Coordinadora de Inmigrantes: “Los medios de comunicación son responsables de la creciente criminalización, xenofobia y racismo contra nosotros”

La voz de los que sobran conversó con Vanessa González, presidenta de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, acerca de las expulsiones masivas ilegales del gobierno, que atentan contra los derechos humanos, la grave denuncia realizada contra la PDI por abandonar a 7 ciudadanos colombianos en medio de una carretera en el norte del país y cómo los medios tradicionales han cubierto los hechos.


Durante la mañana del jueves 24 de junio, y a pesar de las recomendaciones realizadas por expertos de la ONU de detener inmediatamente los planes de expulsiones colectivas, el gobierno de Sebastián Piñera expulsó a 72 inmigrantes.

Vanessa González (29) es la presidenta de la Coordinada Nacional de Inmigrantes, agrupación que nació en el 2014 producto de una serie de movilizaciones en el país. La coordinadora es una plataforma social de distintas organizaciones de migración y refugio. Uno de sus objetivos es que se considere la migración como un derecho básico fundamental, que es, precisamente, todo lo opuesto que se ha concebido hasta ahora con las políticas migratorias de Sebastián Piñera.

Vanessa González.

“Nosotros promovemos la defensa de los derechos humanos. Los inmigrantes hemos sido fuertemente criminalizados y discriminados por estas políticas que tienen un enfoque de seguridad nacional”, señala Vanessa.

El jueves 24 de junio durante la mañana, se produjo una nueva expulsión masiva de inmigrantes, esta vez 72 personas fueron obligadas a abandonar el país por el gobierno de Sebastián Piñera. El ejecutivo hizo caso omiso a las recomendaciones realizadas por expertos de la ONU que llamaron en el mes de abril del presente año al Gobierno de Chile a detener inmediatamente los planes de expulsiones colectivas de migrantes, haciendo énfasis en que estos tienen derecho a una evaluación individual y a permanecer en el país mientras se valora su situación de acuerdo con las normas y estándares internacionales de derechos humanos.

¿Cuál es tu opinión con la política de expulsiones llevadas a cabo por el gobierno de Sebastián Piñera y que omite los estándares internacionales?

-Nosotros rechazamos tajantemente esta política de persecución y expulsión de inmigrantes. Esta política está enfocada en una perspectiva de seguridad nacional y de criminalización fuerte hacia las personas de las comunidades migrantes. Además, estas expulsiones son de manera colectiva, y por lo tanto son ilegales. No respetan el debido proceso ni los estándares internacionales en que se señala que se requiere una determinación individual, caso por caso.

Las expulsiones no son algo nuevo, pero lo que hemos visto durante este último tiempo es que adquieren un carácter mucho más fuerte de colectivas y en donde las organizaciones de inmigrantes, de derechos humanos e internacionales nos hemos pronunciado en contra. Sabemos que se vienen un par de expulsiones más, ya que hemos visto que se ha armado un negocio detrás de esto. Cada persona migrante expulsada tiene un valor.

Para nosotros estas expulsiones violan gravemente los derechos humanos de las personas y, además, se basan en decisiones arbitrarias y discriminatorias que se hacen sin respetar las garantías de los debidos procesos y el derecho a la defensa.

Por un lado, Sebastián Piñera se ha pronunciado en varias oportunidades para condenar los derechos humanos en otros países. Sin embargo, él ha violado los derechos humanos tanto de las y los chilenos, así como también de los inmigrantes que se encuentran en el país. ¿Cómo se ve reflejado esto en las personas migrantes?

Hemos visto, lamentablemente, que no hay preocupación por velar por los derechos humanos, al contrario, se han profundizado las vulneraciones no tan solo a las comunidades migrantes, sino que en varias de las comunidades que existen en el país. Para nosotros se está recrudeciendo una campaña sostenida de criminalización de la migración durante este año y que comenzó en época de pandemia el año pasado, en donde vimos cómo las políticas de migración descuidaban y descuida a las personas inmigrantes y, además, cómo se ha ignorado las consecuencias de la pandemia en la sociedad en general y cómo se ha colocado el foco en la vulneración de las personas migrantes. Esto lo podemos ver en la persecución, allanamientos y detenciones de manera arbitraria.

Una situación terriblemente difícil se vive en las fronteras, en donde no han existido políticas humanitarias y han fallecido personas. Y, además, hay una nueva ley de migración y extranjería que, justamente, su enfoque no es a proteger a las comunidades en general, sino que es un enfoque de interés nacional y de seguridad del estado.

El 22 de febrero de 2019, Sebastián Piñera llegó a Colombia en el marco de un show mediático para incidir en la política interior de Venezuela y levantar la figura del autoproclamado presidente interino Juan Guaidó. Piñera en esa oportunidad llamó a los venezolanos para ir a un país libre como Chile. Sin embargo, dos años después, los expulsa del país incumpliendo los estándares internacionales.

¿Cómo toman este mensaje y acción por parte de Sebastián Piñera?

-La postura es que, abiertamente, se instrumentaliza la migración a conveniencia de estos discursos políticos. En ese momento, se instrumentalizó la migración con otros fines, pero vemos cómo los discursos de Piñera en ese momento estuvieron completamente vacíos más adelante para la población venezolana y la población venezolana empobrecida. Además, contra los venezolanos fue con mayor fuerza el flujo de vulneraciones, no tan solo en las fronteras, sino que en las primeras expulsiones colectivas.

Durante el miércoles 23 de junio, el Servicio de Jesuita Migrante denunció que 7 extranjeros, de nacionalidad colombiana, habían sido detenidos en la ciudad de Arica durante la noche del martes sin un debido proceso. Posteriormente fueron subidos en un bus, con escolta de policías civiles, rumbo a Santiago para su expulsión. La mañana del mismo miércoles, la Corte de Apelaciones de Santiago acogió una orden de no innovar en un recurso de amparo presentado el martes por el SJM, quedando sin efecto la orden de expulsión de 7 inmigrantes colombianos. Tras enterarse del fallo, los migrantes fueron abandonados a las afueras de la ciudad de Chañaral, en medio de la carretera, por la PDI.

¿Cómo se ve reflejada la política de expulsiones de Sebastián Piñera en este repudiable hecho?

-Como te hablé en la pregunta anterior, estos discursos que, por un lado, dicen garantizar los derechos de las personas migrantes, pero por otro lado lo que hacen estas autoridades es promover su vulneración. Por supuesto que es inadmisible e inhumano lo que han hecho con las personas migrantes, que además son las que están más vulneradas. Este caso justamente hubo personas que pudieron defenderse, pero fueron dejadas en medio de una carretera tras no poder ser expulsadas. Esto es una clara señal de cómo está actuando el Estado con nuestras comunidades.

Constantemente hemos podido ver cómo los medios masivos y tradicionales informan acerca de las expulsiones colectivas de una manera servicial al poder político o económico. Sin ir más lejos, durante la expulsión realizada el jueves 24 de junio, informaron que 72 inmigrantes fueron obligados a abandonar el país, 45 de ellos, según lo que señalaron, se debían a personas condenadas por ciertos delitos, pero no dijeron nada de los otros 27 migrantes que también fueron expulsados.

¿Crees que los medios de comunicación tradicionales están a la altura a la hora de informar estos hechos?

-Nosotros venimos denunciando hace ya largo rato, desde la existencia de la coordinadora, que son tanto las autoridades migratorias y las instituciones del estado, incluso la sociedad civil en conjunto con los medios de comunicación masivos y tradicionales los que instalan estas matrices de opinión en contra de la migración. Ponen la migración como un problema e ignoran la migración como un derecho básico fundamental. Y más en estos tiempos, en donde la movilidad humana ha existido desde siempre, pero la ponen como el foco de todos los problemas. Todas las declaraciones que cubren los medios de comunicación tienen que ver con esto y es por lo mismo que son responsables de la creciente criminalización, xenofobia y racismo que existe contra las personas migrantes que somos partes de este país y que nos consideramos justamente parte de Chile.

Durante el 21 y 22 de junio se desarrollaron los debates presidenciales de Chile Vamos y Apruebo Dignidad. En el primero no hubo ninguna pregunta acerca de las políticas migratorias llevadas a cabo por el gobierno que ellos representan, en la segunda tampoco hubo preguntas en torno a las políticas migratorias. Sin embargo, hubo una pregunta de una ciudadana migrante venezolana acerca de la situación interna de su país.

¿Qué te parece que se hable más de lo que sucede en un país vecino para arrinconar a ciertas candidaturas, y que no se hable y emplace a los candidatos de Chile Vamos acerca de la política migratoria llevaba a cabo por su gobierno?

-Nosotros como Coordinadora, creo que es importante ponerlo sobre la mesa, somos un movimiento social y somos parte de los movimientos sociales que existen hoy en Chile y que apostamos por una transformación por una vida digna para todos y todas. Es por lo mismo, que en este marco eleccionario y de debates que son importantes para la opinión pública, pensamos que se tiene que posicionar la migración con un enfoque de derecho, que se emplace a las autoridades, a las candidaturas a que se conciba la migración en una perspectiva de derecho y que se reconozca la diversidad de pueblos que existen en Chile, dentro de ellos el pueblo migrante, pero también es súper importante que se deje de instrumentalizar la migración. Cuando se instrumentaliza la migración, lo que se hace es desviar el punto central y el punto central es que en Chile se vulneran los derechos humanos de las personas en general y también de las personas migrantes.

Nosotros, como coordinadora, estamos compuestos por organizaciones de diferentes países y si bien condenamos y nos preocupan las situaciones de los países de origen, lo que intentamos posicionar, y con mucha fuerza, es que las políticas migratorias que se vayan a desarrollar en Chile, en todo nivel, constitucional, políticas públicas, políticas del estado, justamente conciban a la migración de un enfoque de derecho y que conciban al estado chileno como plurinacional e intercultural. Eso pensamos que debería ser el foco y repudiamos que se utilicen las organizaciones migrantes, repudiamos que se utilicen a los migrantes, justamente para que se beneficien posturas que puedan favorecer a ciertos sectores.

Total
38
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.