Académica Alejandra Botinelli, sobre los discursos de la élite: “La anomia es una muletilla”

La académica de la Universidad de Chile y Doctora en Estudios Latinoamericanos conversó con La Mesa De Las Que Sobran de los problemas de la élite para comprender el proceso que está viviendo el país, “los que abrieron el camino fue el pueblo organizado”, comentó.

Alejandra Botinelli conversó en el programa sobre los problemas de la élite para comprender el fenómeno de las protestas sociales desde el 18 de octubre “La anomia es una muletilla, la anomia se está usando para decir algo que algo que no tenemos idea de lo que está pasando, además como ellos no están en la calle no entienden ese roce, esa relación”, comentó.

“Por ejemplo en la imaginería de esta revolución el saltar es muy importante, el salto. Yo me acuerdo haber escrito en una declaración que sacamos en el senado universitario que todo comenzó con el salto de los torniquetes del metro y nos discutieron mucho los otros colegas, ese es el acontecimiento que abre la historia, eso no los entiende las élites porque están en otra”, comentó.

Además ella recalcó que. “Los que abrieron un camino fueron, efectivamente ante una institucionalidad política compleja, fue el pueblo organizado espontáneamente y a mi me parece eso clave”, comentó.

Por otro lado, Botinelli señaló que si existe un gen anómico importante en el país. “La forma anómica más evidente tiene que ver y es producida por el poder represivo, ahí hay un gen anómico gravísimo para nuestra sociedad hoy en día”, comentó.

“El estado opresor es la narrativa de las tesis, porque es una síntesis mayor de otro nivel”, señaló agregando que “El estado nos viola en el sentido simbólico y literal, nos pone CAE, nos vulnera derechos y en ese sentido, en la cuestión de la anomia de estas políticas represivas sin normas, sin ley, están generando regímenes anómicos porque la violencia no se autoregula”, comentó.

Además puso un ejemplo. “Hay un estudio que habla del síndrome Nagasaki. Hiroshima todo fue tremendo, la catástrofe, pero tres días después vino Nagasaki y saben que la prensa casi no la tomó ¿Por qué?  Porque si la violencia no tiene una intervención, moral, crítica e ilegal, se vigoriza a si misma, no se reprime a si misma y ese es el germen anómico que existe y la anomia está siendo propulsada desde el estado”, aseguró.

Total
13
Shares
Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Related Posts