Copa América registra 52 casos positivos de Covid en solamente 5 días

Los datos fueron confirmados por el Ministerio de Salud brasileño y se refieren a 33 integrantes de delegaciones y 19 trabajadores de hoteles y de la organización. Crack boliviano arriesga sanción por cuestionar a la Conmebol por los hechos.


Los cuestionamientos por realizar una Copa América en medio de una pandemia en uno de los países más afectados por la enfermedad se han justificado en estos primeros cinco días de torneo.

Desde el viernes 11, cuando las primeras delegaciones llegaron a Brasil, hasta este martes 15, se han registrados 52 casos de covid-19 (infección causada por el coronavirus SARS-CoV-2) entre personal involucrado en el evento.

Las informaciones son del Ministerio de Salud del Brasil y se refieren a 33 miembros de las delegaciones participantes del torneo, además de otras 19 personas entre trabajadores de hoteles y miembros de la organización.

La mayoría de los casos ocurrieron en Brasilia, capital del país y ciudad en donde se disputó el partido inaugural. De hecho, la selección más afectada por este brote futbolero fue Venezuela, una de las que participó de este primero partido y que tuvo a 12 personas de su delegación afectadas, entre ellos 8 atletas.

La Conmebol autorizó a la selección vinotinto a remplazar a los jugadores infectados, pero el partido se disputó igual, lo que favoreció a su adversario, que además era el local Brasil, que le ganó con un contundente 3-0.

Además de Venezuela, los seleccionados de Colombia, Bolivia y Perú también han sido afectados por la enfermedad.

El Ministerio de Salud de Brasil afirma que han sido realizados más de 3 mil pruebas de PCR en estos cinco días, y que el promedio de casos positivos corresponde a un 1,7%.

Sin embargo, en Brasil las cifras no son nada buenas. Este martes, el país registró 2,4 mil muertes por covid, alcanzando la cifra de 490 mil víctimas de la pandemia – es la segunda peor marca mundial, detrás solamente de los Estados Unidos, que registra 600 mil.

La realización de la Copa América llegó a ser cuestionada por varios jugadores semanas atrás. Los medios de prensa de Argentina y Uruguay especularon con la posibilidad de boicots organizados por los jugadores de ambas selecciones – de un lado, liderado por Lionel Messi y Sergio Agüero, del otro, encabezado por Luis Suárez y Edinson Cavani.

En Brasil, los jugadores del Scratch llegaron a amenazar con una protesta después que la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) cambiara la sede del torneo para su país y ante el rechazo que esta situación generó en la prensa local.

Al final, los futbolistas de Brasil, Argentina y Uruguay cedieron a los reclamos de los dirigentes sudamericanos para “no politizar el tema”, no fueron adelante con sus intenciones y aceptaron disputar el torneo.

Quien sí ha ido adelante es el delantero boliviano Marcelo Moreno Martins, referente de su seleccionado, quien ha publicado un mensaje cuestionando a la entidad máxima del fútbol sudamericano por el brote durante el torneo.

“Gracias a ustedes de Conmebol por esto. Toda la culpa es totalmente de ustedes!!! Si se muere una persona qué van a hacer ustedes??? Lo que les importa solamente es el DINERO. ¿La vida del jugador no vale nada?”, protestó el futbolista altiplánico.

Ante esta situación, la Conmebol anunció, también este martes, que inició una acción disciplinar contra el atleta, que será evaluada durante esta semana, pese a que Moreno Martins terminó apagando el mensaje de su cuenta de Instagram. El boliviano arriesga penas que van desde multas hasta una suspensión, o incluso su exclusión de la Copa América.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.