Condonar hoy el 47% de la deuda total del CAE no requiere gastar recursos fiscales adicionales ni una nueva Ley

Condonar hoy el 47% de la deuda total del CAE no requiere gastar recursos fiscales adicionales ni una nueva Ley

Desde la Fundación Nodo XXI, en conjunto con el movimiento Deuda Educativa y la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, propusimos en diciembre de 2019 una “Hoja de Ruta” para la condonación universal de la deuda educacional, haciendo un llamado a la responsabilidad del Estado y los Bancos frente a la crisis social y política que nos toca vivir, compensando el daño producido a las y los deudores educativos, que se agudiza aún más en el actual contexto de pandemia.

Algunas aclaraciones sobre el costo de la deuda estudiantil y debate sobre condonar la deuda del CAE

Actualmente el saldo total de la deuda del CAE es de 9.506 millones de dólares. Sin embargo, cerca del 47% de esta cifra ha sido financiada por el fisco, por lo cual no se requeriría un esfuerzo fiscal adicional para condonar estas cifras -más allá de ajustes contables-, misma lógica que cabría aplicar para el Fondo Solidario de Crédito Universitario. Es un tema fundamental y exclusivamente de voluntad política.

En cuanto a las cifras restantes, correspondientes a aquella deuda educacional suscrita con la banca privada con el Estado como garante, es necesario impulsar un diálogo público, para que sean el Estado y los Bancos e Instituciones Financieras -considerando que a diciembre del año 2018 habían recibido más de 730 mil millones de pesos por parte del Estado por concepto de recarga, sin considerar intereses ni multas- quienes se responsabilicen y asuman el costo del mal diseño de nuestro sistema de financiamiento a la educación superior, y no los estudiantes, los trabajadores y sus familias.

Desde la Fundación Nodo XXI, en conjunto con el movimiento Deuda Educativa y la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, propusimos en diciembre de 2019 una “Hoja de Ruta” para la condonación universal de la deuda educacional, haciendo un llamado a la responsabilidad del Estado y los Bancos frente a la crisis social y política que nos toca vivir, compensando el daño producido a las y los deudores educativos, que se agudiza aún más en el actual contexto de pandemia.

En ese contexto, considerando una condonación total inmediata y simulando un proceso de amortización a 25 años plazo con un 2% de interés, se podría llegar a un escenario de gasto anual por concepto de condonación cercano a los 167 mil millones de pesos anuales (aproximadamente de US$ 261 millones). Una cuota anual de esta magnitud equivaldría a cerca del 36% del presupuesto 2020 asignado al Crédito con Aval del Estado, es menos de un 7% del presupuesto de educación superior, poco más de un 1,3% del presupuesto de educación y representa sólo un 0,3% del Presupuesto 2020. Es también equivalente a un 55% de un año de operación del “Sistema de Financiamiento Solidario” que propuso en su momento el actual gobierno, sistema que por cierto cuenta entre sus supuestos una pérdida media de los créditos del 51%. Para mayor información y detalle, ver “Hoja de Ruta para la Condonación Universal de la Deuda Educativa”

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *