Así se vive La pandemia en los ghettos verticales

08 de Abril de 2017/SANTIAGO Tematicas de Edificios en la Comuna de Estacion Central FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Explosión de servicios de deliverys, falta de espacio para realizar cuarentena y colapso de algunos espacios comunes son algunas de las problemáticas que aquejan a los residentes de los famosos “ghettos verticales”.

Como una pequeña ciudad podrían definirse las enormes torres residenciales construidas en Estación Central, en las que pueden llegar a ser habitadas por 774 familias, principalmente extranjeras.

Debido a la pandemia, muchos se vieron enfrentados a la verdadera realidad de lo que significa habitar una superficie que, en muchos casos, no supera los 30 metros cuadrados.

En una crónica publicada por Salud con Lupa y posteriormente replicada por la BBC, es posible reconocer los crudos testimonios de algunos de los habitantes de esas construcciones.

“Por fuera, los edificios lucen normales; pero por dentro un flujo constante de personas interrumpe el confinamiento, como si las torres fueran en realidad una gran galería de tiendas

Según detalla el texto, muchas familias perdieron sus fuentes de ingreso debido a la crisis sanitaria, por lo que se han visto en la necesidad de buscar nuevas formas de obtener dinero, viendo en los servicios de venta con despacho una oportunidad. Es así como estos edificios se han convertido en un verdadero mercado, en los que se ofrece desde productos esenciales hasta globos para cumpleaños.

Sin embargo, lo que parece ser una solución terminó siendo una situación perjudicial para la salud de sus habitantes, puesto que este tipo de servicios han propiciado la expansión del virus por el edificio.

Total
3
Shares
1 comment
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.