Confirman absolución de joven que pasó más de un año preso por molotov: fallo destroza labor policial

Matías Fuentes Purrán

La Corte de Apelaciones estableció que en las imágenes proporcionadas por Carabineros no se pudo observar el rostro de quien, según la policía, sería Matías Fuentes. “Habiendo estado los funcionarios que participaron en el procedimiento a una distancia no superior a 4 metros de él, quien se sacó la capucha por varios minutos e incluso se fumó un cigarro, advirtió el tribunal.


En un fallo unánime, la Corte de Apelaciones de Santiago rechazó un recurso de nulidad presentado en contra de la sentencia que absolvió el pasado 26 de febrero al joven Matías Fuentes Purrán del delito consumado y reiterado de fabricación, porte y uso de bombas incendiarias acusado por el Ministerio Público.

La Octava Sala del tribunal de alzada descartó un error en la sentencia absolutoria dictada por el Tercer Tribunal de Juicio Oral en lo Penal (TOP) de Santiago, donde se estableció una falta de pruebas para acreditar la ocurrencia del delito y, por ende, la responsabilidad atribuida al acusado en un hecho ocurrido el 15 de noviembre de 2019 en Providencia en el marco del llamado estallido social. 

Cabe recordar que Matías Fuentes estuvo más de un año en prisión preventiva tras ser detenido el 6 de enero de 2020.

Según había señalado la Fiscalía, Fuentes habría fabricado a lo menos dos bombas molotov, las que luego habría transportado hasta la calle Carabineros de Chile, donde habría encendido una, lanzándola posteriormente al personal policial. El segundo artefacto incendiario no habría alcanzado a ser lanzado. Luego de ello, el imputado habría abandonado el lugar de los incidentes en una motocicleta de su propiedad.

En ese sentido, la Corte de Apelaciones refrendó lo establecido por el TOP de Santiago respecto a que la evidencia presentada por el ente persecutor “no da cuenta de manera fehaciente e indubitada que el artefacto que se ve que un joven arroja al aire se trate de (…) una bomba molotov como lo sostiene el acusador”. Por otra parte, el tribunal destacó que “tampoco es posible determinar con la prueba incorporada, que haya sido Matías Fuentes Purrán quien arrojó el elemento que se observa en las fotografías”.

Es en esta parte de la argumentación de la Corte donde se critica la labor policial durante esa jornada, señalándose que “ni en éstas ni en el video incorporado, se pudo observar el rostro del joven que fue captado fotográficamente ese 15 de noviembre de 2019, habiendo estado los funcionarios que participaron en el procedimiento, a una distancia no superior a 3 o 4 metros de él, vestidos de civil, el que, según el decir de esos mismos funcionarios, al volver a la motocicleta el joven se sacó la capucha por varios minutos, quedando, en consecuencia, a rostro descubierto frente a ellos, e incluso se fumó un cigarro”

El Tercer TOP de Santiago sumó más antecedentes para profundizar en la precariedad de las pruebas: “Ni siquiera se contó con una imagen que diera cuenta de la placa patente de la motocicleta en la que se retiró dicho joven, informada por los funcionarios, no contando éstos con tal evidencia elemental que respalde sus dichos”.

Por último, los jueces sostuvieron que “el registro realizado por los policías en las cadenas de custodias aparece modificado o alterado (…), lo que claramente se contrapone a la pureza y a la normativa que se debe adoptar en dicho registro, lo que deviene en que lo consignado en tal documento quede dubitado”. 

Total
1K
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.