Alejandra Matus: “El Sename existe porque como sociedad abandonamos a los niños”

Alejandra Matus

Asimismo, la periodista Alejandra Matus señaló en el programa Mentiras Verdaderas de La Red que somos una “sociedad hipócrita” respecto a este tema.


“Instituciones como el Sename existen porque como sociedad abandonamos a los niños”

Con estas duras palabras, la destacada periodista Alejandra Matus se refirió a la crítica y ya conocida situación de los hogares de menores pertenecientes al Sename.

[Relacionado]
«Yo no he visto a nadie hablar de expropiación»: Alejandra Matus para en seco a Bernardo Fontaine tras discusión sobre nuevo sistema de pensiones

Para Matus, estamos en frente de una “sociedad hipócrita”, acusando que la gran mayoría de los niños “han sido abandonados o severamente dañados en sus derechos antes de ser enviados a estas instituciones”.

En medio del panel político de Mentiras Verdaderas, apuntó: “Tenemos esa cierta hipocresía de culpar al Sename como si nosotros no tuviéramos nada que ver, no tuviéramos ninguna responsabilidad de los niños que están en la calle”

Para explicarlo mejor, pone un ejemplo concreto:

“Se contratan a mujeres como empleadas puertas adentro, sin preocuparse dónde y cómo quedan sus hijos. ¿Nos hacemos esas preguntas? Luego entran al Sename, crecen, salen, cometen delitos y los queremos matar”

Finalmente, aseguró que: “nos compadecemos de ellos cuando son niños, después los queremos en la cárcel por siempre cuando ya son adultos, pero no hacemos nada por evitar que los niños sean institucionalizados”.

Revisa la intervención de Alejandra Matus:

Total
1K
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.