“Ahora que estamos todas, ahora que sí nos ven”: La acción por el aborto legal que desafió a Argentina en 2018

Fue el 8 de agosto de 2018 cuando se realizó la acción histórica de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Argentina: concentrarse fuera del Congreso de la Nación mientras se daba la votación en el Senado por el proyecto de ley por un aborto legal. Hoy, se recuerda este momento el 28 de septiembre, el Día de Acción Global por un aborto legal y seguro.

Agostina Felice, militante feminista de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito de Argentina, recuerda ese 8 de agosto como un día frío y lluvioso. “Yo creo que fue el año más lluvioso hace quizás cuántos años”, dice. Era pleno invierno en Argentina. “Era la primera vez que se trataba efectivamente [el proyecto], nunca habíamos llegado a tanto, entonces íbamos a estar ahí a como dé lugar, llueve, truene o nieve”, agrega.

La planificación de esa concentración partió casi un mes antes del día de la votación. Se realizaron asambleas semanales con organizaciones sociales y reuniones con las autoridades del Gobierno y la policía nacional, para planificar el espacio público y tomar todas las medidas de cuidado posibles. Todo esto para estar presentes durante la votación en el Senado sobre el proyecto que legalizaría el aborto.

“Sabíamos que no podíamos no estar sosteniendo la calle, que es un espacio de disputa política fundamental para nosotras, durante el tratamiento en el Senado que, además, sabíamos que teníamos el terreno bastante más rígido (…). La presencia en la calle era aún más fundamental en Senado, que lo que fue en Diputados”, dice Agostina Felice, militante feminista de la campaña de la regional zona norte de la Provincia de Buenos Aires.

Ese 8 de agosto, frente al Congreso de la Nación se encontraban dos áreas de manifestación: la que se negaba al derecho a decidir y la que estaba a favor del aborto legal. Por el lado de Avenida de Mayo hasta Avenida Belgrano estaba el área en contra del proyecto; y desde Avenida de Mayo hasta Avenida Corrientes, la proaborto legal.

Dentro de esta última, se encontraban tres escenarios en los cuales, durante todo el tiempo de discusión dentro del Congreso, se realizaban intervenciones artísticas y presentaciones musicales. Sus nombres eran Dora Coledesky, Lohana Berkins y Cecilia Lipszyc, activistas que son significativas dentro del movimiento político de los feminismos argentinos.

Agostina fue parte del equipo a cargo del escenario Lohana Berkins. Desde ahí, que era el escenario más cercano al Congreso, ella podía ver a la multitud que se había reunido: “Hubo 2 millones en la Ciudad de Buenos Aires, lo cual duplicó la cantidad de personas que había asistido el 13 de junio [durante la votación en la Cámara de Diputados], la masividad era impresionante”.

En los escenarios se realizaron actividades culturales durante todo el día, mientras que en otros espacios se llevaban a cabo talleres bajo el contexto de la legalización del aborto. “Necesitamos que también haya otros espacios de discusión, paneles, debates, porque justamente hay muchas que quizás se acercan no siendo parte de espacios de discusión entonces llevar a la calle la discusión política es fundamental”, dice Agostina.

También se encontraba la carpa oficial de la Campaña. En ella, se repartían los materiales, como el simbólico pañuelo verde, por aportes voluntarios de cada persona que lo quisiera. En esta misma carpa también trabajaba la Comisión de Mística, quienes se encargaban de que las personas que quisieran maquillarse y ponerse brillos en el rostro, lo hicieran.

“A nosotras nos decían el Lollapalooza feminista, pero en realidad era mucho más que eso. En términos de masividad eran 10 Lollapalooza o más. Esto era parte de una organización política, autogestionada, feminista, colectiva. Nadie era experta en lo que hacía y salió así de bien”, opina Agostina.

Frente a los obstáculos que tuvieron que enfrentar ese día, el principal se debió a la cantidad de personas que asistieron al bloque verde. Según Agostina Felice, “en realidad no es una dificultad porque era lo mejor que nos podía pasar, que hubiera tantas personas, la dificultad era la enormidad de lo que estaba sucediendo”.

***

Actualmente, el aborto en Argentina es un delito descrito en el Código Penal. Sin embargo, existen excepciones en donde el aborto no es punible, como en el caso de riesgo para la vida de la mujer o persona gestante y en casos de violación.

En 2018, fue la séptima vez que el proyecto de ley fue presentado al Poder Legislativo, y ha sido la única en que se ha discutido en el Congreso. En primera instancia, el 13 de junio del mismo año, fue aprobado por la Cámara de Diputados con 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención. Luego, en el Senado, el 8 de agosto, con 38 votos en contra, 31 a favor, 2 abstenciones y 1 ausente, el proyecto fue rechazado, dejando la discusión fuera de la tramitación legislativa durante un año.

El proyecto de ley presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, busca principalmente hacer legal la interrupción del embarazo hasta la semana 14 (tercer mes de gestación) inclusive; y más allá del plazo establecido, toda mujer o persona gestante podría abortar si el embarazo fue producto de una violación y si estuviese en riesgo la vida o la salud integral de ésta.

***

La discusión dentro del Congreso ese 8 de agosto, duró 16 horas. Todo ese tiempo la Campaña y quienes se posicionaban a favor del aborto legal, seguro y gratuito, se encontraron fuera del edificio.

“Hubo 2 millones en Ciudad de Buenos Aires, pero en el resto del país mientras tanto había actividades también. Hubo algunas regionales de la Campaña que mandaron autobuses, Rosario, una localidad en la provincia de Santa Fe, fue un caso. Para esa fecha viajaron más de 20 autobuses”, recuerda Agostina.

El sentimiento general de los y las presentes, según Agostina, era de resistencia. “La verdad se vive un clima muy hermoso, muchas veces se cuestiona la alegría en la organización, pero desde cuándo el feminismo se construye desde la solemnidad”, dice.

Durante esas horas, aparte de las actividades culturales y políticas, también transmitían lo que sucedía dentro del Congreso. A pesar de las dificultades técnicas que existieron como consecuencia de la lluvia, lograron estar continuamente conectadas con la discusión.

“En general, mostrábamos las intervenciones que expresaban nuestra línea como campaña, pero también poníamos a los antis y ahí la gente empezaba a abuchear porque además se dijeron barbaridades”, cuenta Agostina.

Existieron intervenciones de senadores que hicieron noticia por su polémico contenido, ejemplos de éstas son las de Rodolfo Urtubey (senador por Salta), quien mencionó que “hay algunos casos donde la violación no tiene esa configuración clásica de la violencia (…) por ejemplo, en el abuso intrafamiliar, donde no se puede hablar de violencia, pero tampoco se puede hablar de consentimiento, sino de una subordinación o sujeción”. Días después, el parlamentario se arrepintió de sus dichos y explicó sus declaraciones.

“Fue una locura total, son personas que están desempeñando un rol donde deberían cumplir con lo mínimo que plantea la Constitución y de repente dicen barbaridades como ésta”, dice Agostina Felice.

Ese 8 de agosto, la discusión dentro del Senado fue mucho más compleja que en la Cámara de Diputados.

“Durante el tratamiento en el Senado sabíamos que teníamos el terreno bastante más rígido, hubo obstáculos incluso respecto al ingreso [al Senado] con el pañuelo, que es nuestro símbolo de lucha”, cuenta Agostina.

Por esto, la acción de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, el estar manifestándose fuera del Congreso durante toda la discusión y posterior votación era fundamental. “No es lo mismo tratar un proyecto de ley con nadie viendo lo que haces, que siendo un tema de interés nacional donde tienes 2 millones de personas afuera esperando tu decisión”, dice Agostina.

La discusión por el aborto legal se había tomado los medios de comunicación y era de interés nacional. “Era algo que se estaba discutiendo en las mesas familiares, ibas a comer a un restorán, parabas la oreja y la mesa de al lado estaba hablando de aborto, entonces había calado muy hondo en los núcleos familiares”, relata Agostina.

“Se discutía en las escuelas, en las universidades, pero sobre todo en la familia. Esto de que una hija se entere de que su madre abortó, y que no lo había sabido en su vida, o una abuela que su nieta había abortado… que las mujeres se transmitieran sus experiencias de aborto y que no lo habían hecho en sus vidas, todo eso generó una sensibilidad”, agrega.

***

Ya habían pasado más de 12 horas de discusión y había llegado el momento de la votación. Desde la Campaña, se movilizaron hacia el escenario Dora Coledesky ubicado en la Avenida 9 de Julio. Desde ahí, todas las mujeres y personas que se habían mantenido en el lugar hasta las 2 de la madrugada esperaban el número de votos.

38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones. El aborto legal, seguro y gratuito había sido rechazado.

Los primeros minutos fueron de tristeza. Sin embargo, y según Agostina Felice, “esa tristeza se transformó en abrazos, sonrisas, la gente siguió agitando, los cánticos y las arengas aparecieron de vuelta, entonces de repente había un clima de celebración, aunque habíamos perdido”.

“Había un clima de festejo, porque el resultado político, de organización y de demostración de poder, aunque en lo institucional y en lo formal fuese una derrota, en lo simbólico y colectivo fue un triunfo, entonces fue una tristeza seguida de un ‘bueno, esto sigue y vamos a seguir estando acá, y mejor estar con alegría’”, agrega. “Estábamos en un contexto de tanto retroceso de derechos, y nosotras veníamos a exigir un nuevo derecho, un derecho humano fundamental… cuando todo era retroceder, nosotras pretendíamos avanzar”, concluye Agostina.

***

El 28 de mayo de 2019 fue presentado por octava vez el proyecto de ley por un aborto legal, seguro y gratuito en Argentina por parte de la Campaña.

La construcción de este nuevo proyecto fue colectiva. “Recogimos todo el debate que se había generado, pudimos escuchar las posturas de los distintos partidos y bloques políticos que fueron parte de la discusión, teníamos el dictamen desde los diputados y diputadas, teníamos el debate histórico, social, político y cultural que se había generado, teníamos que compilar todo eso”, cuenta Agostina.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito posee una comisión redactora que se encargó de realizar esta compilación de información, y escribir nuevamente el proyecto de ley. Este fue aprobado por la plenaria nacional de la Campaña y fue presentado nuevamente ante el Congreso.

Sin embargo, en esta octava vez de presentación ocurrió un hecho histórico.

El actual presidente de la Nación de Argentina, Alberto Fernández, se expresó públicamente a favor del derecho del aborto, tanto en la despenalización como la legalización de éste.

Fue durante la Apertura de Sesiones del año 2020, acto con el que se inicia el período parlamentario argentino, que Alberto Fernández anunció que “dentro de los próximos 10 días presentaré un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo”.

Sin embargo, la pandemia del Covid-19 llegó a Argentina tres días después del anuncio del presidente. Desde esa fecha, el proyecto aún no ha sido presentado.

Desde la Campaña, buscan que el proyecto de ley sea presentado, discutido y votado durante este año, bajo su campaña de #AbortoLegal2020, la cual ha sido mayoritariamente virtual. “No queremos que esto se siga extendiendo en el tiempo porque eso implica que seguirán muriendo mujeres por aborto clandestino e inseguro, implica que seguiremos sin ejercer nuestra libertad y nuestra autonomía”, explica Agostina.

“En cuanto la situación sanitaria nos permita expresarnos de otra manera, por supuesto que lo haremos, porque ganas de salir a la calle tenemos todes, pero bueno, seguimos en campaña, vamos a seguir en campaña y discutiéndolo a cada momento de las maneras más creativas, adecuadas y sin exponer la salud porque es una situación bastante delicada”, finaliza.

Total
1
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Artículos Relacionados
¡Apoya al periodismo independiente! Sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran.
Únete aquí

¡Apoya al periodismo independiente!

Súmate, sé parte de la comunidad de La voz de los que sobran. Así podremos seguir con los reportajes, crónicas y programas, que buscan mostrar la otra cara de la realidad, esa que no encontrarás en los medio de comunicación hegemónicos.