Artistas que demandaron a director de la Escuela de Arte de la UDP por acoso laboral cuestionan su participación en artículo sobre dificultades de las mujeres en el arte

Tres artistas y exacadémicas afirmaron que el director de la Escuela de Arte de la Universidad Diego Portales, Ramón Castillo, entrevistado para una nota de este medio, “no es voz autorizada para hablar de las dificultades de las mujeres artistas”, ya que ha debido enfrentar demandas por acoso laboral por parte de ellas.


A raíz del artículo Mujer y Arte: el difícil camino de las artistas chilenas, publicado el pasado martes 8 de junio en la web La Voz de los que Sobran, tres creadoras nacionales cuestionaron a través de una carta publicada en la web de la revista Artischock, la inclusión como fuente del director de la Escuela de Arte de la Universidad Diego Portales (UDP), Ramón Castillo, ya que sostienen que “no es una voz autorizada para hablar de la vida, obra y vicisitudes que reconocidas artistas visuales chilenas tuvieron que enfrentar para intentar hacerse un lugar en la historia del arte”.

Las artistas y ex docentes de la UDP Viviana Bravo Botta, Jessica Briceño Cisneros e Isidora Correa Allamand afirmaron que Castillo ha sido la figura central en cuatro demandas interpuestas en el sistema judicial por artistas que trabajaron bajo su dirección. Tres de ellas, realizadas por mujeres, de las cuales dos están aún en curso.

“En ellas se denuncia principalmente acoso laboral, hostigamiento, prácticas discriminatorias, conductas inapropiadas con características de acoso sexual y complicidad en el acto de acoso ejecutado por terceros”.

Las demandantes señalaron que Ramón Castillo, como director de la Escuela de Artes de la UDP, despliega un tipo de relación laboral donde la manipulación y el abuso están presentes en distintas dimensiones.

“Siendo dos de nosotras parte del equipo directivo, y las tres docentes, vivenciamos estas prácticas individualmente y en distintos períodos. Estas dimensiones se refieren a modificaciones unilaterales de labores, no reconocimiento de acuerdos, disminución arbitraria de horas laborales o aumento injustificado de trabajo, discriminación, acoso y hostigamiento dentro y fuera del espacio laboral”.

Precisaron también que las demandas son independientes y se presentaron en diferentes años (entre 2017 y 2021) contra la UDP, en los Tribunales del Trabajo como exige la legislación chilena en casos de conflictos laborales.

“Las tres demandas evidencian que Ramón Castillo buscó la forma de apartarnos, generó un ambiente hostil y finalmente bloqueó nuestro desarrollo académico en la institución a pesar de nuestras buenas evaluaciones docentes y administrativas”.

Sostienen que la forma de actuar del demandado también afecta la relación con académicos, ayudantes y estudiantes, “por lo que estamos conscientes de que nuestra experiencia es al mismo tiempo colectiva”.

Aseguran además que las motivaciones de sus acciones judiciales se asientan, además, en que los hechos ocurrieron en una institución educacional donde debiese primar el trato ético y el diálogo bajo la diversidad de opiniones. “El impacto de este actuar abusivo entonces se irradia en la formación de los futuros artistas y repercute en la calidad de la educación que reciben”, hicieron notar.

Por último, las artistas reiteraron que más que señalar que Castillo no es una voz adecuada para abordar temas de género, “cuestionamos si él es una voz válida para referirse a las dificultades que enfrentamos las mujeres artistas en el desarrollo de nuestras carreras. Nuestra respuesta al artículo comparte algunos elementos a la reflexión para que las y los lectores saquen sus propias conclusiones”.

A su vez, Ramón Castillo declinó referirse a las declaraciones de las exdocentes, “No puedo responder pues esta situación es muy delicada y compleja, que involucra a muchas personas e instituciones, procesos legales en curso e información de la que no disponemos.  Por el momento, la racionalidad y la verdad obliga a no reaccionar de forma prematura”.

Total
57
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts
Leer más

Luis Sepúlveda vive al sur de Francia

A tres meses de su muerte, una librería infantil en Albi expuso en su vitrina un homenaje al escritor chileno. Diversos títulos, ediciones de bolsillo, ilustradas y otras de colección, destacan el legado literario de sus historias que forman parte del currículum escolar a nivel nacional. Unos cientos de kilómetros al oeste, una compañía de teatro cumplió 20 años adaptando cuatro obras del autor. Este es parte del extenso alcance de la obra de Luis Sepúlveda en Francia.
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.