Caso Promel: ONU presiona a gobiernos de Chile y Suecia a responder ante crimen ambiental en Arica

Cementerio tóxico traído por Promel. Captura reportaje de CHV

El organismo internacional emplaza a ambos países a repatriar o asegurar la eliminación de los desechos peligrosos traídos desde Europa en los ’80 por una empresa privada chilena, causando enfermedades y muertes. Junto con ello, los insta a realizar una reparación a los afectados y entregarles una solución habitacional lejos de la contaminación.


Seis relatores especiales de la Organización de Naciones Unidas (ONU) enviaron el 23 de marzo pasado una carta al Estado chileno y al gobierno sueco, emplazándolos a entregar una solución definitiva al crimen ambiental generado en la ciudad de Arica hace ya 37 años por parte de dos empresas de dichas naciones, en complicidad con las autoridades de la época.

Fueron 21 mil las toneladas de desechos químicos pertenecientes a la compañía sueca Boliden los que la empresa chilena Promel trajo desde esa nación a partir de 1984. En total fueron 14 envíos de elementos como arsénico, plomo, mercurio y otros realizados bajo el argumento de que éstos estaban afectando la salud de los trabajadores europeos, provocándoles cáncer al pulmón y al estómago.

Sin embargo, la instalación a la intemperie de ese verdadero basurero industrial, ubicado originalmente a 250 metros de la población Sica Sica, ha significado muertes, malformaciones y una serie de enfermedades -como cáncer, fibromialgia, leucemia, esquizofrenia, autismo y fibrosis pulmonar- a los pobladores chilenos, sobre todo a los más pequeños, luego de años caminando y jugando sobre esa verdadera bomba de tiempo, sin saber la toxicidad que había bajo sus pies.

Persona enferma producto de exposición a desechos tóxicos. Captura CHV

En el documento dado a conocer por El Mostrador, los relatores de la ONU Marcos A. Orellana, David R. Boyd, Tlaleng Mofokeng, Balakrishnan Rajagopal, Felipe González Morales, Olivier De Schutter y Pedro Arrojo Agudo sostienen que “deben tomarse medidas urgentes para repatriar los desechos peligrosos a Suecia y/o asegurar la eliminación de los desechos peligrosos de manera ambientalmente racional”.

En ese sentido, los representantes de Naciones Unidas enfatizan en que “deben tomarse medidas urgentes para garantizar a los anteriores y actuales residentes de Arica reparaciones efectivas por el daño que han sufrido a lo largo de los años, entre las que se encuentran un cuidado y atención a la salud adecuados, su reubicación y el acceso a una vivienda adecuada en una zona que no esté contaminada y les asegure condiciones para una vida digna”.

De acuerdo a lo que detalla El Mostrador, tras el envío de la carta los gobiernos chileno y sueco tuvieron un plazo de respuesta de 60 días, el que venció y obligó al Presidente Sebastián Piñera a pedir una ampliación ante la Misión Permanente en Chile de la ONU, fijándose como fecha tope el viernes 28 de mayo. Sin embargo, la respuesta del Ejecutivo no ha sido todavía puesta a disposición del organismo internacional.

En tanto, el gobierno sueco respondió el pasado 21 de mayo a través de una carta donde explicita los procesos judiciales que han ocurrido en ese país respecto al caso y su compromiso con los Derechos Humanos, pero sin hacerse cargo de los residuos tóxicos que continúan en la ciudad de Arica.

Total
262
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.