Ayunar como forma de luchar: Familiares de presos de la revuelta se organizan para conseguir el indulto

La movilización se inició el viernes 27 de noviembre en Santiago y contempla acciones similares en regiones. De carácter rotativo, en lapsos de 24 horas cada uno, familiares y amistades de los detenidos solo consumirán agua y té. El objetivo de estas actividades es visibilizar el problema y lograr una amnistía sin condiciones para los presos del estallido social. Según información conseguida vía Transparencia por este medio, son 72 las personas formalizadas por Ley de Seguridad Interior del Estado desde octubre de 2019 a septiembre de 2020.


La Casa Arrau, sede de Música de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, se encuentra frente a Plaza Brasil, en Santiago Centro. En la fachada del edificio cuelgan lienzos que piden la libertad de los presos de la revuelta.

Al entrar a la casona se observa una sala pequeña donde hay cajas con bolsas de té, tarros de café, útiles de aseo y alimentos no perecibles bajo otro cartel que reza “Acopio para los presos”. Al frente se ve otra pieza con colchones y ropa de cama donde duermen los que se quedan de noche.

Al interior, en el salón principal, hay algunas sillas sobre un pequeño escenario con las fotografías de quienes hoy se encuentran privados de libertad a causa del estallido social. Sentados en una banca esperan María Soledad Quezada y Cristian Zenteno.

(Créditos: Agencia UNO)

María Soledad es la madre de Tomás González, quien se encuentra en prisión preventiva desde el 27 de diciembre de 2019 luego de que fue detenido camino a su hogar por efectivos del OS-9 y formalizado por lanzamiento de artefacto incendiario. Cristian es padre de Jesús Zenteno, quien está detenido desde el 14 de noviembre del año pasado, por el delito de incendio, confección y lanzamiento de artefacto incendiario en el caso del Hotel Principado de Asturias.

Ambos son parte de la Organización de Familiares y Amigos de Presos Políticos de la Revuelta Social (OFAPP) quienes, junto a la Coordinadora 18 de Octubre, organizaron un ayuno solidario y rotativo para exigir la libertad de todos los detenidos sin condiciones.

El objetivo será que distintas familias vayan rotando en esta práctica. Desean visibilizar la urgencia de la liberación de todas y todos los presos políticos, particularmente, los menores de edad que continúan con medidas cautelares o privación de libertad.

Las diputadas Camila Vallejo, Marisela Santibañez y el diputado Boris Barrera entregaron su apoyo a los familiares de presas y presos políticos de la revuelta popular que realizan ayuno.

Se turnan en grupos de dos o cuatro personas cada 24 horas, donde solo consumen líquidos, y revisan que los voluntarios tengan un estado de salud óptimo para realizarlo. Los organizadores hicieron un llamado a otras agrupaciones de la sociedad civil para que apoyen la movilización, y esperan que también puedan sumarse  más familiares y amistades directas de las personas privadas de libertad.

Su principal anhelo es que el Congreso pueda ingresar, tramitar y aprobar lo más pronto posible un proyecto de ley que permita la libertad de todos los prisioneros políticos de la revuelta, tanto aquellos que estén cumpliendo condena como los que fueron formalizados por el Ministerio Público, usando distintas leyes.

***

A un año de octubre de 2019, según datos de la Fiscalía Nacional, 5.084 personas habían sido formalizadas por diversos delitos cometidos en el contexto de las manifestaciones del estallido social. De éstas, 648 seguían en prisión preventiva y 725 habían sido condenadas (por delitos como desórdenes públicos, robo o daño a la propiedad).

El problema para cuantificar la real dimensión de lo que sucede es que no existen delitos del “estallido social” sino casos “vinculables” al contexto de la revuelta. Por esta razón desde la Coordinadora 18 de Octubre explican que la amnistía sin condiciones que exigen “es la figura más amplia, en términos de poder abarcar a la mayor cantidad de compañeras y compañeros, porque la amnistía presenta la no distinción de delito y porque considera también a imputados y procesados”.

En el proyecto de ley sobre indulto general presentado en el Senado se cita una carta abierta escrita por Amnistía Internacional al Estado en donde se menciona que el organismo “ha tenido conocimiento que (en Chile) cientos de personas se encuentran privadas de libertad por delitos menores como el de “desórdenes públicos” en conexión con las protestas de 2019. Muchos otros se encuentran en prisión por el uso indebido y desproporcional del derecho penal, tras la aplicación de leyes como la Ley de Seguridad Interior del Estado. Así mismo, la nueva Ley 21.208, conocida como ‘Ley Antisaqueos y Antibarricadas’ de enero de 2020 ha despertado serias preocupaciones debido a que, por ejemplo, castiga penalmente la obstrucción de la vía pública en el contexto de manifestaciones sociales”.

Según información entregada a este medio vía Ley de Transparencia por el Poder Judicial, hasta septiembre de este año hubo 260 ingresos de delitos penales, con el Ministerio del Interior y Subsecretaría del Interior como querellantes, en contra de manifestantes por el delito de “crímenes y simples delitos por Ley de Seguridad Interior del Estado”. Además, se incluye que 72 personas, desde octubre de 2019 a septiembre de 2020, han sido formalizadas por esta misma ley.

Mientras que, por la Ley 21.208, según el inciso 1 (interrumpir libre circulación) e inciso 2 (lanzar objetos a vía pública con muerte o lesiones) existen 2 y 3 querellas interpuestas por el Ministerio del Interior y la Subsecretaría del Interior en contra de manifestantes, respectivamente.

***

María Soledad tiene una botella de jugo entre las manos. A lo lejos, y sentado al lado de las fotografías de los detenidos, Cristian toca guitarra. Él hizo el ayuno por primera vez, y María Soledad por segunda.

-Para mí esto es un ayuno simbólico, en el fondo no es como una huelga de hambre donde uno condiciona el término de la huelga según lo logrado, en nuestro caso es un tema de visibilización-, explica.

Su caso fue más complejo. Ella es diabética y su hijo tenía miedo de que participara. Sin embargo se realizó exámenes médicos y fue autorizada para poder ayunar.

-Mi hijo siempre ha sido muy respetuoso de mis decisiones, igual que yo con las de él. Sabe que es mi decisión y yo creo que se siente orgulloso de mí, como yo de él, a pesar de todas las dificultades que hemos pasado-, dice con la voz entrecortada por la emoción.

María Soledad cuenta que el hecho de que su hijo esté en la cárcel ha sido difícil de asimilar. Tomás está desde el 27 de diciembre de 2019 en prisión preventiva, luego de que efectivos del OS-9 de Carabineros lo tomaran detenido después de haber protestado en la Plaza Dignidad. Se encuentra en Santiago 1 hace casi un año por lanzamiento de artefacto incendiario y reincidencia, ya que mantenía una causa abierta por el mismo delito desde el año anterior.

-El ser capaz de no pensar todo el día en que tú estás en la mesa comiendo y que tu hijo no está comiendo, o que estás durmiendo cómoda, o en el invierno calientita y ellos muertos de frío, cosas así son muy difíciles-, dice.

María Soledad comenta que fue una formalización rápida porque los abogados no tuvieron acceso a la carpeta investigativa, y la Fiscalía hizo hincapié en que era un joven que tenía una causa pendiente y por eso quedó en prisión preventiva.

En medio de la conversación reconoce lo importante que ha sido organizarse y la solidaridad del grupo.

-A veces había quienes se ofrecían para llevar las encomiendas los sábados, me decían ´tía, nosotros lo llevamos, usted descanse´. Yo iba igual, era un sentimiento de necesidad de estar ahí, pero así fue como creamos una gran familia entre todos-, cuenta María Soledad.

Ella piensa que la presentación del proyecto de indulto general ayudó a abrir el debate. Siente que  la amnistía puede ser la solución más adecuada para ellos, por el contexto en el que fueron apresados.

-Se logró este proyecto de indulto general que tiene pinceladas de amnistía, y tal vez no llegue a buen puerto, pero por lo menos está ayudando un poco a reconocer que hay presos políticos-, concluye.

Cristian también comenta su posición frente al ayuno. Es músico callejero hace 30 años.

 – Lo que yo hago, lo hago por él [su hijo]. Lo entiendo, estoy completamente de acuerdo con él, la postura de él y la postura de los chiquillos que están aquí presentes-, explica.

Jesús Zenteno

Jesús Zenteno fue detenido el 14 de noviembre de 2019 luego de que fuera seguido dos días por personal Intra Marchas. Fue acusado por delito de incendio, confección y lanzamiento de artefacto incendiario en el caso del Hotel Principado de Asturias, el 12 de noviembre del mismo año.

Cristian acusa que esto fue un montaje.

-El no cometió el incendio, no hay evidencia. La prisión preventiva era de 60 días al principio, y hasta hoy está preso”- dice. Jesús  arriesga 25 años de cárcel.

El ambiente entre los familiares es de comprensión, de camaradería y apoyo mutuo en la lucha. Se ha formado un gran grupo de contención. Algunos ya tienen a sus hijos en casa y otros aún siguen dentro de la cárcel.

También han apoyado a la familia de Agustín David Maril, malabarista argentino de 20 años. El jueves 23 de enero, pasada las nueve de la noche, tres carros policiales acorralaron a los manifestantes en la esquina de Ramón Corvalán y se bajaron diez policías de cada vehículo. Se llevaron detenidos a tres jóvenes, entre ellos estaba Agustín. Los trasladaron a la 33 comisaría de Ñuñoa, un retén conocido por las golpizas y torturas a detenidos durante los primeros meses del estallido. Agustín está imputado por haber participado en un supuesto lanzamiento de una bomba molotov, algo que él niega en la versión que entregó a su defensor Arturo Vergara. 

Su madre y sus hermanas están solas en el país.

OFAPP surgió entre las familias que esperaban en las filas durante los días de visita, a las que les tocaba la misma sala y los mismos días de encomienda en Santiago 1.

***

El proyecto de ley presentado en el Senado busca entregar el beneficio de indulto general a quienes hayan sido imputados o condenados por hechos ocurridos en protestas, manifestaciones o movilizaciones sociales, o con ocasión de ellas (probando esta circunstancia presentando la prueba indiciaria o cualquier otro medio probatorio), entre las fechas del 7 de octubre de 2019 hasta el día de presentación del proyecto de ley (9 de diciembre de 2020).

Según sus promotores, “se fundamenta en un estricto enfoque de promoción y defensa de los derechos humanos”.

Algunos de los hechos que se pretende indultar corresponden a delitos descritos en el Código Penal, en el contexto del Estallido Social, como incendio; porte de artefactos incendiarios; quebrantar el orden público; falta respeto o desobedecer a la autoridad pública o maltrato de obra a Carabineros (descrito en el Código de Justicia Militar), entre otros, y hechos delictivos descritos en la Ley 12.927 sobre seguridad del Estado.

Frente a este proyecto de ley la Coordinadora 18 de Octubre es crítica ya que no se plantea hacerlo para una generalidad en los casos. “[Con el indulto general] se evalúa caso a caso a quién se le entrega, no se va a evaluar a todas las personas bajo un mismo criterio, por lo tanto, pone en riesgo que todos puedan acceder al beneficio”, explican.

Por esta razón insisten en que el objetivo debe ser lograr una amnistía sin condiciones en donde “se abra un camino de lucha para todos los y las presas”.

También critican a la clase política por el actuar que han tenido frente a los casos de detenidos durante la revuelta.

“Esto no apareció por iluminados políticos, que en un momento se dieron cuenta de que existe una situación de prisión política, sino que es porque ha habido, desde hace más de un año, una lucha permanente en las calles y territorios exigiendo su libertad”, explican.

Al final de la mañana se siente el ruido de la conversación de la gente. María Soledad relata que está en el ayuno para que su hijo se sienta acompañado a la distancia, para que no se sienta olvidado.

-Es un orgullo tener el hijo que tengo-, dice y sus ojos se vuelven acuosos.

Total
18
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.