Cecilia Heyder presenta nuevo recurso para muerte asistida y acusa “abandono” de Hospital San José

Ante su irreversible situación de salud, la activista de Derechos Humanos solicita un procedimiento a través del sistema de salud público al más breve plazo”, y que mientras eso ocurra el recinto asistencial le brinde el tratamiento necesario acordado tras salir del lugar hace casi 15 días.


El pasado 15 de marzo la reconocida activista de Derechos Humanos Cecilia Heyder, quien padece múltiples enfermedades graves e irrecuperables, presentó un recurso de apelación ante la Corte de Apelaciones de Santiago, esto con dos objetivos principales: que se acceda a su petición de una muerte asistida digna, y que el Hospital San José le brinde la cobertura de salud necesaria acordada luego de su alta desde ese recinto hace aproximadamente 15 días.

Respecto a lo primero, lo que solicitó Cecilia a través de la acción judicial patrocinada por su abogado Pablo Villar, es que el tribunal de segunda instancia deje sin efecto su resolución del 10 de marzo que rechazó un recurso de protección presentado por Heyder, en donde solicitaba acceder a un procedimiento de muerte asistida digna. La petición es en definitiva que este sea aplicado a la paciente “a través del sistema de salud público al más breve plazo”.

Esta nueva presentación ante la justicia por parte de Heyder enfatiza en que su petición es una muerte asistida y no un suicidio asistido. En ese sentido, su abogado aclara que lo que está prohibido en el Código Penal es lo segundo y no lo primero, el que simplemente no está regulado en dicho ordenamiento.

“En una muerte asistida, consta que es una paciente terminal, que la medicina ya no le va a dar una respuesta, que solamente quedan los paliativos, que cada día que pasa está peor, que está pasando por un tormento, y también que ella se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales. Es distinto, son situaciones distintas, por lo tanto no se puede aplicar la norma que prohíbe el suicidio a un caso de muerte asistida”, explica Villar.

Por otro lado, en el recurso se apela igualmente al argumento presentado por la Corte de Apelaciones en cuanto a que habría una ausencia de una norma legal que permita un procedimiento médico como el solicitado por la activista de Derechos Humanos. “No porque no exista una norma que regule la muerte asistida, significa que no se pueda otorgar”, apunta el jurista, profundizando en que “existe el principio de la inexcusabilidad en la Constitución, que señala que los jueces no pueden no pronunciarse sobre un asunto que es sometido a su conocimiento usando como pretexto que no existe una norma legal que regule la situación; ellos pueden llenar lo que se llama ‘vacíos legales’ cuando no existe la ley, pueden resolver, y eso es lo que nosotros estamos señalando”.

La urgencia de atención

Respecto a la segunda petición de Heyder, en el documento presentado por Villar se advierte que el Hospital San José “no ha prestado cobertura de salud alguna a mi representada, no se han acercado a su domicilio para darle paliativo alguno ni la han trasladado al Hospital”, como había dispuesto justamente ese tribunal de segunda instancia.

En efecto, el 10 de marzo la Corte de Apelaciones resolvió que en el caso de que Heyder -quien tuvo que permanecer 15 días contra su voluntad en dicho recinto debido a que se le negaba el alta-, fuera trasladada a su domicilio, el Hospital San José “deberá proporcionar los mecanismos para procurar que la paciente pueda seguir asistiendo a sus transfusiones, debiendo para ello ser trasladada por vehículos del hospital, o incluso ser asistida por personal de salud en su mismo domicilio, a través de la unidad de hospitalización domiciliaria, tal como fue ofrecido en los respectivos informes”.

Algo que -de acuerdo a lo que se señala en el escrito- no se ha cumplido, limitándose el hospital “a darle hora de atención presencial para el 22 de marzo de 2021, actuar que no solo denota una indolencia absoluta con la condición de paciente terminal de mi representada, sino que es una flagrante falta a lo dispuesto por S.S. Ilustrísima en la sentencia antes citada”, según plantea el abogado Pablo Villar. Dicho esto, a través de su representante Heyder pidió oficiar con carácter de urgente al San José, a fin de que lo señalado por el tribunal se concrete.

“Mi actual situación es un abandono total. El hospital no se ha comunicado conmigo en ningún momento, todavía no me han transfundido y ya van a ser cuatro semanas, cuando tengo indicación de tres o cuatro veces por semana. Estoy en este momento en reposo porque casi no me puedo mover por miedo a un sangrado”, explicó Heyder en conversación con La voz de los que sobran.

Junto con ello, Cecilia aclaró que “yo no lo pedí, ellos (N.del.R: el Consejo de Defensa del Estado como interviniente en este caso) ofrecieron a la Corte un acuerdo de hospitalización domiciliaria, de traslado para transfusiones y atención médica expedita, y hasta el momento no se han pronunciado”.

En ese sentido, cabe mencionar que este viernes, por primera vez luego de que el pasado 6 de marzo Heyder dejara el Hospital San José, desde la unidad de hospitalización domiciliaria acudieron al hogar de la activista. Sin embargo, de acuerdo a lo que le explicaron a Heyder, no fue posible brindarle la atención que requiere en su casa debido a que esta debe ser llevada a cabo en el hospital. Ante esto, Cecilia lo que pide es que desde el San José se le brinde una solución efectiva, ya sea de manera ambulatoria o internada por periodos cortos para exámenes o transfusiones.

Total
87
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.