las AFP.

Entre las acciones donde invertía Pionero figuraba Banmédica del grupo Penta y el holding ILC -controlado por la Cámara Chilena de la Construcción (Cchc)- dueño de AFP Habitat.

El argumento legal para hacerlo es que en agosto de 2010 la Superintendencia de Pensiones modificó el régimen de inversiones de los fondos de pensiones creando el concepto de ‘inversión indirecta’.

Aunque estaba prohibido por ley que una AFP comprara acciones directa o indirectamente de otra AFP o de si misma, la reforma previsional de 2008 de Bachelet abrió la puerta al forzar a calcular los límites de inversión a través de los fondos de inversión.

En 2011 la Superintendencia de Pensiones aprobó el cambio, permitiendo un porcentaje a invertir en esos instrumentos.

Así las cosas, Moneda no consideró que vulnerara el contrato el hecho que el Presidente estuviera expuesto a estas empresas pues estaba invertido a través de un fondo de inversión.

Si lo hacían las AFP, pensaron, por qué no él.

Además, según una publicación de Ciper, Piñera incluso invertía en AFP Habitat desde 2008.

Cuando Gino Lorenzini denunció las ‘Triangulaciones’ en noviembre de 2020, el Presidente ya no estaba en Pionero. Moneda debió haber vendido al entrar al gobierno, como indicaba el mandato de 2018.

Pero en este período mucha agua y amigos habían pasado bajo el puente de la historia financiera de la familia Presidencial.

El socio Saieh

En octubre de 2015, con Piñera fuera de La Moneda, su homónimo hijo apenas pasaba los 30 años y ya hacía uno de los grandes negocios de su recién creada empresa, BP Capital.

Junto a su socio José Miguel Bulnes adquirió desde un fondo de inversión que habían creado un 38% de los malls y stripcenter de CorpGroup, el holding de negocios de Alvaro Saieh Bendeck.

Saieh era entonces controlador de CorpBanca, de SMU y del grupo de comunicaciones Copesa. El precio fue de US$ 102 millones.

BP Capital en realidad era el intermediario de la millonaria inversión de un selecto grupo de fortunas, todas cercanas a Piñera.

El 17% del fondo lo tenía la compañía de seguros de vida de Consorcio, de Juan Hurtado Vicuña, Eduardo Fernández Leon y la familia Garces Silva. Fernández León, de hecho, era socio de los Penta en Banmédica.

Otro 16% lo tenía el grupo Penta -del amigo personal de Piñera, Carlos Alberto Délano- a través de su aseguradora.

La familia Presidencial aportó desde Inversiones Odisea con un 12% de la inversión, a través de la corredora de bolsa de IM Trust.

Esta última, hoy Credicorp, administra desde 2018 el fideicomiso de los hijos, aunque invertía desde antes el patrimonio de Inversiones Odisea en los fondos de VolcomCapital, la ‘sucesora’ de BP Capital.

Un último socio de fondo que entró a Vivocorp fue el propio banco CorpBanca, controlado en ese momento por Saieh, con el 10%.

Cierran el listado las compañías de seguro -CorpSeguros y Confuturo- con un 16%. Ambas fueron compradas en 2013 por el holding ILC, de la Cámara Chilena de la Construcción, que pagó US$ 165 millones a Saieh ese año y US$ 74 millones mas en 2016. Estos recursos fueron claves para que SMU pasara la tempestad que vivía en 2013. Hoy ambas aseguradoras están fusionadas en Confuturo.

Finalmente, en abril de 2019, el mismo Saieh recompraría el porcentaje en Vivocorp en US$ 109 millones.

El fondo que vendía de vuelta las acciones -con los conspicuos socios señalados- era el fondo Inmobiliario Estructurado de Volcom que ya no está vigente. Poco después Saieh recibiría como socio a un fondo de BTG Pactual Chile.

Las revelaciones de sus fideicomisos

En su Fidecomiso de marzo de 2018, el mandatario declaró US$ 1.170 millones en patrimonio. De ese monto, el patrimonio a su nombre y de su esposa Cecilia Morel llegó a US$ 665 millones, según informó La Tercera.

El saldo, cercano a los US$ 500 millones es de los hijos a través de Inversiones Odisea, incluido en el fideicomiso voluntario de los herederos, razón por la cual su cartera de inversiones no se conoce.

Las cifras muestran que Piñera siempre ha apostado a Saieh. Según su declaración de patrimonio de 2018, el 28 de abril de 2017 invirtió US$ 121 millones en depósitos a plazo en ItauCorpBanca.

Estos dos bancos se habían fusionado en 2016, cediendo Saieh el control, aunque manteniendo la presidencia en manos de su hijo, Jorge Andrés.  Otros US$ 141 millones Piñera los puso en BCI, de Luis Enrique Yarur.

Por otro lado, el fondo Pionero, de la administradora Moneda Asset Management -de estrechos vínculos con Piñera- tenía a diciembre de 2015, casi un 10% de los 580 mil millones de pesos del fondo en acciones de CorpBanca (50.800 millones de pesos).

Cuando entregó su fideicomiso en marzo de 2018 Piñera tenía unos 25.800 millones de pesos en Pionero, casi un 2% del total del fondo. Era pequeño en tamaño pero de brazos largos en vínculos.

En ese mismo año 2013 el gobierno de Piñera, con el BancoEstado como instrumento, rescató a CorpBanca renovándole casi US$ 1.000 millones en depósitos a plazo, cuando el mercado le huía por la situación de SMU y la revelación de que US$ 120 millones prestados por CorpBanca en 2010 a un fondo de inversión creado por Celfin Capital (actual BTG Pactual), en realidad iba dirigido a comprar acciones de la supermercadista.

El vínculo societario llegó hasta su entrada a La Moneda, con el banco y SMU.

La cartera inicial entregada en fideicomiso a Moneda en 2018 revela que los mandatarios de su primer fideicomiso habían comenzado a invertir en acciones de CorpBanca desde 2013.

A marzo de 2018, la ‘cartera inicial’ que entregó Piñera a Moneda Asset (que el mandatario debía vender desde marzo de 2018) incluía 18.145 millones de pesos en acciones de CorpBanca, más del 20% de la cartera.

Junto con ello, en el caso del fideicomiso entregado a BTG, figuraba una inversión de $ 2.690 millones en acciones de SMU.

Por eso se levantaron dudas cuando en 2019 la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) le multó en 8.900 millones de pesos, equivalente a un tercio de la multa original aplicada al banco en 2016 en el gobierno de Bachelet, por el ex titular de las Sbif, Eric Parrado.

Esto, por superar el límite de créditos a un mismo grupo empresarial, en este caso, del histórico y generoso financiamiento de CorpBanca a las sociedades cascadas con que Julio Ponce Lerou controlaba SQM.

La rebaja la aplicó Mario Farren como titular de la Sbif, quien luego pasaría a ser asesor de La Moneda como ‘Zar’ de Ciberseguridad y dejaría el cargo a mediados de 2020 para enrolarse en el banco BCI. Farren pasó 27 años en Citibank desde 1990, el banco en cuya área de inversión gobernó Piñera en los ‘80.

Enjoy

Siendo la primera incursión empresarial de Sebastián Piñera Morel, BP Capital solo siguió los negocios más personales de Piñera.

Además de apuntalar a Saieh, el hijo del mandatario financió a otros dos amigos: Cueto y Martínez. En enero de 2015, BP Capital prestó US$ 30 millones a la sociedad inmobiliaria de Enjoy, Inversiones Inmobiliarias de Enjoy, tomando el 37% de la propiedad. Aunque la operación volvería a hacer noticia en la actualidad por la polémica del casino, lo cierto es que el pago de la deuda con la sociedad liderada por Piñera Jr se hizo a comienzos de 2018, con un aumento de capital por $ 112 mil millones (unos US$ 185 millones entonces) en Enjoy.

Ese dinero iría a pagar la deuda con BP Capital y permitir el ingreso con el 34% de la cadena de casinos, del fondo internacional Advent. Martínez le cedía así un 27% de la propiedad.

A cambio, Advent puso dos tercios del aumento de capital: 120 millones de dólares. Los otros US$ 60 millones lo pusieron los accionistas minoritarios. ¿Quiénes eran? Cinco fondos de inversión Small Cap: BTG, Compass Group, Santander, Siglo XII y uno de Banchile.

En casi todos los fondos las AFP tenían más del 90% de los aportes y en algunos casos hasta el 100%. Así, con recursos de Advent y de los fondos de pensiones, a través de fondos de inversión, se financió el pago de Enjoy a BP Capital. Sería uno de los últimos compromisos financieros de relevancia que podría cumplir la empresa, que continuaría en un permanente refinanciamiento de sus deudas.

En los meses siguientes emitirían un nuevo bono por US$ 300 millones -cuyos aportantes no son públicos- para repactar una vez más sus deudas.

Eran los meses previos a la polémica licitación de septiembre de ese año -con Piñera en el gobierno- en que Enjoy tiró la casa por la ventana y lanzó ofertas que superaron en algunos casos hasta en un 100% a su competencia, para quedarse con 4 operaciones, manteniendo entre ellas, Viña del Mar.

Promesas que, se sabe hoy, no pudo cumplir, ante lo cual en enero de 2021 la superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) decidió postergar en un año el plazo para entregar las obras comprometidas, desatando la polémica actual.

Es justamente a fines de ese año 2018 que la acción de Enjoy inicia su caída acelerada desde $ 60 hasta la pandemia de marzo de 2020, cuando se termina de desplomar a menos de $ 10 por papel.

Los números no mentían. La deuda financiera en ese momento llegaba a 345 mil millones de pesos, cuatro veces su patrimonio.

BTG

Distintas filiales de BTG Pactual Chile han participado en la propiedad de Enjoy y en el respaldo de boletas de garantía. La administradora general de fondos dirige el fondo Small Cap, que llegó a tener un 10% de la propiedad, con las AFP detrás.

También está el banco, el cual respaldó las garantías, pero en cuya propiedad no está el Presidente.

Y finalmente la corredora de Bolsa (BTG Chile CdB), tras la cual podría haber invertido la familia presidencial parte de su patrimonio.

BTG es uno de los administradores del fideicomiso del Presidente y Piñera ya tenía $ 50 mil millones invertidos en fondos mutuos de la firma antes del fideicomiso, aunque no relacionados a Enjoy.

El club es chico. El presidente de BTG Pactual Chile S.A., Fernando Massú es un viejo conocido de Saieh y Piñera.

Antes de llegar a BTG, Massu fue el gerente general de CorpBanca entre 2012 y 2016. Había sido director desde 2008. En 2020, además de liderar la firma que maneja el fideicomiso, fue designado presidente de la estatal Enap por el propio gobierno de Piñera.

Los Cueto

Con Latam los Piñera Morel también mantuvieron negocios hasta bien entrado el gobierno actual. La sociedad Inversiones Odisea, que concentra el patrimonio a nombre de los hijos y nietos del Presidente, prestó en mayo de 2016, según reveló ese mismo ejercicio La Tercera, 26 mil millones de pesos a la sociedad Costa Verde Aeronáutica.

Esa firma es de la familia Cueto y a través de ella controla Latam. Piñera fue socio con el 26% de Latam hasta agosto de 2010, cuando vendió en una polémica operación ya siendo Presidente.

La deuda siguió vigente hasta marzo de 2020, en una polémica operación a pocas semanas de que se detectara el primer caso Covid en el país.

Cueto pagó entre enero y mediados de febrero de 2020 la deuda, por lo que Costa Verde aseguró que no sabía de la inminencia de la pandemia que estallaría públicamente en Chile con el primer caso COVID el 2 de marzo de 2020. Dijo que lo hizo con los recursos obtenidos de la venta de un 20% de Latam a Delta, dineros que entraron a inicios de enero de 2020.

La industria aérea sufrió desde entonces duramente el impacto de la pandemia, la cual ha limitado la movilidad de la población.

Dos meses después, en mayo de 2020, Latam pidió su quiebra ante los tribunales de Estados Unidos, suspendiendo el pago de todas sus deudas, las que sumaban la impresionante cifra de US$ 11.000 millones.

El Mostrador reveló el pago en junio de 2020, desatando la controversia, la que aumentó por las medidas de financiamiento que estaba buscando aprobar en el Congreso para grandes empresas.

Más crecerían las dudas en las últimas Fiestas Patrias. Dos días antes de que se conociera el fallo del tribunal estadounidense que aceptó la reorganización judicial propuesta por Latam -y evitar así su quiebra- el Presidente Piñera aparecía públicamente almorzando con su amigo Ignacio Cueto en un restaurant en Vitacura.

La cita al parecer ocurrió de improviso y se registró el 17 de septiembre de 2020, en el restaurant Miraolas, según reveló El Semanal de El Mostrador el 21 de ese mes.

Total
591
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts