Caso Ámbar y la “lógica” de la PDI. ¿Cuándo mierda vamos a entender?

Caso Ámbar

Ayer, en un panel de Contigo en Directo de CHV que tuvo a ex funcionarios de la PDI, a la Defensora de la Niñez –primero–, y una representante de la ABOFEM –después–, se discutía sobre el Caso Ámbar. Tras el cuestionamiento de Patricia Muñoz sobre la falta de enfoque de género con que las policías habían abordado la investigación para encontrar a la menor, el ex comisario Carlos Collao no escatimó en una insólita defensa a la institución: “es una ideología de género mal entendida”, fue su insólita respuesta.


Una vez más, la justicia chilena sigue mostrando la hilacha. Una niña de tan sólo 16 años tuvo que ser la víctima de un brutal asesinato en Villa Alemana. La búsqueda de la menor, desaparecida desde el pasado 29 julio, finalizó ayer con el hallazgo de sus restos en la casa donde vivía su madre con su pareja, Hugo Bustamante, sindicado como culpable de tan macabro crimen. El principal implicado, conocido como el “homicida del tambor”, había sido condenado en 2005 a 27 años de presidio tras haber asesinado a sangre fría a su entonces pareja y al hijo de esta. Sin embargo, esta condena se redujo a menos de la mitad por “buena conducta”, quedando en libertad condicional en 2016. ¿Cómo se entiende?

Carlos Pinto, en su reconocido programa Mea Culpa, lo entrevistó mientras cumplía condena. Ante la pregunta del mencionado conductor –”Si quedaras en libertad, ¿podrías volver a cometer el mismo delito?”–, de sus propias palabras podemos escuchar su frío pensamiento: “A ciencia cierta, no tengo la respuesta… no podría decirle no, imposible que no pudiese vivir una situación parecida… y si en un momento determinado exploté de esta manera, ¿explotaré nuevamente? Con eso uno se demuestra a si mismo que uno no se conoce”. Inexplicablemente, una jueza le dio la libertad tras poco más de 10 años de presidio. Incomprensible.

Ayer, en el programa Contigo en Directo de CHV, tuvo de panelistas vía telemática a Patricia Muñóz, defensora de la niñez y los ex funcionarios de la PDI, Sergio Torres y Carlos Collao para conversar sobre el Caso Ámbar. En su intervención, la defensora de la niñez parte sólida: “he oído a los funcionarios de la PDI y creo que hay errores en sus planteamientos. Si hay algo que priorizar en la búsqueda de personas desaparecidas es el enfoque de género y el interés superior de niños, niñas y adolescentes, por lo tanto existen priorizaciones que se mandatan desde los estándares internacionales de Derechos Humanos y que tienen que ser integrados por las policías también, en la lógica de la búsqueda de estas personas”. Dicho esto, el ceño de ambos panelistas no hizo más que fruncirse.

Luego, continuó su alocución describiendo objetivamente, con lujo de detalles, los antecedentes del Caso Ámbar; el presunto asesino, el caso previo en el que estuvo envuelto y del desenlace desafortunado que tuvo la joven. En cada momento, Muñoz destacó la importancia de perseguir este caso desde un enfoque de género y de las garantías que desde el Estado se le deben otorgar a los niños, niñas y adolescentes, llamando la atención a los otros invitados, al decir que no se priorizaron estas aristas. Por cuestiones de agenda, Patricia se tuvo que retirar y no pudo quedarse –por suerte– a escuchar la penosa y lamentable réplica de Carlos Collao.

El ex comisario de la PDI, aprovechó la pantalla para replicar y quedarse únicamente con el punto del enfoque de género. Y criticarlo, utilizando como defensa el hecho de que considera de mal gusto lo dicho por la defensora de la niñez. Su argumento: “ni en Chile ni en ninguna parte del mundo podemos decir que es más importante o menos importante que una persona de muerte porque es hombre o mujer, eso es una ideología de género mal entendida. Ella es defensora de la niñez, ¡niñez! No tiene género, hombre y mujer”. Humberto Síchel, conductor del programa, hace el esfuerzo de corregirle el error, pero Collao está en Melmac. Le tocaron las bolas y eso le hizo patinar horriblemente.

Sergio Torres, le pone amarillismo al cuento encontrándole razón a ambos. Pero recalcando que la policía a la que perteneció se debe a todos los seres humanos. ¿Hay alguien que pueda cuestionar eso? Nadie. Pero el machismo es una constante tan arraigada en las fuerzas de orden que ante cualquier invitación a defender lo indefendible no dudan en hacerlo. Luego de este entuerto, tanda comercial.

Al volver, se unió al panel Mariana Bell, abogada de la Asociación de Abogadas Feministas (ABOFEM), sosteniendo a las lumbreras de la PDI. El diálogo entró en la espiral que dejó Muñoz, continuando con la defensa corporativa al gremio por parte del parcito de hombres. Le tocó el turno a la abogada para contrarrestar el verdadero gato de espaldas que fue Collao con el emplazamiento de Patricia Muñoz. Y la representante de ABOFEM no se guardó nada tampoco.

“El error que se está cometiendo es decir que se va a investigar de forma distinta el caso de una niña (en el) que se da una discriminación por no buscarla de la misma forma. Nos estamos entrampando en un error muy común en decir si yo veo a esta niña como un sujeto distinto en esta sociedad, porque claramente vivimos en una sociedad machista patriarcal en el que las mujeres nos hemos visto discriminadas”. Mientras Bell emitía su discurso, Collao realiza un gesto reprochable e inaceptable. Gestos que dan la razón a todas esas mujeres que han salido a la calle cada vez que tienen que manifestarse por casos como el de Ámbar.

Caso Ámbar

Desde aquí te digo, Carlos Collao, es una vergüenza que no te hayas formado en enfoque de género. Es una vergüenza que centres la discusión de los crímenes en cuestión otorgándole la misma categoría entre hombres y mujeres ¡cuando no lo son! Es una vergüenza contar con fuerzas de orden y de supuesta “inteligencia” que no sean capaces de agachar el moño; o, por último, quedarse callados, sobre todo ante el patinazo que se pegaron en el Caso Ámbar.

Mientras las mujeres se manifiestan espontáneamente ante estas claras señales de injusticia, por la escasa pericia por parte de los entes encargados de investigar y por la desgracia de perder la vida de una niña en manos de un criminal inexplicablemente en libertad, tu discurso, postura y soberbia machista te pintó y pintó a nuestra sociedad de cuerpo completo, comisario. ¿Cuándo mierda vamos a entender?

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.